Scarleth Pérez

León.- Hace 4 años Giovanni empezó su batalla contra el cáncer; ahora, en su cumpleaños número 6 fue condecorado Soldado Honorario. El pequeño está en la recta final de la enfermedad, su familia, vecinos y muchas personas de buen corazón, hicieron realidad su sueño de convertirse en soldado.

Bajo el rayo de sol, en punto de las 15:00 horas, un centenar de personas se dio cita a las afueras del domicilio de Giovanni en la calle Roberto Plascencia Saldaña en la colonia León 1. Dos camiones del Ejército, 15 elementos, decenas de ‘Bikers’ (motociclistas), los payasitos Tintín y Sandy Pequitas, vecinos y familia, se conglomeraron al centro de la calle, mientras un soldado desviaba el tráfico para no interrumpir la reunión.

Sentado en una carriola roja, sin poder registrar visualmente lo que sucedía a su alrededor, Giovanni fue saludado por los soldados, quienes al llegar se pusieron a su servicio como miembros del cuarto regimiento. A partir de ese momento, los uniformados responsables de cumplir el sueño del pequeño quedaron a disposición de él.

Foto: Scarleth Pérez

“Nuestra misión es hacerle cumplir a los menores sus sueños de ser integrantes; lo llamamos Soldado Honorario. Al llegar aquí, le decimos al soldado honorario, en este caso Giovanni, que estamos a sus órdenes y que a partir de este momento pertenece a las fuerzas armadas como un elemento más de esta base de operaciones”, dijo el teniente Arma Blindada, León Felipe Suárez.

El teniente apuntó que, al presentarse al Soldado Honorario se adaptan a los deseos del menor o a las necesidades de la familia. La misión de los elementos termina al escoltar al Soldado Honorario hasta el sitio en el que se realizará su festejo.

Una gran familia

Foto: Scarleth Pérez

La celebración de aniversario fue organizada rápidamente, pues el diagnóstico médico no es favorecedor para el pequeño. Al conocer esto y compartirse entre conocidos, provocó que muchas personas se sumaran a la que su familia y conocidos mencionan, podría ser la última fiesta.

“Nosotros conocimos a Giovanni en su cumpleaños pasado y desde entonces nos tocó el corazón. Ya es de nuestra familia”, dijo Sandy Pequitas, payasita organizadora de la fiesta a Geovanny.

Sandy y Tintín han compartido la vida con el pequeño en este último año, mencionaron que al conocer el último diagnóstico médico, no dudaron en cumplirle su último sueño: “no imaginamos que tanta gente se iba a sumar”, apunto Tintín.

Por parte de los Bikers, Sandra, integrante del Club Diablos —pieza clave en la organización—, reconoció lo admirable que es Giovanni para muchos, “para nosotros es un ejemplo a seguir, es un niño muy pequeño que está luchando contra la gran batalla del cáncer, es un gran angelote para todos nosotros”.

El terreno de un tianguis de motos en la colonia Santa Julia fue el inmueble prestado para la celebración de Giovanni. Desde la León 1 y hasta la Santa Julia, Giovanni fue escoltado.

“No hay mucho tiempo”

Giovanni ya fue desahuciado, dijo su tía, quien compartió a Correo que, en un momento del tratamiento del pequeño, resultó víctima del desabasto de medicamentos, motivo que habría acelerado su decaída.

“Ahora ya sólo queremos cumplirle su sueño de ser soldado, ya no hay mucho tiempo”.

Los vecinos, parados desde la banqueta, algunos con el celular en las manos y niños entre brazos, veían la comitiva de Giovanni salir de la calle.

A doña Elisa, las lágrimas le rodaron por las mejillas: “tenía muchas ganas de vivir y ya nos dijeron que pronto se irá”.

En la calle Roberto Plascencia muchos conocían al pequeño sobreviviente, ahora saben que pronto partirá.

ac