Conecta con nosotros

Opinión

Serpientes y escaleras

Los videoescándalos de Lozoya

Periodico Correo

Publicado

En

Los videoescándalos de Lozoya

Cuando el presidente López Obrador se queja del “silencio” de los medios en torno a la extradición de Emilio Lozoya Austin —que muy probablemente se concrete hacia finales de esta semana o principios de la próxima– lo que en realidad está diciendo el mandatario es que el exdirector de Pemex no sólo viene desde España en calidad de uno de los hombres más encumbrados y cercanos al ex presidente Enrique Peña Nieto, sino que después de un detallado acuerdo con la Fiscalía General de la República, Lozoya viene dispuesto a abrir la “caja de pandora” y detonar un nuevo escándalo político-mediático de corrupción en el sexenio pasado.

Y de acuerdo con fuentes de alto nivel del gobierno, la información que tanto promueve el presidente involucra no sólo dichos y hechos del que fuera uno de los peñistas más cercanos del primer círculo en Los Pinos, sino también videos y grabaciones de personajes de primer nivel en el gobierno anterior y en el Congreso, que habrían sido grabados por el propio Lozoya Austin recibiendo sobornos con maletines llenos de dinero en efectivo y que acudieron a su fastuosa oficina del piso 45 de la torre oficial de Pemex.

Es decir, que además de la información que esté dispuesto a dar sobre el caso Odebrecht, Lozoya también ha puesto a disposición de la FGR un paquete de videos grabados por él en su oficina en los que aparecen varios políticos de la oposición en el sexenio de Peña Nieto, a los que él personalmente les entregó maletines llenos de dinero a cambio de que votaran a favor de la reforma energética cuando se discutió y se aprobó en el Congreso de la Unión.

De confirmarse la existencia de ese material, Lozoya se convertiría en el nuevo Carlos Ahumada de la política y estaríamos a las puertas de una nueva edición de los “videoescándalos” del año 2003, que en su momento involucraron a figuras del gobierno del antiguo Distrito Federal ligados al entonces jefe de Gobierno y hoy presidente de la República, como René Bejarano, Gustavo Ponce y Carlos Imaz.

Según las fuentes consultadas Lozoya mencionó concretamente tres cosas en el escrito que presentó ante el juez de la Audiencia Nacional de España para allanarse y aceptar la extradición solicitada por el gobierno de México y la Fiscalía General de la República: la primera fue, a petición directa del fiscal Gertz Manero, su reconocimiento “a las autoridades mexicanas” por su profesionalismo; la segunda, su disposición a colaborar con información sobre los delitos que se le imputan; y la tercera que él fue “sólo un instrumento” de la corrupción del gobierno peñista y que los actos y acciones ilícitas en las que participó siempre fue por instrucciones de sus jefes inmediatos superiores, es decir el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, que presidía el Consejo de Administración de Pemex, y el presidente Peña Nieto.

Veremos en cuanto traigan a Emilio Lozoya desde Madrid —que podría ser el próximo viernes en un avión que mandará el fiscal Alejandro Gertz Manero a recogerlo— cuándo y cómo se detona la bomba de los nuevos “videoescándalos” y quiénes serán los protagonistas de las grabaciones que entregará el exdirector de Pemex que, por lo que tanto repite y anticipa el presidente López Obrador, está claro que viene dispuesto a todo, con tal de salvar su pellejo, no sólo cantará con un fuerte do de pecho sino que está dispuesto a salpicar suciedad para todos lados.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Miguel Zacarías

El secretario de Seguridad Pública federal, bajita la mano, reanuda hostilidades.

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Fuera del estado y en un penal federal es mayor la seguridad que se tiene respecto a la detención de esta persona. Los riesgos de su permanencia en el estado de Guanajuato evidenciaban los riesgos a su seguridad, toda vez que encontrándose en el estado en donde ha construido una red de complicidades era más fácil o hacía vulnerable su estancia en un penal además de mediana seguridad. El Cefereso del Altiplano garantiza mayores condiciones de seguridad”. Alfonso Durazo Montaño

El secretario de Seguridad Pública federal, bajita la mano, reanuda hostilidades.

