Ojalá viviera como jeque; si es por el bien de México, cedo mi pensión”: Fox

Vicente Fox, expresidente de México. Foto: Archivo.

El expresidente se quejó de que todos los días recibe insultos en redes sociales y  que hasta han llegado a asegurar que es millonario y que vive con un jeque. Dijo que son muchos los retos que enfrentará el próximo gobierno

Jazmín Castro

León.- El expresidente de México, Vicente Fox Quesada, ayer anunció que cederá su pensión por el bien del país; pero esta medida ya se había ‘ventilado’ en la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos e informado el pasado lunes por el Diario Oficial de la Federación.

¿Cuánto pierden?

La pensión de los expresidentes es de aproximadamente 205 mil pesos al mes, es decir, 2.4 millones de pesos al año cada uno, además de seguros de vida y de gastos médicos mayores; además cuentan con el apoyo de auxiliares y elementos del Estado Mayor para resguardar su seguridad, cuyos sueldos se pagan también con dinero público.

En el artículo 10  de dicha ley se especifica que “no se concederán jubilaciones y pensiones (…)”, mientras que Fox Quesada, así se refirió en su escrito, “si representa que mi país tendrá un crecimiento significativo en sus fondos económicos, con todo gusto, renuncio a ella”, se informó.

Y aunque en su momento dijo que nadie se la quitaría porque de eso vive, esta vez reviró ante la publicación del Diario Oficial y prefirió informar que se desprendía de la pensión.

Se quejó que todos los días lee en redes sociales que lo insultan y afirman que el presidente del Centro Fox, es millonario y que vive con un jeque.

“¡Ojalá, amigos, ojalá así fuera! Lo que sí es verdad, es que son muchos los retos que enfrentará el gobierno electo a partir del primero de diciembre”, se dijo.

Critica el gobierno entrante

Por otro lado, se dijo que el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tendrá que cumplir todas las promesas de compaña, y señaló que la primera de ellas ya la hizo con la cancelación del nuevo aeropuerto y la pérdida de millones de pesos.

El martes entró en vigor la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos. Establece que ningún servidor público podrá ganar más que el presidente y elimina las pensiones a los exmandatarios.

“Estimación conservadora, porque habrá contratistas que seguro vayan a tribunales para recuperar su inversión. Además de los 60 mil millones que ya se han pagado, de los cuales 45 mil millones son imposibles de recuperar. Ven cómo de nada sirve presumir de austeridad, cuando se tira obra pública a la basura”, se resaltó.

Continuando el reclamo recordó que se prometió ayudar a adultos mayores y para ello se requiere una bolsa de 12 mil millones de pesos. Misma cantidad para personas con discapacidad en situación de pobreza, además de los 35 mil millones de pesos en becas para estudiantes de nivel básico.

El estatus económico fue calificado por el expresidente como falta de austeridad, pues no está contando el gobierno entrante los 725 mil millones de pesos para pago de intereses de la deuda externa. Las participaciones federales a estados y municipios, que suman 703 mil millones de pesos. Los servicios personales en 2019, que representan un billón 252 mil millones de pesos – 443 mil millones de pesos más que el año actual.

“Si quitarme la pensión, ayuda significativamente a estos retos, ¡que mejor! O si ayuda a hacer la diferencia en el índice de pobreza extrema, ¡mucho mejor!”.

En su experiencia al pasar por dicho cargo Fox Quesada, refirió que manejar un país no es cualquier cosa, para eso se requieren personas capaces y con visión de futuro. “No requerimos personas que manoseen el dinero de un lado a otro. El dinero público es de los mexicanos, de todos los que trabajamos para hacer  de México”.

Mencionó que el gobierno electo está dispuesto a derrumbar lo ya exitoso, con tal de que lo nuevo, lleve su nombre. “No importa si está mal, si está a medios chiles o de plano, es una locura. Algo que deberá aprender esta nueva administración es la diferencia entre administrar apropiadamente o desmantelar visceralmente”, reiteró.

En agosto del 2017 Vicente Fox Quesada, expresidente de México, aseguró que nadie le iba a quitar la pensión vitalicia que recibe, pues señaló que “yo la pensión la necesito, de eso vivo, todo lo demás que tengo está metido en fundaciones y tarea social”.

Esto luego de que Andrés Manuel López Obrador, ex candidato a la Presidencia de la República, se ha manifestado a favor de que se les quite la pensión a los ex presidentes.

PM