Fernando Velázquez

León.-En caso de que la Feria de León no pueda llevarse a cabo este año, el Municipio tendría que explorar alternativas para que los comerciantes que tradicionalmente participan en ella, puedan realizar sus ventas, aunque sea bajo otro esquema.

Así lo sostuvo en conferencia de prensa la regidora Ana María Esquivel Arrona, quien explicó que todavía no se aprecia que la curva de contagios de Covid-19 disminuya de forma importante en la ciudad, por lo que todavía sigue en el aire la duda sobre si podrá llevarse a cabo o no la feria.

En caso de que no sea posible realizarla, entonces se revisará de qué forma podrán vender sus productos los artesanos y productores locales que anualmente se instalan en la verbena.

“No hemos dado por terminado el análisis al 100%, esperando que haya una mejora en los contagios, pero en caso de que sigamos en un semáforo que no nos permita llevar a cabo la Feria, ésta tendría que suspenderse”, dijo.

“Lo que tenemos que cuidar es la salud de los ciudadanos y encontrar estrategias que puedan fortalecer justamente a las personas que se dedican a la vendimia para que obtengan algún recurso de otra manera”, agregó.

ndr