Conecta con nosotros

Opinión

Serpientes y escaleras

El choque de dos Méxicos 

Periodico Correo

Publicado

En

El choque de dos Méxicos 

La pandemia del coronavirus, con todos sus efectos de salud, económicos y políticos, está acentuando las diferencias y la polarización política que ya existía antes de esta situación de emergencia, y ante el inicio de una crisis que se avizora histórica y como un cataclismo que sacudirá al país por sus niveles de desempleo, tensión social e inseguridad. Esto ha hecho que se endurezcan las posiciones y las visiones de dos grandes bloques en la sociedad mexicana: quienes ven una “pronta salida y una crisis transitoria” que no nos causará mayores daños porque “vamos muy bien y esto nos vino como anillo al dedo para la cuarta transformación”, y quienes advierten que la viabilidad económica del país, la productividad, la modernidad y la estabilidad social están en riesgo por la forma errática en que se conduce a la República. 

No es difícil advertir de manera cada vez más clara el divorcio que existe entre esos dos Méxicos, el de la “Cuarta Transformación” de Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores que ven las varias crisis del coronavirus como un accidente aprovechado por sus adversarios (los “fifís” y “conservadores”) para intentar golpear al Presidente y a su proyecto político, al que están dispuestos a defender a toda costa junto con sus clientelas políticas, aún a costa de sacrificar a muchos otros mexicanos afectados por esas crisis, y el otro México el que, más allá de una oposición política aún dispersa y sin liderazgos, que intenta colgarse de esta crisis para ganar adeptos, está siendo movilizado más bien desde la sociedad civil, por grupos lo mismo de intelectuales orgánicos, que de empresarios molestos y gobernadores en rebeldía hacia el desmesurado poder presidencial.

Para los primeros, los de la 4T, las expresiones del otro México son “golpismo”, matizado con adjetivos de “blando” o “suave”, pero en su percepción y lógica ideologizada: golpismo puro que quiere “destruir el proyecto político de López Obrador porque afectó sus intereses y desterró sus privilegios. Para los segundos, se trata de “rescatar al país” y de buscar una salida prematura del poder del tabasqueño “antes de que acabe con todo lo que se ha avanzado”, y aquí hay una subdivisión clara de estos grupos anti-AMLO, entre los que exigen que “renuncie y que se vaya ya” que tienen sí una intención más clara a favor de un derrocamiento o una renuncia forzada, y los grupos que apuestan a ganarle por las vías institucionales, primero en las elecciones de 2021 donde pretenden arrebatarle a Morena y al Presidente la mayoría en la Cámara de Diputados, como mínimo, y luego en la consulta para la Revocación de Mandato en el año 2022.

La “Nueva Normalidad” Y La Confrontación

Los dos grandes bandos están aprovechando la crisis del coronavirus para velar armas y prepararse para la confrontación pública y política en los aciagos meses venideros. Del lado del gobierno, la definición ideológica que tomó López Obrador en esta crisis, en la que decidió salvar con los recursos públicos solo a su gobierno, a sus clientelas políticas y a sus obras emblemáticas, priorizando en momentos de caída económica el rescate de Pemex y la CFE con dinero público y leyes que regresan el control del estado en el sector energético, ha dejado muy claro que al Presidente, más que salvar al país en esta angustiosa coyuntura, lo que le interesa poner a salvo es su proyecto político. Y en ese sentido, el Presidente terminó por decantar y hacer explícita su fobia ideológica hacia las empresas, hacia los empresarios y hacia las clases más pudientes del país, a las que no sólo ignoró y desdeñó en sus comentarios y propuestas, sino que les negó cualquier tipo de apoyo o estímulo fiscal. En dos frases, Andrés Manuel dejó en claro que quiere sacudirse a la actual clase empresarial y pudiente para hacer la suya propia: “Esta crisis nos vino como anillo al dedo” y “la pregunta ahora es qué hacemos con los ricos”.

