Karla Silva
Silao.-
La mayor central obrera de los Estados Unidos y Canadá se mostró preocupada ante la aparente negativa del sindicato cetemista “Miguel Trujillo López”, de cumplir la orden de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para la reposición de la consulta de legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) con General Motors Complejo Silao, luego de que se acreditaran graves violaciones al proceso.

La Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales, conocida como AFL-CIO, habló sobre la evasiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica, Sidero-Metalúrgica, Automotriz y Proveedoras de Autopartes en General, de la Energía, sus Derivados y Similares de la República Mexicana, para programar una nueva votación con empleados de la armadora automotriz de origen estadounidense.

En el marco de la reforma a la legislación promulgada en 2019 y de conformidad con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el Sindicato pidió a la Secretaría supervisara la votación llevada a cabo el 20 y 21 de abril de este año y tras advertirse la violación de urnas y destrucción de boletas con votos ya emitidos, fue suspendida por la autoridad y se presentó una denuncia penal por la posible comisión de un delito.

Te puede interesar:

Fue entonces que el 11 de mayo la Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema del Justicia Laboral resolvió otorgar un plazo improrrogable de 30 días naturales a partir de la notificación al Sindicato, para la reposición de los eventos de consulta, además de que éste debía informar a los trabajadores y a la misma Secretaría al menos 10 días previos al a votación, lo que no ha ocurrido.

De restar importancia a lo anterior “significaría que un sindicato que fue acusado públicamente por manipulación del voto por la autoridad laboral puede tener permitido retener el control del convenio colectivo de manera indefinida, sin consecuencias o sanción, y a pesar de que la mayoría de los trabajadores que pudieron votar votaron en contra del contrato de la CTM”. Además se dijo que la inacción exacerbaría la Denegación de Derechos asentada en la queja iniciada por la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos. (USTR por sus siglas en inglés).

Por lo anterior, la AFL-CIO pidió a México que actúe de inmediato y proteja los derechos de los obreros de la GM en Silao a través de la convocatoria a una votación libre y justa con participación de los inspectores de la STPS para prevenir se intimide a los empleados y que se cometa fraude; que se investigue las acciones en los últimos años de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y de la empresa, en las que se advierte el despido injustificado de personal y el hostigamiento a disidentes sindicales.

“Hacemos un llamado al USTR para que utilice agresivamente el mecanismo de aplicación del T-MEC para enviar un mensaje claro de que no se tolerará el fraude, la intimidación y las represalias contra los trabajadores que exigen sus derechos democráticos”, se dijo como parte de la postura, en tanto ni la STPS ni el Sindicato han hecho pronunciamiento alguno.

MD