Karla Silva

Silao.- Ciudadanos exhiben el incremento en el número de asaltos a transeúntes en las colonias Sopeña, El Progreso y La Joyita; aseguran que si no denuncian es por temor a represalias de parte de los delincuentes, y además, porque las autoridades no realizan las investigaciones correspondientes.

Cansados de la situación, vecinos de las zonas mencionadas y transeúntes que cruzan por esas calles para llegar a sus centros de trabajo, manifestaron que en los últimos meses la situación delincuencial ha empeorado.

“Se pone más difícil cada vez, tal vez porque hay menos gente en la calle porque no hay clases, pero también se ha visto menos a las patrullas por aquí; hace tiempo patrullaban un poquito más”

compartió Virginia “N”, trabajadora del hogar en La Joyita.

La afectada, señaló que tomar el transporte público en ocasiones implica más tiempo que caminar desde su vivienda en la colonia Sopeña. En su trayecto, ha sido testigo de la manera en que los delincuentes acechan a sus víctimas y los despojan incluso hasta de sus herramientas de trabajo.

“Una vez me tocó que me robaran, fui al Ministerio Público porque traía mi teléfono (celular) y otras cosas de valor, pero, fue muy pesado lo que me pedían y mejor ya no fui”,

dijo.

Reconoce que es poco el interés de la población de acudir ante las autoridades.

Otros silaoenses agregan que lo peor de la situación es que los sujetos utilizan armas de fuego y huyen en motocicletas, lo que dificulta que sean interceptados.

Te puede interesar:

RO.