Redacción

México.– Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador dijo que ya no hay espionaje en México y que si existe algún contrato con NSO “hay que cancelarlo”.

El tema fue abordado por el mandatario luego de que hiciera un recuento de las cosas que ya no se hacen en su administración.

“Ya no viaja el Presidente en avión particular. Ya no se tiene al Estado Mayor Presidencial. Ya no se dan estos contratos ‘leoninos’. Ya no hay sueldos elevadísimos como era antes. Ya no hay atención médica privada para altos funcionarios públicos y voy a decir algo: de estos cambios, yo puedo enumerar 100 y lo voy a hacer porque a veces no se dan por enterados algunos y hay que estarles avisando”, dijo.

Agregó también que no hay tortura, represión, masacres, corrupción, lujos ni espionaje.

“A eso quería llegar porque ahora se dio a conocer que se contrataba a una empresa, creo que israelita, Pegasus, para espiar (…) yo quiero que lo sepa todo el pueblo, que se destinaba dinero del presupuesto para contratar servicios del espionaje”, afirmó.

López Obrador aseguró que se espiaba a todos los dirigentes de oposición, a periodistas y a mucha gente. “¿Cómo se espiaba? Tenían equipos sofisticados para escuchar todas las llamadas telefónicas”, agregó.

Asimismo, sostuvo que él ha sido espiado desde años atrás, sin embargo, destacó que ayer se dio a conocer que también espiaban a su esposa, hijos y hasta al médico que lo atiende.

“50 personas cercanas a mí, pero esto no sólo era en mi caso, era a periodistas, a todos. Imagínense, Pegasus, pero era a muchos y se hacía a nivel mundial. Esta empresa se convierte en una noticia mundial porque esto mismo hacían en otros países”, añadió.

Siguen pista a contratos de Zerón por Pegasus

Tras revelarse que el equipo Pegasus habría sido usado en México para espiar en 15 mil teléfonos de periodistas, activistas y políticos, la Fiscalía General de la República (FGR) ordenó a todas las dependencias federales y estatales de seguridad que pudieran tener equipos de software para intervenir comunicaciones, resguardar toda la información relacionada a la contratación de Pegasus y otros semejantes.

Asimismo, solicitó a diversas entidades del gobierno federal reportar si en sus antecedentes se ha encontrado algún contrato con Pegasus, “sin que hasta la fecha se haya tenido respuesta positiva”, indicó. La institución informó que derivado de una investigación exhaustiva de los contratos que suscribió el exjefe de la extinta Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, realizó una serie de diligencias y de cateos periciales, en los que la periodista, Carmen Aristegui participó como testigo.

Como parte de las diligencias, la FGR detectó que la empresa isarelí NSO Group, propietaria del software Pegasus, utilizaba a la maquiladora mexicana KBH TRACK, propietaria del israelita Uri Emmanuel “A” y administrada por Víctor “R”, para el espionaje telefónico a diversos actores sociales en nuestro país.

La Fiscalía General de la República presumió que en dicho procedimiento la periodista, Carmen Aristegui, aportó a un testigo al que calificó de “fundamental”, quien habría proporcionado los datos necesarios para establecer que NSO Group utilizaba a la operadora mexicana KBH TRACK, de la cual obtuvo un disco duro, en el que se “demuestra plenamente que dicha empresa realizaba el espionaje telefónico para diversos solicitantes que aún no se hayan identificados plenamente para efectos judiciales”.

Con información de Sin Embargo y El Universal

Te podría interesar: Pegasus: el software de ciberespionaje de Peña Nieto contra 25 periodistas mexicanos

SZ / EZM