Óscar Jiménez

León.- Por medio de cuatro amparos que se han promovido, los socios fundadores del Club Social y Deportivo León A.C., buscarán que se cancele la venta del Estadio León para regresar todo a su estado original.

Lee también: ¿Punto final? Archivan demandas por el Estadio León pero preparan contragolpe

A través de una conferencia de prensa, los socios dieron a conocer que actualmente se trabaja bajo cuatro amparos conformados, principalmente, por el ‘desconocimiento’ de socios que tuvieron que ser involucrados en las operaciones, pero también, ante el no pago de impuesto sobre la renta de Roberto Zermeño tras la última compra del Estadio León por medio de Fieracapital Inmobiliaria (Grupo Pachuca).

“Se dijo que quedaban exentos de pagar impuestos porque se dedicaban a promocionar el deporte y beneficiar la salud de los mexicanos, y por ese hecho no pago el ISR por 58 millones pesos. ¿Qué pasa con esto? Que, al falsear información ante el notario, anula toda la operación de las cuatro escrituras a las que nos hemos avocado. Esas escrituras tienen muchas mentiras”, señaló Octavio López de Alba, representante de los socios fundadores.

Te puede interesar: Ni facilidades ni descuentos, la venta de Estadio León fue legal: López Santillana

Ahora, la idea de los socios fundadores de la asociación apunta a señalar que las escrituras hechas no tengan legalidad jurídica y, por lo tanto, Roberto Zermeño no tendría personalidad jurídica para seguir en el proceso, y todo desembocaría a su estado original, es decir, los terrenos -y estadio- pasarían a manos de los socios fundadores del Club Social y Deportivo León A.C.

“Queremos que todo lo que ha sucedido quede en manos de los únicos asociados permanentes que son los fundadores, palcos y plateas.  Si logramos la situación de los amparos todo volverá a la calma”, dijo López de Alba.

Foto: Cristina Muñoz

“Es lo que yo llamo el gran fraude de la ciudad de León”, consideró el doctor Primo Quiroz; “No tenemos nada en contra de las personas que están dentro del Club León, sino que nos han hecho a un lado y nadie nos ha tomado en cuenta”.

Se estima que el procedimiento de los amparos dure alrededor de seis meses en resolverse, aunque hay otro juicio en el que se demandó al ingeniero valuador por supuestamente, haber obtenido registros digitales de manera ilícita del municipio, y ello, podría recortar a días un avance en el caso.

Por otro lado, se confirmó la suspensión de los folios de procedimientos relacionados al Estadio León y al terreno que antes había sido destinado para el Museo Nacional de la Piel y el Calzado, por lo que al menos, mientras que resuelve, estos lugares no podrían tener ‘movimientos jurídicos’ ni nuevos procedimientos en los registros.

Finalmente, no se descarta que el grupo de socios fundadores recaiga en la Secretaría de Administración Tributaria y en su Unidad de Inteligencia Financiera para señalar el hecho de que no se pagó Impuesto sobre la renta en la última operación del Estadio León.

“Para informar que el notario no comunicó la retención de impuestos; en algún momento son multas, actualizaciones y hasta defraudación fiscal”, finalizaron los socios fundadores que también han señalado la compra a menor precio del Estadio León de acuerdo a su valor catastral.

MD