Staff correo

Guanajuato.- La Covid-19 sigue cobrando vidas. Este jueves, la Secretaría de Salud reportó otra víctima que pone en alerta a todos: una paciente originaria de León que tenía 31 años.

A pesar que el municipio ya se habían aplicado las primeras dosis de la vacuna Sinovac a este sector de la población, la joven no había recibido la vacuna.

Lo más alarmante es que no presentaba ninguna comorbilidad que explicara que su estado de salud se debilitara hasta perder la batalla.

También se reportó la muerte de 7 personas más de entre los 40 a los 70 años: dos en León, Villagrán (1), Jerécuaro (1), San José Iturbide (1), San Miguel de Allende (1) y Celaya (1).

De estos solamente el paciente de Celaya que tenía 53 años no sufría de alguna enfermedad, pero no estaba vacunado.

La resistencia a la inmunización continúa

A pesar de que se han intensificado las campañas para evitar la desconfianza a las vacunas desarrolladas para combatir este virus, la negación continúa.

Muestra de ello, es que de los 8 fallecidos reportados, ninguno tenía su esquema completo, solamente tres tenían una sola dosis.

dm