Fotos /Carlos Ontiveros

Lourdes Vázquez
Guanajuato.-
La Universidad de Guanajuato (UG) no puede dejar de cobrar las inscripciones de alumnos, pues de lo contrario dejaría de otorgar alrededor de 8 mil becas y apoyos a estudiantes que lo requieren y para lo cual se destinan alrededor de 20 millones de pesos anuales, señaló Jorge Alberto Romero Hidalgo, secretario de Gestión y Desarrollo de la casa de estudios 

Refirió que las cifras dadas por la diputada de Morena, Magdalena Rosales Cruz, respecto a que la Universidad de Guanajuato presenta subejercicios que van desde 498 millones de pesos a 890 millones de pesos desde el 2018, corresponden con la realidad de la institución.

En entrevista, Jorge Romero Hidalgo mencionó que se otorgan alrededor de 8 mil becas de todo tipo a estudiantes.

“Uno de los rubros fuertes es el tema de becas, en diferentes programas desde excelencia, becas de investigación, salud, pero también de vulnerabilidad económica o becas alimenticias, si hay una modalidad enorme de becas, estamos hablando de más de 20 millones de pesos, pero esas son becas directas, pero hay otros apoyos que se destinan a estudiantes como salud, el seguro contra accidentes, hay una infinidad de apoyos que sin esos recursos de inscripciones, le sufriríamos mucho para poder aportar apoyos a estudiantes y hay temas catastróficos en los cuales hemos creado fondos de contingencia para temas muy diversos que son casos especiales, pero que también la Universidad ha sido solidaria con esas personas”.

La inscripción por semestre a la Universidad de Guanajuato es de mil 860 pesos para licenciatura y mil 600 en nivel medio superior, más 120 pesos del costo de seguro contra accidentes.

Dijo que lo ideal es que en un futuro la inscripción sea gratuita, sin embargo, dijo que no son suficientes los recursos para solventar los múltiples programas que se ofrecen en beneficio de los alumnos.

“La Ley General de Educación establece que este esquema será gradual y progresivo y que en los próximos años con el apoyo de la federación y del Estado se podría dar”. 

No obstante, Jorge Romero dijo que la UG, sigue haciendo esfuerzos, pues no solo se debe esperar a que la federación y el Estado manden más recursos, aunque reconoció que siempre los han apoyado.

“La Universidad ha hecho esfuerzos por buscar fuentes alternas de financiamiento, eso tiene que ser un esquema mixto y es lo que se ha hecho en esta administración”.

Recursos hay, insiste Magdalena Rosales Cruz

La cantidad de recursos económicos que recibe la Universidad de Guanajuato de manera anual es suficiente para cubrir incluso la entrega de becas, ello si hubiera más moderación en cuanto al sueldo del rector general, Luis Felipe Guerrero Agripino y los funcionarios de alto nivel, insistió la diputada local de Morena, Magdalena Rosales Cruz.

La legisladora afirmó que la justificación dada por Jorge Romero Hidalgo, secretario de Gestión y Desarrollo de la casa de estudios respecto a que no podría eliminarse el cobro de inscripciones pues ese recurso se destina a becas, resulta insuficiente, en virtud de que además del recurso estatal y federal que recibe, la UG podría establecer otras fuentes de ingresos.

El recurso asignado a la máxima casa de estudios de la entidad en el 2020 fue de 3 mil millones de pesos aproximadamente, lo que resulta suficiente para poder liberar a los estudiantes de la inscripción, señaló.

Magdalena Rosales dijo que además debería haber moderación en las prerrogativas que gozan los altos funcionarios de la UG, “me parece que la vida de altos funcionarios tanto de la Universidad de Guanajuato como de todo el gobierno del estado, pues se han acostumbrado a tener un dispendio abundante con respecto a lo que se percibe, en relación a todos los gastos de la Universidad”.

Rosales dijo que el garantizar la gratuidad de la educación, es una obligación de todas las instituciones educativas, por lo que señaló que buscar la manera de cómo hacerlo, es una de las principales tareas de la UG.

Y recordó que la institución educativa tiene otras fuentes de financiamiento, una de estas es hacer más eficiente las rentas de los inmuebles que son patrimonio universitario derivados de herencias que no fueron reclamadas, “entonces yo creo que es una justificación insuficiente esto que tienen que dar becas”.

MD