A una semana de que se diera la captura de Antonio Yepez, la más importante en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador de un líder criminal, tenemos que celebrar un hecho irrefutable: el avance de las instituciones en este trance.

Después de las recriminaciones mutuas que durante meses se recetaron el gobierno federal y el de Guanajuato por la responsabilidad en el incremento importante de la violencia y tropezones de ambos lados, se logró la captura en una acción conjunta del líder criminal más buscado en Guanajuato.

Se consiguió en una operación sin mayor derramamiento de sangre y que en la semana posterior, salvo algunos mensajes que conviene revisar, la institucionalidad se ha impuesto.

Los gobiernos de López Obrador y de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se han mantenido en un nivel razonablemente equilibrado en las acciones y declaraciones posteriores a la detención.

El lado feliz y exactamente opuesto a las ridículas y rastreras posturas de panistas y morenistas que se enfrascan en una guerra que solo a ellos importa al acreditar el mérito de la detención al gobierno de su partido y culpar de todas las calamidades al de enfrente.

La autoridad ha resistido hasta ahora las tentaciones. La 4T quería tener desde el mismo domingo a ‘El Marro’ en un penal federal a juzgar por uno de los primeros tuits de Durazo y los mensajes tras bambalinas que se enviaron en los últimos días.

Por fin está recluido este fin de semana en el penal del Altiplano desde dónde se dará virtualmente, la audiencia del proceso que se le sigue en Guanajuato. ¿Por qué no se esperaron a que concluyera esa diligencia de forma presencial?

La respuesta la daría el propio Durazo quien dijo que la permanencia del presunto criminal en Guanajuato representaba ya un riesgo por el nivel de seguridad del penal de Puentecillas y la red de complicidades que había construido ‘El Marro’ en Guanajuato.

Un dardo envenenado para la autoridad local que podría representar en más de un sentido el retorno a las hostilidades. No podemos olvidar que Durazo fue uno de los más insistentes a lo largo de los últimos meses en la necesidad de relevar al fiscal general, Carlos Zamarripa.

Que en la última semana haya reinado la institucionalidad y se hayan dejado al margen las pugnas, no quiere decir que estas hayan terminado.

En un sector del radiopasillo morenista y de algunos medios nacionales, se mantiene la convicción de que con Yépez Ortiz declarando bajo custodia de la federación, podrían venir las acusaciones que desvelarían justamente esa red de complicidades de la que habla Durazo y que dejarían mal paradas o contra la pared a este o el anterior gobierno panista y al propio Fiscal guanajuatense.

Esa, será una de las pistas que más morbo levanten en los meses por venir. Podríamos decir que los detractores de Carlos Zamarripa en la 4T se juegan ahí su última carta.

El gobernador de Guanajuato y el propio Fiscal saben que inevitablemente llegaría este momento y ninguno ha arrojado la toalla. Esa es una definición importante y no es estoicismo. Creen que no hay nada que lo pueda hacer tambalear.

Todos los dichos del gobierno estatal sobre la detención se dieron a través de Twitter en la cuenta de la Fiscalía. No hubo posicionamiento mediático alguno ni del gobernador ni del Fiscal. ¿Es bueno? ¿Es malo? ¿Se evitan tropezones? ¿Se deja la cancha libre a la Federación?

Al final de cuentas, las circunstancias ponen a Guanajuato en el peor de los mundos en esta coyuntura frente a 4T y siendo uno de los estados más violentos.

En la mayoría de las revisiones que se hacen desde el ámbito nacional, para las cifras adversas siempre será el villano de la película en el escenario nacional porque no hubo cambios en la dupla de funcionarios por la seguridad, porque el problema se dejó crecer en combinación con el anterior gobierno federal, porque se trata de un cartel de influencia regional.

Y para los logros, puede quedar como el “acompañante”, el coadyuvante o el que no estorba. Uno de los argumentos: la resistencia del gobernador Diego Sinhue a participar en las reuniones mañaneras de seguridad hasta hace unas semanas. El Ejército fue el artífice de la detención y así se presume.

Guanajuato mantiene el reto de bajar la violencia, los homicidios dolosos, la guerra de grupos del crimen organizado aunque en la difusión de los logros, siempre será telonero y en la repartición de culpas, responsable original.

