Manuel Arriaga

Manuel Doblado.- Un socavón de casi dos metros de diámetro en la superficie, pero hasta ocho en el interior, apareció este miércoles sobre la carretera federal Manuel Doblado-Cuerámaro, entre las comunidades Zapote de Adjuntas y el Pitayo.

El socavón apareció cerca de las 16:30 horas y obligó al cierre de la carretera. El agujero tiene una profundidad de hasta 4 metros y representa un peligro para los automovilistas que transitan por el lugar.

A manera de prevención, se ha cerrado la carretera y se mantendrá así hasta que se realicen las reparaciones correspondientes.

Aunque el socavón solo afecta de manera directa uno de los dos carriles de circulación, el otro carril presenta deslave de las terracería de cimentación por lo que, el agujero podría ampliar su tamaño en las próximas horas.

Hasta el momento las autoridades no han informado sobre alguna hipótesis del origen del problema.

Se anunció que la carretera estará cerrada varios días pues aunque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) fue quien llegó a atender y reparar el agujero, el Municipio tendrá igualmente que realizar reparaciones en el camino de acceso a Zapote de Adjuntas.

No solo en Manuel Doblado

Solo el pasado 9 de agosto, en la carretera Puerto Interior- Romita se registró la aparición de otro gigantesco agujero que obligó a cerrar la circulación.

Este hoyo también de aproximadamente dos metros de longitud se encontraría en el tramo de la glorieta de la comunidad Bajío de Bonillas rumbo a la carretera federal 45. Aparentemente, la causa fue el colapso de un tubo.

LC