Karla Silva

Silao.- Dado el desarrollo industrial que Silao ha tenido en las últimas décadas, “debió crecer al menos al tamaño de Celaya”, consideró el alcalde electo Carlos García Villaseñor, quien reconoció que los proyectos de la década de 1990 dejaron importantes adeudos para la ciudad en este rubro.

Al hablar acerca del panorama que enfrenta hoy la ciudad industrial, García Villaseñor, quien encabezará el Ayuntamiento 2021-2024 a partir del 10 de octubre, señaló:

“Hay una deuda muy importante con Silao: una deuda que hace 35 años se planeó. Este tema de (el estudio) Guanajuato Siglo XXI (…) fue la proyección de Guanajuato cuando se cambió la vocación del estado o se le aumentó al estado la vocación automotriz”.

Expuso que, como empresario, hace 35 años participó en el estudio en el que se decidió qué hacer con la entidad. Consecuencia de ello, llegaron a Silao el hoy denominado Aeropuerto Internacional de Guanajuato (AIG), el complejo logístico y de negocios Guanajuato Puerto Interior y la armadora automotriz General Motors.

Foto: Karla Silva

Pero consideró que no ocurrió lo mismo con el desarrollo poblacional.

“La parte industrial creció mucho, pero la parte habitacional y de comercio y servicios, debería de estar por lo menos del tamaño de Celaya y no estamos del tamaño de Celaya, tenemos solamente 200 mil habitantes”, mientras que la población del municipio cajetero supera el medio millón.

Darle a Silao “el rumbo que se merece”

Por lo anterior, compartió García Villaseñor —quien ocupó ya el cargo como presidente municipal de 2000 a 2003—, se realizarán nuevos planes para dar al municipio “el rumbo que merece”.

Te puede interesar: Carlos García Villaseñor se declara ganador en Silao

También detalló que actualmente se trabaja en un proyecto ahora con visión al año 2050, en el que se incluyen dos anillos viales, un libramiento por el río Silao, el embovedado del arroyo del Muerto y la construcción de un nuevo rastro municipal.

“Durante encuentros con asociaciones, organizaciones y colegios de profesionistas, ha quedado claro que los proyectos a largo plazo no pueden generarse y ponerse en marcha solamente con la intervención de las autoridades gubernamentales, sino que es indispensable la participación de la población”, abundó.

ac