Conecta con nosotros

Opinión

Serpientes y escaleras

SAT impío: ni descuentos ni prórrogas por Covid-19

Periodico Correo

Publicado

En

SAT impío: ni descuentos ni prórrogas por Covid-19

El mensaje de ayer martes del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, en la conferencia mañanera no sólo fue anticlimático para los sectores económicos y empresariales que esperaban algún mensaje de aliento y algún programa de medidas y apoyos contracíclicos para enfrentar la amenaza de recesión sobre la economía mexicana; también resultó decepcionante para los contribuyentes, tanto los grandes como la mayoría de cautivos, profesionistas, empleados, creadores, independientes, empresarios medianos y pequeños, prestadores de servicios y otros que no escucharon ninguna medida de apoyo fiscal, ningún descuento o al menos una prórroga del fisco para ayudar a preservar sus ingresos o negocios, y en muchos casos para conservar el empleo.

Y si no lo dijo Herrera, que es casi la cara amable de Hacienda, mucho menos lo dirá la temida Raquel Buenrostro, quien ya como Oficial Mayor no sólo fue conocida por su ortodoxia austera que generó el caos y el desabasto en el sistema de compras de medicamentos e insumos y puso en crisis a los Hospitales públicos, sino también por su fama de “dura y hosca”, la misma que le precede ahora como directora del Servicio de Administración Tributaria. Ayer mismo, a una pregunta casi ingenua de una usuaria de Twitter que osó preguntar con cándida preocupación: “¿De plano no va a haber estímulos fiscales? ¿De plano el @SATMX no va a ampliar el plazo de la declaración anual? ¿Qué pasa si me infecto y debo presentar mi declaración, pero no puedo porque estoy enferma?”.

La respuesta desde la cuenta oficial del SAT fue implacable: “Buen día, te informamos que por el momento no se tiene contemplada ninguna prórroga para la presentación de la declaración anual del ejercicio 2019 para personas físicas y morales, por lo que te pedimos presentar tu declaración en tiempo a través de nuestro portal, saludos”. Es decir que, aunque estés enferma, así este entubada o con tu familia afectada por el coronavirus, a ver cómo le haces, pero aunque sea desde el hospital o desde la funeraria, pero presentas tu declaración a tiempo o te las verás con el fisco.

Puede entenderse que ni Herrera ni Buenrostro tengan margen para anunciar ningún programa de apoyos, estímulos, descuentos o simples prórrogas fiscales, como los que han propuesto organismos empresariales e incluso organizaciones sindicales ante la emergencia del coronavirus en el país. Primero porque la recaudación de impuestos cayó en el último año, el primero del gobierno de la 4T, con un ISR que disminuyó 1.6% frente a lo logrado en 2018, y luego con un IVA que cayó 3.7%. Aun así, el Paquete Económico 2020 se puso como meta aumentar 3% la recaudación por ISR y 3.6% en IVA, es decir 90 mil millones más para el fisco. Claro que eso lo calcularon con un crecimiento de 2%, cuando hoy, tras el golpe de la pandemia de Covid-19 ya hay pronósticos de contracción económica de 1.5 y hasta de 4.5%. O sea que de aumentar la recaudación y de las metas fiscales ya nos olvidamos.

Y segundo, el nulo margen de Herrera y de Buenrostro para actuar con sensibilidad y empatía hacia los agobiados contribuyentes, tiene que ver con que, como la mayoría del gabinete, no tienen ni la fuerza ni el valor para contradecir al presidente y decirle, como los técnicos que son, que sin medidas de apoyo y estímulo fiscal —que no “rescates neoliberales” ni “condonaciones” como los malentiende López Obrador— muchas pequeñas y medianas empresas, de las que generan el 75% del empleo en el país, y también muchos contribuyentes cautivos, se verán en serios problemas para cumplir con sus obligaciones fiscales porque perderán sus empleos y negocios en medio de la recesión.