Y mire usted que en la Federación también tienen sus propios infiernos. La Fiscalía General de la República es un mundo aparte y no parece tener la mejor de las sintonías con la secretaría de Seguridad Federal.

Y sí, la 4T lucha contra sus propios postulados. Dijeron que la misión central no era capturar capos pero han cacareado la detención de “El Marro” hasta el cansancio. ¿Se vale? Claro que sí. Pero por enésima vez, al estilo de la Chimoltrufia. Dicen una cosa y hacen otra.

Que botana el comunicado de Jacobo Manríquez, consejero estatal priista que convoca a un consejo “extraordinario y urgente”.

“El avasallamiento, y la falta de honestidad y escrúpulo de su quehacer. Traen una línea trazada desde el CEN que es la de imponer a toda costa aun y en contra de la legalidad al CDE ‘oficial’ a fin de sus intereses y que estará no atento a defender los propósitos de la militancia, sino a los del grupo en el poder, que se está sometiendo a las órdenes del gobierno federal”.

Estos priistas sin memoria. Ni la burla perdonan.

LA REFINERÍA QUE NO PUDIERON NI CALDERÓN NI PEÑA

Hace 11 años, el gobierno de Felipe Calderón quería construir una refinería y puso a varios estados a competir por ella entre ellos a Hidalgo del poderoso gobernador de Hidalgo y operador peñista, Miguel Osorio Chong y a Guanajuato gobernado por Juan Manuel Oliva.

Guanajuato perdió esa carrera y la ganó Hidalgo. Así estaba predestinado. La idea se mantuvo con Enrique Peña y fracasó en toda la línea. Pocos decían que fuera un proyecto inviable.

Y hace exactamente 11 años se daba el fallo a favor de Tula, más que previsible por más que el gobierno de Oliva dio la batalla hasta el final.

A 11 años de distancia, como sólo ocurre en la política mexicana, la pugna fue infructuosa y estéril porque el gobierno federal anunció en 2015 ya con Peña en la Presidencia y Osorio Chong de secretario de Gobernación, la posposición por tiempo indefinido del proyecto que se había programado para Hidalgo. Es decir, su cancelación.

A Guanajuato tampoco le ha llegado su premio de consolación con la reconfiguración de la refinería de Salamanca, lanzado también por López Obrador.

“Hasta el momento, de la refinería Bicentenario en Hidalgo, sólo quedan la barda, una deuda de mil 500 millones de pesos y el olvido”, escribió en una publicación hace seis años la edición mexicana de la revista Forbes.

Hidalgo gastó mil 500 millones de pesos por tierras de una refinería en la que solo se colocó una barda que resultó la más cara de la historia.

En Guanajuato, el proyecto Xonotli que se diseñó en los terrenos que se adquirieron también resultó un fracaso con una deuda adicional de 11 millones de pesos reconocida por el secretario de Desarrollo Económico, Mauricio Usabiaga.

Los panistas y los priistas critican el proyecto de Dos Bocas porque saben perfectamente lo que es malgastar el dinero en tierras que a una década siguen sin tener una utilidad en Guanajuato. En efecto, critican el derroche porque ellos también tropezaron con esa piedra. Tienen memoria y experiencia pero no autoridad moral.

EL SEMAFORO NARANJA: REBELDES Y SILENCIOSOS

Las reacciones que han tenido los alcaldes de San Miguel de Allende, Luis Alberto Villarreal; y de Irapuato, Ricardo Ortiz, para establecer límites a la reapertura de negocios con la llegada del semáforo naranja en Guanajuato, confirma que, si bien, es el gobierno federal el que tiene el poder supremo para establecer medidas de restricción, los municipios pueden, si se lo proponen hacer valer su autoridad y su resistencia.

Pero sobre todo, no escudarse en una disciplina institucional o en los límites legales que se supone, tienen por ser la autoridad con menos atribuciones.

Los dos presidentes municipales pintaron su raya ante el alineamiento del gobierno estatal con la Federación y dejaron claro que los alcaldes no tienen por qué dejarse llevar con las inercias en la materia.

Al final, Villarreal y Ortiz han mantenido su consistencia en el discurso con medidas que han ido más allá de lo que dictan las autoridades. Y no sólo plantean sus propios límites sino que los argumentan y los hacen públicos.

En San Miguel de Allende, no habrá reapertura de cines ni de teatros, ni de actividades religiosas públicas y se mantienen los retenes para los visitantes que vayan al municipio que no pueden entrar si no llevan reservación.

Durante mayo, junio y una parte de julio, sin llegar a acciones espectaculares, el alcalde de León, Héctor López Santillana, también trató de mantener una actitud más restrictiva y de hecho mantiene operativos para los bailes sonideros, antros y acciones que no respetaran la sana distancia.

Pero ante el anuncio del semáforo naranja, no hizo gestos y simplemente se calló.

León sigue registrando una alta tasa de contagios, está en tercer lugar en casos activos en el país, es la ciudad del corredor industrial con la más alta tasa de casos activos por cada 100 mil habitantes y el secretario de Salud, Daniel Díaz, ha dicho que por ser una ciudad con gran dinámica está particularmente expuesta a brotes o rebrotes. Pero esta semana, López Santillana no se rebeló y acató el semáforo tal cual.

El Arzobispado de León emitió su protocolo para la reapertura de servicios religiosos. Llama la atención que no incluye en su catálogo, la palabra “prohibir” sino pedir a la feligresía aceptar los lineamientos.

Por ejemplo pide no vayan a templos niños y personas vulnerables. Es sabido que quienes más acuden a servicios religiosos son los adultos mayores, población por definición, vulnerable al Covid-19.

En palabras del secretario de Salud, Daniel Díaz, saben hasta dónde pueden estirar la liga. En un par de semanas sabremos si realmente todo estuvo fríamente calculado.

Continuar Leyendo

Israel López Chiñas

Contexto especial para elecciones e impartición de justicia 

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Contexto especial para elecciones e impartición de justicia 

“La reforma penal logró un cambio tan radical que las autoridades deberán modificar desde su forma de pensar hasta su manera de actuar, para estar a la altura de las nuevas exigencias de la sociedad. Entre los cambios más importantes está que todas las audiencias y el propio juicio serán orales y a la vista de todas las personas interesadas, es decir públicos”. El nuevo Sistema Penal de Justicia.

En el atolladero entre el presidente, Andrés Manuel López Obrador y los gobernadores donde ha quedado inscrito -atrapado sin salida- el mandatario guanajuatense Diego Sinhue Rodríguez está “desviando” su atención de los quehaceres que le mandatan las leyes, mostrando deficiencias y cierta virtud durante el ejercicio del poder. Esta coyuntura dictará que una de las partes enfrentadas en la lucha partidaria con tufo electorero, sí concibió la razón y saldrá airosa y la otra desgastada. Vienen ahora los momentos de pruebas.

En el marco de la pandemia letal provocada por el SARS-CoV-2 y las condiciones políticas e ideológicas intentadas por la 4ª transformación que incluyen la lucha contra la corrupción, se realizan los preparativos para acceder al proceso electoral dentro de un mes. Así, transitarán en paralelo actividades por la salud y la vida, seguridad pública y el nuevo esquema educativo televisado, las elecciones hasta la aplicación de la justicia, donde Emilio Lozoya Austin con José Antonio Yépez Ortiz ‘El Marro’, constituyen un muestrario sociológico para intentar la recreación de la confianza en el pueblo.

Aunque todavía no lo concientice, la clase política no sólo se juega el futuro con su actuación en la crisis sanitaria sino que también participa en el modelaje de una nueva sociedad más “descreída” para su retorno a la nueva normalidad. El conflicto entre centro (Federación) y provincia (entidades), está “desgastando la tolerancia” de los gobernados, porque del costal de papas -aunque se revuelva- se sacarán sólo papas; o sea, no habrá solución. Los estados de la República son “libres y soberanos” y cuentan con un andamiaje jurídico a fin de desarrollar un plan estatal.

Y quizá lo infame del drama es que los gobernadores le reclamen a la Federación un reparto más justo de los recursos públicos que recauda, pero reproducen ese reparto “torcido” entre sus municipios, al grado que la célula básica sigue empobreciendo porque son excluidos por los dos. Sin negar la necesidad y la importancia de alcanzar un reparto equitativo del erario, deja de tener sentido cuando resulta una cantaleta o simple instrumento a fin de mantener un conflicto político partidario.

En el atolladero entre el presidente, Andrés Manuel López Obrador y los gobernadores donde ha quedado inscrito -atrapado sin salida- el mandatario guanajuatense Diego Sinhue Rodríguez está “desviando” su atención de los quehaceres que le mandatan las leyes, mostrando deficiencias y cierta virtud durante el ejercicio del poder. Esta coyuntura dictará que una de las partes enfrentadas en la lucha partidaria con tufo electorero, sí concibió la razón y saldrá airosa y la otra desgastada. Vienen ahora los momentos de pruebas.

Mientras llegan los buenos resultados en materia de salud, tendencias de la realidad, totales de contagios, pacientes y decesos a la baja de varias semanas consecutivas y avaladas con estudios que ofrezcan las pruebas de los avances contra la Covid-19, las cuentas alegres de los políticos podrían provocar un fenómeno de rebote con cobro de vidas. En esa tesitura, qué pasaría si las partes en el conflicto cambiaran sus estrategias para concebir y producir un Plan Nacional, aglutinador para encarar la enfermedad, no habría duda que vendrían mejores resultados que la espera de pacientes a la puerta de los hospitales.

Aunque los encargados de seguridad en los niveles federal y estatal, Alfonso Durazo y Alvar Cabeza de Vaca, celebran la detención de un criminal como simiente que servirá para abonar y venga la seguridad en automático, un deseo onírico, porque ni una golondrina hace verano ni tampoco se han suscitado en territorio estatal las condiciones para el abatimiento de la violencia y la impunidad, los factores que fundamentan y manifiestan “la inseguridad” en las plazas.

El secretario Durazo se emocionó con tener a ‘El Marro’ encarcelado; encontró en el cabecilla del grupo criminal guanajuatense el momento para exculparse de los errores pasados, como el fracaso de la 4ª. T en Culiacán, Sin., con un vástago de ‘El Chapo’ Guzmán capturado por las fuerzas armadas que liberó el presidente López Obrador liberó –aceptó ese hecho-. Comentar a la trompa talega que bajaron los homicidios dolosos en 50 por ciento en el estado tras el arresto, es interpretación silvestre, carente de elementos sobre la criminalidad en Guanajuato; no se puede esquivar que con ello el sonorense está pagando su noviciado.

Las notas sobresalientes en la lucha contra la corrupción, resultan las escenificaciones de los juicios legales seguidos a Emilio Lozoya, ex director de la paraestatal Pemex y, curiosamente, a José Antonio Yépez ‘El Marro’, el delincuente que sustrajo más combustible de la empresa de forma ilegal. Además de dejar ver tanto la efectividad de la Procuración como de la Administración de la Justicia de los dos lados.

Para los que no quieren mirar la cuestión del “huachicoleo” que afectó y sigue perturbando los ámbitos estatal y nacional como extracciones especiales que produjeron ganancias que se distribuyeron a diversos sectores sociales, se llevarán la sorpresa pues, aunque ‘El Marro’ no lo anunció, tiene nombres qué ofrecer de personas involucradas. Lo mismo pasará con el delito de delincuencia organizada en donde puede hacer señalamientos que llevan a la gente que resultó beneficiada con todas sus operaciones hechas fuera de la ley.

En el estreno ante el juez de distrito, se le señaló que “tejió una red de protección con policías estatales y municipales y efectivos del Ejército Mexicano, a quienes entregaba grandes sumas de dinero para que lo dejaran operar; amén de construir una base social con los diversos comuneros de municipios del estado, quienes lo apoyaban para generar disturbios contra las fuerzas armadas. La justicia federal, antes  que “El Marro” tenía entre redes a más de media docena de sus colaboradores, enjuiciándolos por delincuencia organizada. El “quid” del operativo que condujo a la aprehensión el domingo pasado.

Habrá oportunidad para saber si las reformas en materia penal, han sido buenas; responden a las exigencias actuales y si generan confianza en el sistema penal. En el estado deben revisarse los personajes que están al frente de dos instituciones, fiscalía general y seguridad pública, con el rechazo de la sociedad. Carlos Zamarripa y Alvar Cabeza de Vaca, ampliamente criticados que serán nuevamente señalados.

En este “escenario muy especial” en que se moverá la ciudadanía en el  proceso 2020-2021, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) ya aprobó ejercer la facultad de atracción para tener fecha única en la conclusión de las precampañas y el relativo a recabar apoyo ciudadano para los independientes. En Guanajuato, las precampañas concluyen el 31 de enero y la búsqueda de apoyo el 19 de enero, ambos en 2021.

Continuar Leyendo

León Ruiz

La educación, un destino incierto

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

La educación, un destino incierto

Bajo la estela de una pandemia que no cede y con los tiempos encima, este 24 de agosto arrancará el nuevo ciclo escolar 2020-2021. Aunque sigue prevaleciendo la cautela y en buena medida la prudencia como factor dominante, la educación no se puede detener a pesar del obscuro panorama que la envuelve.

Ante la premura del tiempo, Esteban Moctezuma, titular de la SEP, tomó la decisión de reanudar la ruta escolar a través de los medios masivos de comunicación como el radio y la televisión. Sin embargo, aunque se justifica, la estrategia no satisface del todo a maestros y padres de familia, ya que a la fecha no hay precisiones sobre el papel que habrán de jugar docentes y directivos escolares.

Incluso otro factor que se desliza sutilmente en el tablero de las imprecisiones, es la interacción maestro alumno y su enlace a través del internet y los medios digitales. De igual forma se aprecia un vacío en el cómo se estructurarán los ejercicios y tareas escolares, para que haya un dinamismo eficiente que conecte a los chicos con una fría pantalla.

Por lo visto, la estrategia determinada por la autoridad educativa dista mucho de ser la concreción de las experiencias e imprevistos que niños y docentes vivieron en el ciclo recién concluido. Aunque era de esperar que este ciclo siguiera la modalidad a distancia y en línea, igual muchos creímos que sería en una versión mejorada y aumentada.

Ahora con la determinación nacional de sentar a nuestros niños, niñas y jóvenes como espectadores de la televisión o escuchas de la radio, se estará dando paso atrás si no se abren caminos de vinculación en tiempo real entre el alumnado y su maestro. Por mucho la expectativa acariciaba escenarios muy superiores, donde los sistemas educativos construyeran plataformas o conveníos con aplicaciones multimedia para abrir verdaderas aulas virtuales, donde prevaleciera la calidez humana.

Cierto es que se hace lo que las condiciones presupuestales y de infraestructura educativa permiten, sin embargo, también cierto es que las adversidades hacen que emerja la creatividad y el talento innovador para capitalizar al máximo la virtud y competencia profesional de los responsables educativos. Ya el magisterio se enfrentó al reto de operar un sistema escolar colapsado y sin instrumental adecuado, ¿por qué no condensar ese basto conocimiento empírico en un modelo educativo?

Con 4 meses de confinamiento y de haber planteado objetivos más concretos, hoy se estuvieran dando pasos firmes en torno a la construcción de un sistema educativo virtual, con las plataformas y servidores más adecuados para garantizar el hecho educativo. De igual forma los gobiernos, federal y de los estados ya deberían haber tendido una red de cables y puntos de transmisión y enlace del internet, para que hubiera señal en todos los hogares, permitiendo con ello enlazar colectivos escolares.

Bajo la misma tesitura de planeación estratégica, ya deberíamos estar migrando la educación a sesiones virtuales, donde niños, niñas y docentes se vieran cara a cara, desarrollando temas en línea y abordando una forma futurista de formación. Ahora sería una realidad que el niño cargara su mochila en una carpeta virtual de su tableta o celular, sus libros los llevara en su dispositivo y con ellos infinidad de documentales, ejercicios y recursos didácticos que, con la guía de su maestro o maestra, lo hicieran dueño del saber.

En unos días comenzaremos el nuevo ciclo escolar con un entramado confuso, aunque con la siempre loable actitud comprometida del magisterio guanajuatense y con una Secretaria de Educación proactiva y abierta para hacer del ciclo escolar venidero, la mejor oportunidad de trascender. Ojalá las circunstancias sean propicias y la experiencia vivida un faro de luz, donde también el sistema educativo aprenda cada día.

El destino no es una ocasión fortuita, sino la suma de los aprendizajes obtenidos en nuestro trayecto de vida.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario