Serpientes y Escaleras

salvador-Garcia soto

Tiempo de defensa

Terminó la incertidumbre y la confusión: Donald Trump ha dejado clara su declaratoria de guerra contra México, no una guerra armada o belicista -al menos hasta ahora- pero sí una guerra comercial, de impuestos, migración y política exterior antimexicana. El presidente de Estados Unidos ya abrió totalmente sus cartas y éstas son todas de agresividad y ataque a México, como el objetivo con el que busca legitimar su discurso y cumplir las promesas que hizo a los votantes estadounidenses más duros y que odian la migración y la culpan de sus problemas económicos. Trump está urgido por legitimarse y ante el enorme rechazo que enfrenta de la otra mitad de la sociedad estadounidense y la rebelión de varias áreas y agencias de su propio gobierno declaradas en ‘resistencia’ en su contra, atacar y someter a México es su estrategia para ganar fortaleza y legitimidad en lo inmediato.

Por eso México tiene que empezar a defenderse. Se acabó el tiempo de las dubitaciones. El ‘diálogo y la negociación’ ya no son estrategia suficiente para enfrentar la agresión declarada con todas sus letras, ya no sólo por un muro que puede construir si lo desea en su territorio, con todo y lo aberrante y estúpido que nos parezca; lo más grave en este momento son las acciones comerciales y arancelarias anunciadas por Trump y su clara intención de matar el TLC para cambiarlo por un acuerdo bilateral claramente ventajoso para los intereses estadounidenses.

Si el canciller Luis Videgaray no ha entendido eso y quiere seguir en una línea de supuestas ‘señales alentadoras’ porque Trump dice que ‘le importa México y su economía’ o por los acuerdos ‘ocultos’ que le propusieron en Washington, es momento de que se vaya. Ya le dimos oportunidad de aprender y su fracaso en la asesoría que dio al presidente Peña Nieto -tan sólo en esta última sin contar todas las veces anteriores en que se equivocó al hablarle- fue total y con resonancia internacional. Peña puede y debe seguir hablando con Donald Trump, pero es momento de que entienda que por la vía del diálogo no va a detener las acciones concretas contra el país que ya está tomando su homólogo estadounidense. Llegó el momento de la acción, presidente. Llegó el tiempo de defender al país con todos los instrumentos legales, políticos, comerciales y diplomáticos que estén a la mano.

Para lograrlo cuenta con el apoyo de todos los mexicanos. Pero si su equipo no funciona, si sus hombres de más confianza han fallado, ya no debe dudar en deshacerse de ellos. Hay muchos otros mexicanos con talento, con experiencia y capacidad a los que en este momento podría llamar y que estarían dispuestos a integrarse a su equipo o a un grupo especial que usted convoque, sin importar orígenes, procedencias y mucho menos signos partidistas. Decídase, presidente, a enfrentar esta coyuntura histórica, esta encrucijada, con un equipo amplio y multidisciplinario. Son tiempos de guerra, comercial y diplomática, pero al fin guerra y para esos tiempos se necesita, precisamente, un gabinete de guerra.

Enrique Peña Nieto tiene enfrente la oportunidad, quizás la última, de salvar su errático sexenio y no puede ni debe hacerlo solo. Mucho menos escuchando solo a una o dos personas -Videgaray y Meade- que por ‘inteligentes y capaces’ que se crean o que los crean muchos, ya tuvieron la oportunidad de asesorar al presidente, y se equivocaron. Es momento de que Peña abra los oídos a muchas otras voces, inteligentes también, capaces sin duda, con experiencia probada que están ahí presentes y dispuestas. Lo mismo en la academia que en la política o el sector privado y desde la misma sociedad. Sólo es cuestión de que el Ejecutivo federal asuma el liderazgo que le corresponde y lance ya la convocatoria urgente para que todas esas voces, todas esas mentes y todos esos corazones que quieren y pueden defender a México, se sumen.

Un ‘Consejo Nacional de Emergencia’, un ‘Gabinete de Crisis’ o una ‘Comisión para Defender al País’, como se le quiera llamar, el nombre es lo de menos; lo importante es que Peña Nieto ya no esté solo y aislado por el pequeño grupo de ambiciosos que lo han mantenido secuestrado y distanciado de la realidad. El momento que enfrentamos como nación sí nos obliga a unirnos, pero la convocatoria a la unidad tiene que tener un sentido, un proyecto, un liderazgo que nos diga hacia dónde vamos a ir, qué acciones concretas vamos a tomar en materia comercial y diplomática, tanto para trabajar y fortalecernos internamente en nuestra producción y como sociedad, como para defendernos de las agresiones puntuales que está tomando el nuevo gobierno de Estados Unidos.

Llegó el tiempo de la acción y de la defensa. Si el presidente no asume esa convocatoria y sigue aferrado a escuchar sólo una voz, entonces quedará rebasado, anulado ante las muchas otras voces y las muchas otras manos que ya están activándose para defender a México. Este es su momento, presidente Peña. No fueron sus reformas lo mejor que pudo hacer en su sexenio; lo que lo puede hacer pasar a la historia es justo este momento: usted decide si quiere pasar como el presidente que entendió y enfrentó la amenaza junto a los mejores mexicanos, o como el presidente que se quedó atrás y no supo estar a la altura de lo que su nación le demandaba.

NOTAS INDISCRETAS…

Las cosas parecen definidas en el Estado de México, al menos en cuanto a los nombres de los aspirantes. Alfredo del Mazo y Josefina Vázquez Mota protagonizarán una lucha de pronóstico reservado en la que Delfina Gómez les irá pisando los talones. Muy atrás, como se está quedando también su definición de candidato, se va a quedar el PRD. Hay incluso quien piensa que el PRI no va a poder con Vázquez Mota y que hay ‘acuerdos ocultos’ en las cúpulas del poder que van a terminar favoreciendo a la panista que arranca con todo el respaldo de la dirigencia de su partido, encabezada por Ricardo Anaya, con el padrinazgo de Santiago Creel y con los nueve gobernadores panistas que ya se reunieron a comprometer su apoyo. A Del Mazo mientras tanto, se le ve con un priismo que parece dividido y sometido, y con la carga, nada fácil de arrastrar, de la muy baja popularidad y aceptación que tiene su primo, el presidente, en el Estado de México. Veremos cómo se definen las cosas en el convulsionado y enardecido Estado de México. Por lo pronto todos están listos y sólo falta la señal de arranque. Que alguien despierte a los perredistas que todavía ni siquiera tienen candidato… Tres destacados médicos mexicanos fueron reconocidos recientemente por su trayectoria y prestigio, con su ingreso a las Academias de Medicina y de Cirugía de Francia. Se trata de los doctores José Ángel Córdova Villalobos, exsecretario de Salud; Enrique Graue, actual rector de la UNAM; y Armando Barriguete, prestigiado cirujano. El ingreso de los tres ocurrió el 11 de enero pasado en París y en una de las ceremonias el doctor Córdova Villalobos dictó una ponencia magistral sobre el desarrollo de la cirugía en los últimos 70 años en México, en la que habló del sistema de salud mexicano, la infraestructura y el derecho a la salud. Mencionó desde la primera escuela de Medicina en Oaxaca hasta la medicina azteca y maya, descrita en el Códice Badiano. Luego relató la fundación de la Real y Pontificia Universidad de México, hasta el impacto de la medicina francesa en nuestro país en mitad del siglo XIX y XX, la creación del IMSS, de los institutos nacionales y la evolución de la cirugía moderna, que hoy se realiza en México al nivel de las más avanzadas del mundo, con técnicas de laparoscopia, robótica y trasplantes. Bien por los médicos mexicanos y por la medicina… El ministro Luis María Aguilar, presidente de la Suprema Corte, hizo un llamado a la unidad de los mexicanos y expresó la solidaridad del Poder Judicial de la federación con el país ante cualquier embate. México es un país soberano e independiente, puntualizó, y hoy más que nunca es necesaria la solidaridad de todos los mexicanos con sus instituciones y con las autoridades que nos representan. “No podemos tolerar que nadie nos venga a decir lo que debemos hacer, ni podemos tolerar lo que otras personas quieran hacer de nosotros”, expresó, en lo que fue interpretado como un respaldo a la decisión del presidente Enrique Peña de cancelar la reunión programada con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump… El pájaro de cuenta se les volvió a volar. Fuentes cercanas a la búsqueda de Javier Duarte afirman que el exgobernador prófugo ya se encuentra en Canadá, donde se esconde de las agencias de seguridad mexicanas y de la Interpol. Duarte logró volar a Canadá con todo y la búsqueda de la Marina, que estuvo a punto de capturarlo en cuatro ocasiones, dos en Chiapas y las dos últimas en Guatemala, pero con eso de que al exgordito y a su ambiciosa esposa Karime Macías les pasan ‘pitazos’ desde el gobierno federal, pues los dos pájaros de cuenta se les volaron a Canadá… Los dados cierran semana con Escalera doble. ¡Arriba el ánimo!