Staff Correo

León.- El pasado 2 de julio, una tragedia desató una serie de acciones por parte de los habitantes de la comunidad de San Juan de Abajo en León que los llevó a una desesperación mayor de la que ya vivían. Un adolescente de 16 años se encontraba “robando” la energía eléctrica cuando una descarga eléctrica lo tiró y lo mató en el acto.

Tras este hecho, vecinos acudieron a la presidencia municipal de León para exigir postes de luz para las calles que no tienen acceso a estos y así evitar futuras desgracias como la ocurrida con ‘Richard’.

En esta zona es común que quienes tienen acceso a la energía eléctrica le “pasen” la luz a quienes no cuentan con este servicio, cobrando a cambio. Es por esta situación que el cableado se encuentra a ras del piso, lo que, a decir de los lugareños, puede traer problemas pues en el lugar viven niños y adultos mayores que podrían tener un accidente en cualquier momento.

Sin embargo, al revisar el tema, las autoridades se encontraron con una problemática aún mayor. Estas personas no solo viven sin acceso a la electricidad sino que 15 casas se encuentran en un riesgo constante debido a que fueron edificadas sobre ductos de Pemex.

Esta situación no solo imposibilita a las autoridades a colocar los postes que los pobladores desean sino que además podría implicar que en algún momento estos tengan que abandonar sus viviendas. Para esto el Instituto Municipal de Vivienda (Imuvi) de León ya les ha ofrecido reubicarse en un terreno de la colonia Periodistas Mexicanos, donde los afectados tendrían que volver a construir, para lo que se les daría un crédito por el que pagarían mil 700 pesos mensuales.

Los habitantes rechazan esto. Muchos conocían de la situación en la que vivían, pues al escarbar en la zona ya habían notado los ductos, pero la falta de recursos no les permite salir de esta zona ni acceder a algo mejor. Otros vivían ignorantes hasta ahora.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) había colocado postes de luz únicamente en las calles principales en 2010, pero ahora para colocarlos en las calles restantes, se necesitará el permiso de Petróleos Mexicanos.

La violencia es la única que no los abandona

Foto: Correo

Los asesinatos y el hallazgo de cuerpos también son frecuentes en la zona, pues, la violencia es otra de las problemáticas a las que la gente de la comunidad se tiene que enfrentar constantemente.

El pasado 13 de mayo el cuerpo de una persona fue localizado envuelto en cobijas y con huellas de violencia.

Un joven de 24 años había sido víctima de un ataque a balazos en el camino de terracería ‘San Felipe’ el 18 de abril de este mismo año. Presentaba disparos en la cabeza.

Unos días antes, el 7 de abril, un hombre fue localizado sin vida y con impactos de arma de fuego en un terreno baldío de esta comunidad pegada a la carretera León-Aguascalientes.

El 22 de febrero cuando apenas se ocultaba el sol, en plena calle principal, otro hombre fue asesinado a balazos mientras iba en su bicicleta.

LC