Así que, como la mayoría de sus compañeros del gabinete, el secretario de Hacienda y la dura directora del SAT prefieren “tragar sapos”, quedarse callados y hacer estrictamente lo que el presidente diga, no importa que sea equivocado y que a la larga vaya a hacer más daño a las mismas finanzas públicas porque si se cae la actividad productiva, el consumo y el empleo, como ya ha comenzado a pasar en la Fase 2 de la emergencia sanitaria en el país, no habrá manera ya no de que logren sus irreales metas recaudatorias, sino de que recauden lo suficiente para mantener los intocables y sagrados apoyos sociales y subsidios del presidente a sus votantes.

Preferible para el brillante técnico que es Arturo Herrera y para la escrupulosa administradora que es Raquel Buenrostro, que los acusen de guardar silencio o de voltear para otro lado, incluso que los consideren los malos de la película que contradecir a su jefe el presidente que ya decretó que “no habrá condonaciones, ni rescates neoliberales” porque todos los recursos para la emergencia se irán a aumentar pensiones de adultos mayores, a organizar tandas y a ayudar a changarros, que está muy bien todo eso, pero no a ayudar a las empresas que generan la mayor parte del empleo en el país.

Eso explica por qué ni Hacienda ni el SAT están actuando como sí lo han hecho los responsables del fisco de otros países, con programas de apoyo económico y social para los pagadores de impuestos y para las empresas, mientras acá, bajo la consigna ideológica y politizada de “primero los pobres”, se abandona al resto de los contribuyentes a su suerte en medio de la que puede ser la peor crisis de los últimos tiempos.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

En sentido contrario

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

En sentido contrario

Andrés Manuel López Obrador siempre ha hecho, salvo excepciones, lo que dice. Por lo tanto hay que creerle que el próximo domingo, cuando anuncie qué tipo de política va a llevar a cabo para apoyar la recuperación económica, excluya estímulos fiscales para el sector privado, refuerce la recaudación, obligue a las empresas a no reducir su plantilla ni a rebajar salarios –aunque él si lo vaya a hacer en el gobierno-, y se enfoque en la salud, el bienestar y el empleo. “Van a ver cuántos empleos vamos a crear”, enfatizó el jueves en su comparecencia pública matutina, en la parte más enigmática del compromiso, y pidió que no se compare a México con otros países –porque su “transformación” es única-, por lo que no recurrirá a recetas del pasado. Las cosas están claras. Será a su modo.

En materia de salud, está preparando el camino para anunciar la fase tres de la pandemia del coronavirus, aunque ya está previsto, por decreto, que el gobierno pueda tomar posesión de todos los hospitales y clínicas privadas que necesite para afrontarla, a costa, como ha dejado ver, de los propietarios, que probablemente tendrían que subsidiar los costos de operación. En materia de bienestar, lo ha señalado varias veces en días pasados, se mantendrán los programas sociales y la entrega directa de recursos, mediante el financiamiento de los contribuyentes. La creación de empleos probablemente la focalice en el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas. De ahí su afirmación que esta crisis de salud llegó en el mejor momento para fortalecer su “Cuarta Transformación”.

La apuesta de López Obrador por la recuperación desafía todo, a la economía y a las políticas de estímulos en el mundo. Es el único país que no prevé estímulos para el sector privado, aunque les aprieta fuertemente el pescuezo. Piensa que la única forma que puede subsidiar los programas sociales es obligando al sector privado a financiarlos, y como va a tener que seguir pagando impuestos y hay una amenaza política en caso de que quieran ajustar sus nóminas, es probable que muchas empresas cierren. Si esto sucede, dejará la recaudación y se secará la máquina clientelar en la Secretaría del Bienestar. Podría recurrir al déficit fiscal, pero no lo hará; en lo profundo de su corazón hay un neoliberal indómito.