Del otro lado los grupos que ven en la 4T una amenaza empiezan a cobrar fuerza y a salir del anonimato de las redes sociales o de las deslucidas manifestaciones clasemedieras, para convocar ya incluso a movilizaciones y a estrategias políticas con un mismo objetivo pero con métodos muy diferentes. Por un lado está el FRENA, o Frente Nacional Anti-AMLO, que en su mismo lema define su intención disruptiva y golpista: “AMLO se va”. Este fin de semana, ese grupo, que se mueve ya en varios estados del país y que se ha vinculado a grupos empresariales del norte del país, convocó a 41 caravanas de autos en igual número de ciudades para exigir la salida del presidente López Obrador.

En mensajes que circulan en las redes sociales llaman a la gente a acudir con sus automóviles para salir al centro de Monterrey y de Ciudad Victoria. Le piden a la gente estar 10 minutos antes de la mañana y llevar cartulinas con leyendas como: “AMLO DIMITE YA!!“, “¡FUERA AMLO!”, “NO QUEREMOS COMUNISMO EN MEXICO” Y “AMLO ESTÁS DESPEDIDO”.

Aunque no se ha hecho público cómo se financia este frente ciudadano, se presumen vínculos con grupos empresariales de Monterrey y apoyo también de algunos gobernadores del norte del país. El empresario Luis Martín Bringas, quien se asumió públicamente como el coordinador del FRENA, era parte del Consejo de Administración del grupo Soriana y hermano de los accionistas principales; pero la cadena de tiendas desde que él hizo público su activismo contra López Obrador se deslindó de él en comunicados y recientemente le pidieron que abandonara su lugar de consejero suplente en el Consejo del grupo.

La otra vertiente de la organización social que se está armando en contra del lopezobradrismo y de su 4T, parte de la opinión de intelectuales y académicos que analizan los riesgos de la concentración excesiva de poder por parte de López Obrador y los efectos de sus políticas de desmantelamiento y extinción de todo aquello que no coincida con su proyecto político ideológico y que los mismos atentan contra la ciencia, la investigación, la autonomía de órganos constitucionales, la división de poderes y la libertad de expresión. Esta semana se difundieron videos en donde personajes como el escritor Héctor Aguilar Camín y el historiador Enrique Krauze, ambos identificados por el lopezobradorismo como “intelectuales orgánicos” del periodo neoliberal, según definió el propio Presidente el 18 de marzo del 2019 cuando dijo “que el Estado ya no proteja escritores, que no haya intelectuales orgánicos”, hacen fuertes críticas a la forma de gobernar de López Obrador y a su proyecto político.

Aguilar Camín participó en una reunión en la plataforma de Zoom con el “Grupo Generativo Patria 62”, que era privada y a la que sólo tenían acceso un grupo de académicos y escritores, pero que al parecer fue infiltrada y difundida desde las cuentas de algunos funcionarios de gobierno que la estuvieron compartiendo. Sobre la revocación de mandato anticipada para López Obrador que proponen algunos grupos, Héctor Aguilar Camín dijo que no es el momento: “En este momento te lo podría ganar y podrías estarle dando a él un instrumento político que le urge tener; en cambio si lo dejamos para el año 22 como está planteado en la ley y acordado, entonces lo que tendremos, es un momento institucional de presión hacia la Corte, tenemos unas elecciones en el 21 en donde hay que derrotar a Morena y López, y luego, en el 22, si perdió las elecciones del 21, estará tan jodido todo el país, porque no se va a recuperar él muy rápido, que probablemente pierda también la revocación de mandato por pendejo y por petulante”, refirió Aguilar Camín.

Enrique Krauze, por su parte, participó en un foro virtual sobre “Pandemia y crisis: la situación hoy en México”, donde recordó su ensayo “El Mesías Tropical” donde alertaba del “peligro” que representaba la llegada al poder de López Obrador: “Se trataba, decía yo entonces, de un hombre, de un redentor, que se identifica con la figura de Jesucristo, seriamente lo hace y lo dice, y cuyo objetivo es entonces no el de mejorar la situación material y social de los mexicanos, sino salvarlos, redimirlos y purificarlos”.

Krauze dijo que el modo en que el Presidente “ha administrado o mal administrado la pandemia es francamente criminal” y recordó que semanas después de iniciada la emergencia, seguía recorriendo los pueblos y mandaba mensajes pidiéndole a los mexicanos que salieran, que se abrazaran y no tomaran en cuenta la emergencia. “Si la muy endeble oposición mexicana se organiza, si la sociedad civil se organiza y si las voces independientes que hemos sido calumniados y difamados por el gobierno nos mantenemos firmes, y todo esto se canaliza en un esfuerzo cívico sin precedentes, podemos recuperar la Cámara de Diputados y las gubernaturas necesarias, para que en los segundos tres años del sexenio de López Obrador, éste deje de tener el control absoluto. La reconstrucción en México va a llevar muchos años, una generación, porque la destrucción política, económica e institucional ha sido severa y deliberada”, concluyó el historiador.

Preparémonos pues para una “nueva normalidad” en la que, ante el desorden y el caos que ha privado en el manejo de esta pandemia, cada quien tendrá que cuidarse a si mismo y a los suyos, y mientras tratamos de adaptarnos a esta nueva realidad con la angustia de no enfermar o morir por el Covid-19, el choque de los dos Méxicos será cada vez más estridente e inevitable. Esperemos y apostemos todos a que esto se dirima por las vías democráticas e institucionales. Lo contrario, sería catastrófico.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Don Giovanni

1.- El campo durante la Pandemia
2.- Desde las sombras
3.- La duda sobre la justicia
De la Valija. Las tareas urgentes
Andrés Manuel López Obrador

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

1.- El campo durante la Pandemia

José Francisco Gutiérrez

La multiplicación de reuniones para tratar asuntos concernientes con las familias dedicadas al campo, no han “redundado” en tareas para atenderlas. Aún no emergen las autoridades que encabecen el movimiento sustancial para coadyuvar con los esfuerzos de la gente del campo que, a pesar de la crisis por la enfermedad COVID-19 tan terrible, sigue produciendo alimentos y apoyando la economía de la entidad cuando otros sectores están transitando a la baja.

En la reunión del trabajo de la Comisión de Fomento Agropecuario del Congreso Local con Presidentes de los Módulos de Riego del Distrito 011, en la cual emergieron rezagos y nuevos problemas que deberá de conocer, con la carga de preocupación de los productores, el secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural, José Francisco Gutiérrez Michel.

El problema por las aguas, desde su falta hasta su exceso, sin olvidar el eterno del alto pago por la luz eléctrica a CFE, se discuten pero no se resuelven por conflicto político.

Agustín Robles Montenegro, presidente del Consejo de Administración del Distrito de Riego 011, Río Lerma, habló de la preocupación en el sector por la sequía porque se registraron 240 millones de metros cúbicos por debajo de la media que afectan las presas que entregan el líquido a los módulos. Se pidió que el Gobierno del Estado detenga los robos que se venden en las chatarreras; también se trató de la urgente necesidad de reunirse con CONAGUA para la defensa de los cuerpos en el estado; el diputado Paulo Bañuelos Rosales, presidente de la comisión, ofreció turnar las peticiones. A esperar respuestas.

2.- Desde las sombras

Luis Felipe Guerrero Agripino

Cuando Usted lea la edición del 5 de agosto de Correo, a la par estará cerrandose el plazo para la entrega de documentos de aquellos universitarios que se postulen para contender por la rectoría del campus Irapuato-Salamanca de la Universidad de Guanajuato. Un evento de suma importancia para la vida de La Colmena y con repercusión para la sociedad guanajuatense, la misma que sufraga a la UG a cargo de Luis Felipe Guerrero Agripino.

Lejos de la máxima publicidad a la que obligan los principios democráticos que rigen a los entes públicos, la convocatoria se emitió el 27 de julio, cuando la comunidad estaba más ocupada en atender el fallido proceso de admisión de nuevos estudiantes y preparar su semestre virtual. Los aspirantes debieron registrarse entre el 29 y 31 de julio pasado.

El 13 de agosto, la Comisión Especial que lleva el proceso dictaminará procedencia de las candidaturas, para que entre el 17 y 21 de agosto, cuando apenas estén por acomodarse los universitarios, les presenten proyectos para el período 2020-2024. El 25 de agosto el Consejo Universitario del campus moverá su dedito para proponer al bueno o los buenos, de donde designará rector la Junta Directiva de la UG.

La máxima publicidad universitaria: Página web de la UG; Gaceta Universitaria; “correos electrónicos disponibles de la comunidad universitaria” y medios propios de la Universidad. Todo un proceso intestino, como se estila en esta rectoría.

3.- La duda sobre la justicia

Héctor Tinajero Muñoz

En suspenso el proceso que se le sigue a José Antonio Yépez Ortiz “El Marro” de parte de la justicia de Guanajuato por posible comisión del delito de secuestro. Después de la presentación de ayer, la defensoría pidió tiempo a fin de conocer la carpeta que se le abrió a su cliente. Este miércoles continúa para que el juez califique de legal o no la detención que conlleve a la vinculación del proceso que se sigue.

La causa del cabecilla del cártel de Santa Rosa de Lima ya está en la cancha del Poder Judicial estatal, un momento especial para su presidente Héctor Tinajero Muñoz, que acaba de reanudar labores, quien deberá de proteger al juez que lleva el caso de José Antonio “N”, porque no es un simple criminal sino un personaje que tiene carrera (no olvidar el caso del juez federal Uriel Villegas Ortiz, en Colima); máxime que los reflectores están puesto en Guanajuato por esa cuestión, como la impunidad que se le envuelve.

De la Federación, el presidente Andrés Manuel López Obrador y  su secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, dudan -hasta temen- que en la entidad sea liberado el detenido que debe de presentarse ante un juez federal por los delitos que sirvieron de base para la orden de aprehensión. Las claves para el proceso que se sigue a “El Marro” son las calificaciones y decisiones del juzgador, para empezar la detención.

De la Valija. Las tareas urgentes 

Además de las dudas respecto de las formas en que se transmitirán las clases desde preescolar hasta el bachillerato para el próximo ciclo escolar 2020-2021, que resulta a estas alturas un secreto de Estado, existen muchas actividades “inherentes a la cuestión escolar” que la Secretaría de Educación de Guanajuato debe resolver en menos de 20 días, porque los padres de familia necesitan información: inscripciones, cuotas, libros, uniformes, útiles escolares, etc. Requieren certeza, ante lo revelado por José Manuel Subías, el delegado de la Región V Este; indicó que los padres “no compren los artículos”, pues en primer momento la educación es a distancia.

La pandemia, no sólo modificó de raíz el proceso de enseñanza-aprendizaje también afectó al personal. La sección 13 del SNTE, tiene más de 100 contagiados entre profesores en activo y en retiro, de acuerdo a la secretaria general, Adriana Sánchez, falta la sección 45 y personal de la burocracia.

Andrés Manuel López Obrador

Estamos a poco menos de un mes de que rinda su segundo informe de gobierno ante el Congreso de la Unión y lo hará con 56 mil 478 homicidios dolosos en su mandato, al corte de julio, bajo su estrategia de “abrazos no balazos”; seguramente más de 50 mil decesos por COVID-19 y con México como tercer país con más víctimas mortales de una pandemia que dijo tener “domada” en mayo cuando se contabilizaban 9 mil 930 fallecidos; y el pronóstico de derrumbe de la economía nacional en -10.5 por ciento del PIB, para lo que propone mejor medir la felicidad.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, arribará también al primero de septiembre afianzado en su gran alianza con las televisoras, a las que regaló los tiempos del Estado a cambio de tele-educación en la pandemia; sendas reformas a la Carta Magna para garantizar derechos sociales, aunque no haya por ahora dinero suficiente para pagarlos.

Eso sí, es posible que llegue con una nueva reforma constitucional bajo el brazo, antes de que haya renovación en la Cámara de Diputados: volver a expropiar el sector energético para que retornemos al duopolio Pemex-CFE. Un proyecto de soberanía más cercano al existente hace 50 años, cuando el mundo no era digital.

Continuar Leyendo

Opinión

El fracaso de la Guardia Nacional

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

El fracaso de la Guardia Nacional

La Guardia Nacional no es como la Carabina de Ambrosio, pero está cerca de serlo. Ha sido el mayor fracaso del gobierno frente a las expectativas que había generado para enfrentar la inseguridad y reducir los niveles de violencia en el país. Las promesas de pacificación nacional con ese cuerpo integrado militar y policías, se quedaron en buenos deseos, y en sangre vertida como nunca en tiempos de paz. El presidente Andrés Manuel López Obrador está muy insatisfecho con la gestión civil de la Guardia Nacional, y ha puesto de cabeza a Palacio Nacional para que le preparen una propuesta que incomodará a muchos: que la Secretaría de la Defensa Nacional la absorba.

La Guardia Nacional fue la propuesta innovadora del gobierno para desaparecer a la Policía Federal, como muchas otras instituciones, a rajatabla. El argumento fue que estaban infectadas con corrupción, pero sin un diagnóstico serio en las manos se pensó que la corrupción de individuos se resolvía extirpando la institución del combate a la delincuencia. Mala fue la asesoría al presidente Andrés Manuel López Obrador, vendiéndole cuentas de vidrio y timándolo con generalizaciones. La Policía Federal tenía muy probablemente elementos mafiosos incrustados, pero como cuerpo civil, cuya construcción que llevó más de 20 años, era sólida y eficaz.

El secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, fue el primer engañado. El diagnóstico que recibió para la reconstrucción de lo que iba a ser la Policía Federal se lo hizo Manuel Mondragón y Kalb, quien como comisionado Nacional de Seguridad en la primera parte del gobierno de Enrique Peña Nieto, fue el responsable de la demolición de la infraestructura de la institución. Durazo, que sabía poco del tema, elogió el trabajo de Mondragón y Kalb y puso manos a la obra. La Guardia Nacional fue su proyecto y su desgracia, si a resultados nos atenemos.

En los primeros 18 meses de gobierno de López Obrador, de acuerdo con las gráficas de la consultora TResearch, el número de homicidios dolosos –el delito por el cual se está midiendo popularmente el éxito o el fracaso de la estrategia de seguridad- sumó 57 mil 534. En ese mismo periodo, durante el gobierno de Felipe Calderón al que los propagandistas del gobierno llaman “asesino” por el número de muertes en su mal llamada “Guerra contra las Drogas”, totalizaron 19 mil 571, lo que significa 194% menos de lo que lleva la actual administración. La variación negativa con el gobierno de Peña Nieto también es notable -90%-, al superar el de López Obrador a su antecesor por más de 27 mil homicidios dolosos.

La Guardia Nacional no resolvió lo que le prometieron al Presidente, cuyo discurso se está agotando. En la última encuesta de aprobación presidencial publicada este lunes en El Financiero, el 55% consideró que es mala la forma como el gobierno está enfrentando a la delincuencia, mientras que el 68% le preocupa mucho el crimen organizado, y el 71% piensa que está fuera de control. No deja de llamar la atención en el mismo estudio, que la aprobación de la Guardia Nacional se mantenga estable (67%), lo que sugiere que la gente no ha conectado que todo aquello que tanto teme, es resultado del mal trabajo de ese cuerpo civil.

López Obrador sí sabe del fracaso, y ordenó que se prepare una propuesta para que la Guardia Nacional deje de ser parte de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, y sea incorporada a la Secretaría de la Defensa Nacional. Para ello se tiene que reformar básicamente el artículo 21 constitucional, que señala que las instituciones de seguridad pública, incluyendo a la Guardia Nacional, “serán de carácter civil”, sujeto a bases mínimas que incluyen:

  • La Federación contará con una institución policial de carácter civil denominada Guardia Nacional, cuyos fines son salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social.
  • La ley determinará la estructura orgánica y de dirección de la Guardia Nacional, que estará adscrita a la secretaría del ramo de seguridad pública.

A la luz de los resultados, la Guardia Nacional, que encabeza el general de brigada, Luis Rodríguez Bucio, ha incumplido con el mandato constitucional e impedido la pacificación prometida por el Presidente, sin olvidar que el momento más difícil y vergonzoso del gobierno, el culiacanazo, cuando dejaron en libertad a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, al que detuvieron por más de dos horas en cumplimento de una petición de captura con fines de extradición solicitada por Estados Unidos, tuvo en el comandante del cuerpo paramilitar, uno de los principales responsables –si no el que más-, de la fallida estrategia de captura.

A López Obrador no parece importarle que en los hechos se confirme que la seguridad pública sería una responsabilidad oficial y legal de los militares, y que esto generará críticas internas y en el mundo por entregarle al Ejército esas funciones, juntando seguridad nacional con seguridad interna y seguridad pública. Esas tareas ya no tendrían divisiones institucionales ni contrapesos. Toda la seguridad se manejaría desde Lomas de Sotelo.

Pero además, si sale la Guardia Nacional de la Secretaría de Seguridad Pública, donde tiene el 70% de su presupuesto y realiza las funciones principales asignadas a esa dependencia, será asimismo, el fin de esa secretaría, que quedaría reducida a su máxima expresión y sin responsabilidades sustantivas qué realizar. No sería, como en el gobierno de Peña Nieto, cuando la Secretaría de Gobernación absorbió la de Seguridad Pública, sino que este país se quedaría sin un cuerpo civil federal responsable del combate a la delincuencia.

Los militares darían un paso más hacia el control de la vida civil del país, construyendo un andamiaje que no se ve en democracias, sino en dictaduras.

Continuar Leyendo

Héctor Andrade Chacón

¿Petróleo para qué? Misteriosas remesas

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

¿Petróleo para qué? Misteriosas remesas

Dos noticias provocan amplias reflexiones en México sobre nuestra economía y su futuro. En la primera, causa sorpresa que a pesar de todos los elementos que existen para suponer que no es un buen momento para tener una industria petrolera chatarrera o malgastar el poco dinero que queda, el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere convertirse en el nuevo Lázaro Cárdenas y reformar la Constitución para regresar al estatus anterior a 2013.

La segunda información causa estupefacción, siguen llegando remesas a México como si la economía de Estados Unidos estuviera en jauja. El país recibió 19 mil  074 millones de dólares en remesas entre enero y junio de 2020, lo que representó un aumento de 10.55 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, pese a las afectaciones por la pandemia de la COVID-19. El total de remesas de este semestre fue superior a los 17 mil 254 millones de dólares de un año atrás, conforme al informe mensual del Banco de México (Banxico).

Respecto al primer tema, es preciso señalar que actualmente Petróleos Mexicanos pierde miles de millones de pesos, tan sólo en el segundo trimestre del año la paraestatal reportó pérdidas por 44 mil millones de pesos, que se suman a las pérdidas por 562 mil millones en el primer trimestre, conforme a datos dados a inversionistas.

Sin embargo, una revisión a dicho informe, señala que estas pérdidas de 44 mil millones no contabilizaron los pasivos laborales (jubilaciones, pensiones de viudez, invalidez y otros). Al sumarse, señalan una pérdida de 238 mil 600 millones de pesos. El pasivo laboral alcanzó en junio de 2020 la friolera de 1 billón 490 mil millones de pesos, algo así como 64 mil millones de dólares.

Por otra parte, Petróleos Mexicanos mantiene deudas financieras que, en su conjunto valen 103 mil millones de dólares.

El problema no es que el petróleo sea un bien que no valga, sino el destino que el presidente cree que es redituable: exportación de crudo y refinación de gasolinas. Las actuales condiciones del mercado internacional no precisan que, en las condiciones actuales de la paraestatal, sea posible rescatarla y luego hacerla boyante en beneficio del país, máxime si en menos de 15 años ya estarán de salida los motores de combustión interna, sustituidos por los autos eléctricos, conforme a las legislaciones de la mayoría de los países desarrollados.

En esta tesitura, la soberanía energética pasa por otros factores, no por el monopolio del petróleo. En todo caso, la refinación a productos más elaborados son los de mayor rentabilidad, como la industria plástica y otros derivados químicos. La aventura a la que nos quiere llevar López Obrador no tiene las condiciones históricas que aprovechó Lázaro Cárdenas en 1938.

En cuanto a las remesas, resulta increíble que el presidente de solace en los esfuerzos de los migrantes para enviar dinero a sus familias, pues son ellos los que alivian su economía y no la administración de la economía nacional, la cual si es su responsabilidad.

El fenómeno resulta, inclusive de interés para investigar la razón de tanto dinero enviado a México, porque se hace en un momento de alto desempleo en la Unión Americana. Hay quien piensa mal y ve la salida de capital del crimen organizado de los Estados Unidos a nuestro país.

La historia de millones de migrantes esforzados enviando todo el dinero posible no es tan creíble si no hay lugares donde los empleen. Eso sí, el envío y recepción de remesas no es tan fiscalizado como las transacciones electrónicas dentro del territorio nacional, lo que hace más sencillo el tráfico de capitales.

Más allá de estas especulaciones que buscan dar una explicación más al fenómeno que ha roto todos los análisis económicos, es preciso señalar que Guanajuato sigue siendo el tercer estado con más ingresos por remesas, acumulando mil 720 millones de dólares, poco menos del 10 por ciento nacional.

Los primeros lugares en aceptación de remesas son Jalisco y Michoacán. Lo interesante de este último informe es que Jalisco ya es el estado con mayor recepción del dinero que se envía de Estados Unidos a México, en su mayoría por transferencia electrónica. En el semestre acumuló 2 mil 10 millones de dólares, por mil 950 millones del estado de Michoacán, estado que por años fue el líder en recepción de divisas.

Estos tres estados: Jalisco, Michoacán y Guanajuato, son el gran triángulo de oro de las remesas.

En el orden internacional, México, de acuerdo con datos del Banco Mundial, ocupa el tercer lugar como receptor de remesas. En el 2019 recibió 38,5 mil millones de dólares por este concepto, el segundo y primer lugar son China e India respectivamente. En el primer semestre de 2020, bajo las condiciones severas que impone la pandemia, el país ya recibió la mitad de lo tomado el año pasado. Increíble.

Sólo como datos adicionales a la cuestión de las remesas, la pandemia y el desempleo entre migrantes en la Unión Americana, el desempleo en esa nación afectó a todo grupo poblacional, pero los migrantes no sólo resintieron una mayor tasa de desocupación, sino que se intensificó en las mujeres, según informó en julio el Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés).

Además, precisa que los migrantes de origen latino ocupados en servicios, transporte, construcción y campo, son los más afectados por la pandemia. En total, un millón 455 mil 367 empleos se perdieron de enero a mayo entre esa población, 720 mil 535 entre hombres y 734 mil 832 entre mujeres. Aunque la tasa de desempleo entre varones bajó a 13.9 por ciento, 21.1 por ciento de mujeres están desempleadas.

En este escenario el único dato disruptivo es el dado por el Colegio de la Frontera Norte: “Cinco de poblaciones vulnerables al Covid-19”, donde cita que los Estados Unidos emitieron más visas de trabajo en la pandemia para trabajadores mexicanos destinados al agro. La necesidad de mantener su producción alimentaria. Entre octubre de 2019 y febrero de 2020 los mexicanos obtuvieron 56 mil visas para trabajar en el campo estadunidense, lo que representa 13 por ciento más respecto del mismo periodo del año fiscal anterior. En marzo, se dieron 24 mil visas más.

A este factor debe sumarse otros datos, entre 2019 y 2018 bajó en 2.24 por ciento el número de migrantes mexicanos trabajando en Estados Unidos, conforme a datos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos, pues había 7.3 millones de trabajadores registrados el año pasado frente a 7.5 millones del 2018.

En los Estados Unidos, entre mayo y junio de este año, más de 30 millones de trabajadores pidieron subsidio de desempleo.

El gran misterio de las remesas.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario