Serpientes y Escaleras

Publicidad

Pegan ‘duro’ a Meade ‘prietos’ de Ochoa

La fallida crítica del dirigente nacional del PRI a los priistas que abandonan su partido para irse a Morena, a los que se refirió el sábado pasado como “esos prietos que ya no aprietan”, no sólo le valió a Enrique Ochoa Reza cuestionamientos de “racismo y discriminación” en las redes sociales, sino que con todo y su disculpa pública, en la que dijo no haber querido ofender “a las personas que tienen mi mismo color de piel”, tuvieron un impacto directo en el cuarto de guerra del precandidato presidencial priista, José Antonio Meade, donde registraron el efecto negativo del dicho desafortunado de su dirigente.

Alejandra Lagunes, actual integrante del cuarto de guerra del abanderado priista y hasta hace poco coordinadora de Estrategia Digital de la Presidencia de la República, reconoce en una conversación de Whatsapp, con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, que el impacto negativo de los comentarios de Ochoa Reza “en redes fue terrible” y, la inminente candidata al Senado por el Partido Verde, acepta también en ese intercambio de mensajería que la campaña de Meade está “muy complicada”.

La captura de pantalla de una parte de esa conversación entre Lagunes y Velasco, sostenida el pasado lunes 12 de febrero, a las 8:31 de la noche, según se ve en la fotografía, fue enviada a esta columna por un periodista chiapaneco que pidió el anonimato, y confirma la preocupación que se vive al interior de la campaña del PRI y del Verde, más allá del discurso y el mensaje público triunfalista del candidato y los dirigentes de esos partidos.

“Ya no estás en Presidencia?”, pregunta Manuel Velasco. “Ya no… Ando full en la campaña”, responde Alejandra Lagunes, cuya cuenta de Whatsapp fue verificada. “Qué difícil campaña… Ale. ¿Cómo está Rafa?”, dice el gobernador. “Sí muy complicada… Rafa está muy bien!.. ustedes?… Anahí?.. cómo sientes todo por allá?”, pregunta la futura candidata a senadora. “Durísimo… Sabes que pegó mucho… Esto de Ochoa de prietos”, comenta el mandatario. “En redes fue terrible… cómo está el tema en tierra?”, pregunta la exfuncionaria de Presidencia. Hasta ahí la parte del intercambio de mensajes entre los dos personajes de la que tenemos la captura de pantalla.

Ese fragmento de conversación coincide con las versiones de otros políticos cercanos a la campaña de Meade, sobre el trabajo del dirigente del PRI. Le cuestionan a Ochoa que no ha tenido la habilidad para conectar y poner a trabajar a la estructura nacional del partido en favor de la campaña presidencial. Por ejemplo, salvo invitaciones esporádicas a algún evento, como el reciente cierre en Tlalnepantla, a la mayoría de gobernadores del PRI ni les han llamado y mucho menos convocado a tareas específicas en el proselitismo en favor del candidato en sus estados. “No nos buscan, no nos involucran. Yo le ofrecí a Meade que iba a ganar en mi estado, pero también estoy esperando a ver cómo salen las listas de candidatos a diputados y si cumplen los acuerdos”, dijo un gobernador priista a este columnista. “Se percibe falta de operación política y de oficio para jalar y poner a trabajar a todos los priistas más experimentados en la República. Ochoa fue útil para Peña en otro momento, pero hoy a Meade le urge otro perfil de presidente del PRI para la campaña”, añadió el mandatario.

Así que el comentario de los “prietitos que ya no aprietan” podría costarle a Ochoa Reza algo más que un trending topic negativo y una tunda en redes sociales. A partir del próximo 18 de febrero, cuando José Antonio Meade, asuma la candidatura formal a la Presidencia, el de Ochoa podría ser de los primeros cambios en la “muy complicada” campaña del abanderado del priismo; uno de varios “manotazos en la mesa”, que dicen, piensa dar el candidato Meade, en un intento desesperado de levantar lo que hoy sigue en picada.

NOTAS INDISCRETAS

Una buena respuesta a la pregunta que lanzó este lunes el presidente Peña Nieto, sobre ¿por qué los mexicanos están tan enojados con su gobierno, cuando él ve “grandes avances y logros” en los últimos seis años?, la dio ayer, desde Washington, el director nacional de Inteligencia de Estados Unidos, Dan Coats. “Un asunto clave en el ambiente político para este 2018 en América Latina será la frustración popular por el bajo crecimiento económico, los escándalos de corrupción y el espectro de la endémica actividad criminal en algunos países”. El funcionario estadounidense habló en una audiencia del Comité del Senado de Inteligencia del Congreso, sobre las “amenazas mundiales” a la seguridad nacional de su país. Y ahí se refirió en concreto a los comicios en México: “Elecciones presidenciales, incluidas las de Colombia y México, se llevarán a cabo en momentos en que los partidos políticos e instituciones gobernantes resgistran récords bajos de apoyo, lo cual podría fortalecer el atractivo de los candidatos de oposición”. ¿Entiendes Peña?… Se baten los dados. Serpiente doble.