En su cabeza debe tener la solución, y mucho beneficiaría a los mexicanos que estuviera en lo correcto. Los expertos, sin embargo, tienen otros datos. Una gráfica elaborada por Bloomberg con datos del Banco Mundial, la consultora Eurasia, el Consejo Mundial de Turismo, el Laboratorio sobre el Crecimiento de la Universidad de Harvard y ‘Lancet’, la revista especializada en ciencia, analizó las vulnerabilidades económicas, la capacidad política y la preparación del sistema de salud en 38 países.

México se encuentra en el sótano dentro, sólo menos peor que Irán. Si bien en la parte de los sistemas de salud todos los países latinoamericanos, salvo Perú, se encuentran mal preparados para enfrentar el Covid-19, Bloomberg coloca a México en una de las situaciones más desventajosas de ese grupo de naciones, sólo por encima de Argentina, que se encuentra en el fondo, junto a Irán. Italia y España, las naciones europeas más afectadas hoy en día por el coronavirus, superan ampliamente a México en su capacidad sanitaria. Francia, que está mejor que ellas dos, rebasó ayer las cinco mil 300 muertes por el coronavirus.

López Obrador es visto con una capacidad política limitada. Si alguien lo observa en México de manera cosmética, esta consideración parece fuera de lugar. Pero si se analiza su papel este año, donde fue rebasado por la protesta del desabasto de medicinas, por el movimiento feminista y por su manejo en la crisis del coronavirus, la consideración ya no luce disparatada. Mientras López

Obrador ha caído en las últimas encuestas publicadas alrededor de 10%, los gobernadores del norte del país, que reaccionaron primero para frenar el contagio del coronavirus, aumentaron su nivel de aprobación.

Los gobernadores le han quitado liderazgo, no se sabe si efímero o duradero, pero por el momento lo han rebasado. Varios líderes en el mundo que estaban mal en las encuestas, como el presidente Donald Trump, o el presidente francés, Emmanuel Macron, han repuntado sus niveles de aprobación como resultado del manejo de la crisis del Covid-19. La respuesta negativa que va teniendo López Obrador en forma creciente por parte de la población, muestra que sus márgenes políticos se han venido reduciendo ante lo que ven un mal manejo de la crisis de salud.

En materia económica, México está en mejores condiciones que Argentina, pero detrás de Brasil, Chile, Colombia y Perú, dentro del grupo de los países latinoamericanos. Está menos preparado para enfrentar la crisis que los países africanos que muestra la gráfica –Egipto, Nigeria y Sudáfrica-, y sin acercarse siquiera al potencial que le ven a las naciones europeas más afectadas por el coronavirus hoy en día. Ni siquiera la sociedad comercial con Estados Unidos y Canadá, que están en el bloque de 14 naciones mejor equipadas para salir bien de la crisis, impacta positivamente sobre las posibilidades mexicanas.

La gráfica muestra las consecuencias de lo que ha hecho López Obrador en sus primeros 16 meses de gobierno en materia económica –el decrecimiento-, en el tema de salud, donde sobresale su proclividad a destruir un sistema de salud sin sustituirlo por algo real, y su ineficacia en resolver el tema de la seguridad. El ve una realidad distinta, pero los datos no mienten. Ya veremos el domingo si hay una rectificación, aunque el escepticismo es enorme. Pensar en México como lo hizo este jueves, no convence mas que a su clientela política, insuficiente para darle la vuelta al rumbo que lleva el país.

Continuar Leyendo

Invitado

Nerviosos por Herrera

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Nerviosos por Herrera

Para explicar el nuevo marco macroeconómico contenido en los Pre-Criterios Generales de Política Económica 2021, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ofrece hoy una conferencia telefónica a analistas nacionales y extranjeros. La conversación estará a cargo del subsecretario Gabriel Yorio, a quien lo acompañará el economista en jefe, Alejandro Gaytán, y el titular de la Unidad de Crédito Público, José de Luna. Nos cuentan que algunos analistas están nerviosos porque en los últimos días no se ha sabido nada del titular Arturo Herrera, pero les han pedido serenidad, pues ya lo podrán ver este domingo cuando se presente el programa contracíclico, al que le ha dedicado todo su tiempo.

SCT: cartita a gobernadores

Ante la emergencia sanitaria, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de Javier Jiménez Espriú, junto con la de Gobernación, envió un oficio pidiendo a los gobernadores que si por favorcito permiten que las empresas de telecomunicaciones tengan acceso para instalar, operar y dar mantenimiento a infraestructura de telecomunicaciones y radiodifusión. Las firmas que ofrecen telefonía e internet han pedido desde hace años que no les impongan impuestos ni cobros inusuales para instalar redes de telecomunicaciones en los municipios. Sin embargo, ahora es apremiante que les den oportunidad de hacer instalaciones para que la gente no se quede sin comunicaciones frente al Covid-19.

Trump se cuelga la medalla

El precio del barril de petróleo mexicano repuntó ayer 51.27%, su mayor alza porcentual para un solo día cuando menos desde 1996, para venderse en 16.05 dólares. El repunte se dio ante la posibilidad de que Rusia y Arabia Saudita lleguen a un acuerdo para recortar la producción de crudo. Los precios se desbocaron luego de las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien presumió que logró el acercamiento entre Arabia Saudita y Rusia para recortar equilibrar los mercados. En su cuenta de Twitter, el mandatario afirmó que habló con Mohamed bin Salmán, príncipe heredero saudí, quien a su vez llamó al presidente ruso Vladimir Putin, y señaló que era factible esperar un recorte de 10 a 15 millones de barriles diarios en la producción.

Continuar Leyendo

Héctor Andrade Chacón

Como anillo al dedo

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Como anillo al dedo

Por: Héctor Andrade Chacón 

Sólo una delirante cabeza podría pensar que el sufrimiento de más de un millón de personas en el mundo y más de 50 mil muertos, que incluyen a los más de mil 400 contagiados y 37 fallecidos mexicanos, por la pandemia de COVID-19, junto a sus enormes, negativas e históricas consecuencias económicas, pueden caer como “anillo al dedo” para apuntalar su proyecto (4T) que la realidad y los errores desmoronan a pedazos.

Comentario hecho al momento de desacreditar que el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, haya dejado en claro que, en el mejor de los escenarios, el pronóstico sobre el Producto Interno Bruto será de una contracción de un rango entre -3.9 y 0.1%. Vaya, el hombre trata de ser optimista ante lo que ve, pero con una dosis de realidad para mandar un mensaje de seriedad a la población y sobre todo a quienes mueven la economía.

En su refutación, el prohombre sentado en la silla del águila argumenta, como si el Secretario de Hacienda y sus especialistas fueran unos aprendices, que ese cálculo fue hecho en un momento donde “no hay normalidad económica”.

Resultó muy perspicaz el presidente de la República, porque de esas variables parece que no tenían ni idea los hombres y mujeres de la SHCP y sus asesores de múltiples agencias. Pero él sí, el hombre totalmente Palacio Nacional, logra ver el bosque más allá del árbol.

En 2019 apostó, literalmente, por un crecimiento del PIB del 4 por ciento, luego del 2 por ciento, finalmente por el crecimiento y en todas falló. Perdió la apuesta. Navegó a contracorriente de todos los cálculos de los especialistas (él no es especialista) diciendo que siempre tenía otros datos. ¿Cuáles? Nadie sabe de ellos. Aunque podría sospecharse que se refiere a lo que le dicen las personas felices, felices, felices que, asegura, es la verdad nacional.

Además, no está dispuesto a ceder un centavo al sector privado para estimularlo ante la inmovilidad económica a la que obliga el combate a la epidemia del COVID-19.

Si no le gustó el pronóstico de Hacienda, menos le habrá agradado saber que el banco británico Barclays prevé una contracción de la economía mexicana de un 5 por ciento durante 2020. O peor aún, la advertencia de que la economía mexicana sufrirá una caída de 8 por ciento en 2020, impactada por la contracción histórica de su principal socio comercial, Estados Unidos, quien a su vez registrará un desplome de 6 por ciento, según proyectó Bank of América Securities.

Pero vamos, seamos optimistas, el mascupano tiene mejores elementos de análisis para darnos confianza de que todos estos cálculos son erróneos y que México será como su abrumado Tabasco, un edén.

El embate contra las empresas 

Para Andrés Manuel López Obrador, sector privado equivale a empresarios ricos y poderosos, muchas veces delincuentes de cuello blanco a los que saluda al igual que lo hace con familiares del narco.

Craso error. Concedemos que las grandes empresas que han obtenido grandes utilidades por años bien podrían hacer un esfuerzo a favor de la nación, pero la inmensa mayoría de las empresas son medianas, pequeñas y micro y sobre todo están en estas dos últimas clasificaciones. Son la clase media y son los que generan la mayor cantidad de empleos en el país, 20 millones de trabajadores dependen de esas empresas, de acuerdo con INEGI. Empresarios con y sin conciencia social, pero que tienen en sus manos empleos y producción.

Hoy han hecho un último esfuerzo el sector empresarial organizado y los asesores económicos de López Obrador para convencerlo de que necesita dar un vuelco a sus ideas y actuar para apoyar a empresas y trabajadores, con incentivos de todo tipo, como ha hecho el resto del mundo. El domingo sabremos si algo cambió, cuando se anuncien los nuevos estímulos económicos, pero podemos prever que el ligero aumento a los precios del petróleo le harán creer que vamos de gane.

Del secretario de Hacienda, no es la primera vez que el presidente refuta sus análisis, ni la segunda, ni la tercera. Pero esta es de las más graves. Y otra vez parte de la sinrazón, del cálculo del ojo de buen cubero que desprecia la técnica que no entiende. Cada vez son más fuertes los rumores de que es pronta la salida de Arturo Herrera; apenas en julio pasado salía Carlos Urzúa de la SHCP por razones similares, porque no entiende que no entiende. ¿Dos secretarios de Hacienda en año y medio?

Por cierto, entre esos abominados empresarios, en León ya se prepara la reconversión de algunas de ellas para fabricar 15 mil respiradores que ayuden a sobrevivir a los pacientes más afectados por el coronavirus. Canacintra trabaja en ese proyecto nacional de un crispado sector privado.

Guanajuato libra su propia batalla económica

La semana cierra con aspectos interesantes de la economía para los guanajuatenses. El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo parece articular más esfuerzos para respaldar al sector productivo y para ello se ha hecho de aliado al exgobernador y exsecretario de Desarrollo Económico, Héctor López Santillana, hoy alcalde de la ciudad más poderosa económicamente de la entidad, León.

En la Perla del Bajío se ha dispuesto un paquete de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa donde de proporcionará financiamiento por mil 300 pesos por cada trabajador que sea sostenido en su empleo tras la emergencia nacional. Además, las empresas deberán comprobar que no despidieron, antes de esta medida, a la mitad de su plantilla.

Las medidas del Gobierno del Estado siguen siendo insuficientes para el tamaño de la planta productiva local, frente a lo hecho en otros estados, sobre todo. Pero se sabe que ya se analizan más estímulos, porque lo que se viene será durísimo.

Hondo caló entre quienes tienen esta responsabilidad, saber que, por ejemplo, ya hay datos duros sobre la caída de ventas de automóviles en Estados Unidos y México, lo que afectará profundamente la cadena productiva del clúster automotriz guanajuatense. Los próximos meses serán complicados.

La tarea fundamental que debe soportar los esfuerzos gubernamentales en materia sanitaria, económica, social y política, es evitar hasta donde sea posible, ante esta gran crisis, la ruptura social. Hay que ver lo sucedido en otros países, empiezan a hacer agua en este apartado: sus sociedades se fracturan.

En la mira de quienes dirigen el estado, debe estar la atención emergente y sensible a la población y con altura, ver la reconstrucción necesaria.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario