SERENO MORENO. El candidato de Morena a la alcaldía de Silao, Carlos García, no parecía muy angustiado ayer por la mañana que le consulté su expectativa sobre el cómputo oficial de la elección por la alcaldía que, al cierre del PREP le daba una ventaja de menos de 300 votos.

SUS CIFRAS. Decía que con el 100% de sus actas, tenía una ventaja de más de 800 votos que representaban el 1.5% y que si el PAN quería abrir más paquetes de los 27 acordados en el consejo municipal electoral, no tendría inconveniente porque su ventaja se ampliaría por errores en la lectura de las actas que le perjudicaban.

AHÍ VA. Lo de la ventaja de más de 800 votos se confirmaba por la noche al cierre de esta columna. El porcentaje de ventaja evitaría además el recuento total que marca la ley para esos casos.

CON TODO. El PAN envió a vigilar el cómputo, al diputado federal con licencia y virtual ganador de la reelección Jorge Espadas Galván, uno de los más experimentados del blanquiazul en temas electorales. Lo que se sabe es que en el cómputo, no había manera de que el PAN le diera la vuelta y Espadas deslizó la posibilidad de que el blanquiazul impugne la elección. Eso será otra historia.

LAS INSTITUCIONES. Lo cierto es que a pesar de las insuficiencias que mostró el Instituto Estatal Electoral a lo largo del proceso electoral, en términos generales pasó la prueba del ácido. El PAN está en su derecho de ir a los tribunales electorales a impugnar lo que crea conveniente porque debe ser consecuente con el discurso que mostró en lo federal ante las embestidas que desde el gobierno federal y desde Morena se daban en contra del Instituto Nacional de Elecciones.

DEL OTRO LADO. Tras los resultados, el mismísimo morenista Ricardo Gómez Escalante, candidato a diputado federal y rival de Espadas, no tuvo empacho en reconocer la derrota. Claro. No es lo mismo perder por 20 mil votos que por 850. Veremos pues la cascada de impugnaciones que se viene.

PLURIS FEDERALES: ROMÁN, DENTRO; DIANA GUTIÉRREZ, EN VILO

VELADORA ENCENDIDA. Y en el cómputo oficial de votos, la secretaria ejecutiva del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Diana Gutiérrez mantiene la esperanza de ganar una curul por la vía plurinominal pese a que una de las proyecciones del reparto, la deja fuera.

FILO DE LA NAVAJA. Ella es la número 13 de la circunscripción 2 por el PAN y todos los análisis incluyen a Gerardo Peña Flores que es el número 12. El punto es que de manera oficial, el INE aún no determina la votación nacional efectiva, los votos nulos y los que se quedan sin registro.

SIN BRONCA. El que ya retoza tranquilo, sabedor de que estará rindiendo protesta en San Lázaro el próximo 1º de septiembre es el líder estatal del PAN, Román Cifuentes Negrete.

RESIGNADO. El que muy probablemente no alcanzará es el doctor Angel Córdova Villalobos quien fue postulado en el lugar 5 de la circunscripción 2 por parte de Movimiento Ciudadano y hasta el corte, solo alcanzan a entrar 3. Para él, la esperanza de que con ajustes finales le caiga la curul, adquiere tintes de milagro.

 LA DEL ESTRIBO…

Otro de Movimiento Ciudadano, no leonés pero con nexos con la política leonesa, que se quedó con las ganas de ser diputado es Bernardo León Olea, el autor de la estrategia en materia de seguridad relacionada con la policía de proximidad que se implementó en León durante la primera parte del segundo trienio de Héctor López Santillana y que en el último tramo vino a menos porque así lo decidió el secretario de Seguridad Mario Bravo y porque nunca estuvo muy de acuerdo el fiscal Carlos Zamarripa Aguirre, en algunos de sus puntos torales.

No es fácil para los técnicos ingresar al mundo rudo de la política electoral. No todos pueden sobrevivir en el presupuesto para contarlo.

ESTADIO LEÓN: DE LA GUERRA A LA COMPRAVENTA

Hace tres años, el entonces gobernador Miguel Márquez Márquez trataba de aliviar el impacto negativo de la inevitable derrota jurídica en el tema del estadio León con el proyecto de un nuevo estadio que hoy no tiene un solo ladrillo y quizá ni lo tenga en los años por venir.

En 2018, un día como hoy, en una rueda de prensa, exdirectivos como Primo Quiroz, Rogelio Díaz, Guillermo Liceaga volvieron a la carga para acusar a Zermeño de haber falsificado documentos para apropiarse de las decisiones de la franquicia que lo condujeron a lo que hoy tiene: la propiedad del estadio.

No era la primera vez que los exdirectivos dirigían su embestida hacia Roberto Zermeño, villano favorito de muchos en esta ciudad. El exdueño del León, como se sabe, capitalizó a su favor las disputas legales que tuvo con Carlos Ahumada y aprovechó un error en la constitución del Fideicomiso.

En aquél momento y ahora a los gobiernos estatal y municipal de León les convenía que los exdirectivos salieran a torpedear a Zermeño, acusándolo de mil lindezas.

El entonces gobernador Miguel Márquez se limitó a dar las condiciones para el terreno y alimentar la ilusión de un nuevo estadio.

Eso hizo Márquez porque le quedaba poco tiempo en el gobierno. Diego Sinhue retoma el asunto y traza el plan. Perón y olvido ante cualquier responsabilidad de funcionario alguna por perder el estadio y carta abierta para negociar con Zermeño el pago del estadio.

Falló el intento de comprarlo con la venia del municipio. Pero Rodríguez Vallejo le dará la vuelta y buscará a través de la constitución del Distrito León Mx. Con su viejo aliado Juan Carlos Muñoz para aguantar los obuses y las críticas suficiente tiene para poder comprar el estadio en pedacitos.

Si los próximos síndicos: Arturo Sánchez Castellanos y la propia Leticia Villegas Nava, patalean, no harán daño más que encender pasiones. Su voto no será necesario para comprarle a Zermeño. Cambio radical en tres años. Paciencia ha sido la clave. Se cierran los espacios al bronx.

DIEGO SINHUE EN CELAYA: UNA ALCALDESA MÁS QUE LA VUELVE A LIBRAR

Sintomático que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo haya decidido encabezar su primer acto público tras la veda electoral relacionado a seguridad, justo en Celaya, el municipio que durante la mayor parte del primer tramo de su mandato, se convirtió en el principal foco de inseguridad.

Y que justo ahí presuma las luces y las sombras de los resultados de su estrategia en materia de seguridad, acompañado de Elvira Paniagua a quien en varios momentos de su mandato, se le ha visto atribulada y replegada frente a un problema que mostraba su cara más oscura en los momentos en los que se combatía al cartel Santa Rosa de Lima, hoy disminuido.

Rodríguez Vallejo admitió que aún están muy lejos del estado óptimo en esta ciudad pero que la disminución de los homicidios dolosos que es de 450 al cierre de mayo con respecto al mismo periodo del año anterior es una luz de esperanza.

Y ciertamente, los números fríos, dicen que particularmente en Celaya e Irapuato ha bajado la incidencia mientras que en León se disparó. Esos datos justo dos días después de las elecciones que refrendan al PAN como gobierno en Celaya, le permiten a Diego Sinhue, regresar hasta con cierto triunfalismo a uno de los municipios en los que el cartel guanajuatense citado golpeó con tubo y puso en jaque a los gobernantes panistas.

No en cualquier municipio, el gobernador ha sido tan enfático para pedir a los policías no sucumbir a las presiones del crimen organizado; vaticinar que les llegarán ofertas y tentaciones y que no pueden traicionar su vocación y su uniforme, una de las tristes realidades que viven nuestras policías.

Finalmente, Elvira Paniagua, como le pasó a Rubí Laura López, a Ismael Pérez y a Ramón Lemus, podrá presumir que llegó a la otra orilla de su trienio, sí desgastada y en algunos momentos rebasada por la inseguridad pero que la libró y que no entregó el gobierno a un opositor.

Finalmente, aunque con menor amplitud que en León, el PAN vuelve a hacerse fuerte en esa localidad en la prueba de las urnas. Experimentó el voto de castigo en 12 municipios que gobernaba y que ahora perdió, incluidos San Miguel de Allende y Silao pero en los tres más grandes del corredor industrial, la inseguridad no ha derivado en un voto de castigo que lleve a la alternancia.