“Ser músico es un orgullo”, dice don Mario como un mariachi de cuarta generación en Celaya

Fotos: Martín Rodríguez

Luz Zárate

Celaya.- Mario Barrios, de 74 años de edad, actualmente es mariachi pero, casi toda su vida tocó en tríos los grandes éxitos del momento. Hoy se siente orgulloso de pertenecer a una familia de músicos y que ya va la cuarta generación que entrega su vida a la música. 

Don Mario contó que a la edad de 8 años empezó a tocar en los restaurantes acompañando a su papá, entre risas recuerda que le tenían que poner una silla para alcanzar el tololoche, aunque también tocaba el bajo.

“Ser músico es un orgullo y un honor, más porque me enseñó mi papá y yo enseñé a mis hijos y mis nietos. Yo empecé con mi papá, tocábamos música clásica, inclusive me enseñaron a tocar el bajo, tololoche, tocábamos jazz y swing, me acuerdo que me tenían que subir a una silla para alcanzarlo, en aquellos tiempos tocábamos en los restaurantes y yo era niño, andaba ahí, mi papá me enseñó a ser músico”, platicó.

Lee también: León: pese a la falta de trabajo, en la Plaza del Músico aumentan los mariachis

Muy orgulloso de su profesión, contó que la familia Barroso es ya una tradición en Celaya, pues van 4 generaciones de músicos que han amenizado cientos de eventos para las familias celayenses. 

Mencionó que este próximo lunes festejarán el Día del Músico junto con otros colegas en las oficinas del sindicato de Músicos, esto porque por segundo año consecutivo no se realizará, por la pandemia del Covid-19, un magno evento en el Andador de Santa Cecilia donde está la Santa Patrona de los Músicos y donde desde hace décadas se festeja cada 22 de noviembre a todos los que se dedican a la música.

“Tengo dos Grupos de mariachi: el Mariachi Platino y los Hermanos Barrios, es pura familia, son mis tres hijos y mis nietos, todos nos dedicamos a la música”, señaló.

Aunque le gusta ser mariachi, se sinceró y platicó que extraña los tríos, pero desgraciadamente todos sus compañeros ya murieron y son agrupaciones que no son tan demandadas como antaño.

“Fui de trío tocando requinto, comencé en la música a la edad de los 8 años, tengo tres años de ser mariachi porque fueron muriendo mis compañeros de trío, aquí en Celaya a lo mejor soy de los pocos que quedan, los demás ya se murieron, empecé con mi papá con música clásica y cuando tuve 14 o 15 años, mi papá me soltó y me fui al trío, mi fuerte es el requinto”.

Ve más: Les ‘roban’ el lugar de trabajo a los mariachis

Y con tristeza dijo que desgraciadamente en la actualidad la música comercial es más solicitada, además de las bandas, pero agradece que su papá lo enseñó a tocar varios instrumentos y eso lo ha sacado a flote.

“Afortunadamente como mi papá me enseñó a tocar violín, tololoche y otros instrumentos, no se me puso dificultuoso tocar”, dijo.

Mario Barroso acude todos los días al Andador de Santa Cecilia, en donde ofrece los servicios de las dos agrupaciones de mariachi a las que pertenece y orgulloso presume lo bien que tocan sus hijos, pero sobre todo su nieto Gilberto Barrios.

“Tengo tres hijos, todos son músicos, son mariachis y para mí es un orgullo cuando los escucho tocar, por aquí está mi nieto que me supera este muchacho, toca el violín, es inminente,  este muchacho musicalmente me supera en el violín, es importante para mí lo poquito que uno les enseñó y ahora me siento muy bien, que me supera, es uno de los mejores violinistas de Celaya”, afirmó Mario.

Gilberto Barrios tiene 27 años y comenzó a la edad de 15 años a tocar el violín y la guitarra, aunque sus primeros acercamientos a la música fueron a través de su padre y su abuelo, tomó algunos cursos para profesionalizarse aún más en la profesión que dijo ama y que dijo sentirse orgulloso.

“Para ser músico debes tener amor al arte, la música es algo a lo que debe tenérsele respeto, no cualquiera es músico, se necesita mucha dedicación”, mencionó.

Aunque joven le gusta la música clásica y de antaño, pues la de las nuevas generaciones es más comercial. Sin embargo, recalcó que respeta porque es cuestión de gustos.

También puedes ver: Detienen a capitalino por alterar el orden público; no quiso pagarles a los mariachis que contrató

“Siento que son gustos, existen muchas generaciones, hay personas de mi edad que aprecian la música de mariachi, pero también hay quienes se conforman con la música que les ofrece la radio, las disqueras, actualmente no se le exige mucho a la música, anteriormente para ser músico y sobresalir se necesitaba mucha dedicación, ahorita hay muchos programas que ayudan a afinar la voz, ahora es más fácil tocar y cantar”, señaló Gilberto, nieto de Don Mario Barrios. 

Celebran que ya no se han robado a Santa Cecilia y organizan festejo por su día

Los mariachis y diversos músicos que se postran todos los días en el Andador de Santa Cecilia, ubicado entre el Jardín Principal y la calle Benito Juárez- contaron que han tenido que reforzar muy bien el nicho de su Santa Patrona.

El año pasado en marzo se robaron la imagen de la Virgen, pues el año pasado y en plena pandemia por el Covid-19, en marzo se robaron la imagen de Santa Cecilia el 1 de marzo del 2020 y fue regresada el 21 de noviembre de ese año, un día antes de los festejos por el Día del Músico.

Ya anteriormente también había sido sustraída, el 14 de enero del 2014 los ladrones se la llevaron de su nicho y se la vendieron a una mujer en 70 pesos, quien la regresó a los músicos y se volvió a colocar en la vitrina donde se expone, hasta esa segunda vez que se la volvieron a robar, por ello tuvieron que colocarle una reja por el frente y por atrás de su nicho, nuevas cerraduras así como candados de máxima seguridad.

Cabe mencionar que la segunda vez que se la robaron, los ladrones se comunicaron con los representantes del Sindicato de Músicos y les pidieron dinero para que les pudieran regresar, aunque sólo les entregaron 200 pesos.

“Hemos tenido que estar cuidando a la Virgen, porque el año pasado se la robaron y no estuvo muchos meses, pero afortunadamente ya van dos veces que se la roban y las dos veces la virgencita regresa”, platicó Mario López.

No te pierdas: Celebran mariachis su día a pesar de la contingencia

Los músicos señalaron que la Virgen Sata Cecilia los ha ayudado a sobrevivir durante la pandemia y les ha mandado trabajo, pues ante la falta de eventos el 2020 y el primer semestre de este 2021 ha sido muy complicado por el alto número de contagios de Covid-19 y con ello la cancelación de eventos sociales y religiosos, fiestas y reuniones. 

Por lo menos 500 músicos fueron afectados por la pandemia causada por el coronavirus Covid-19, pero a pesar del poco trabajo y los bajos ingresos que han tenido los últimos meses, ya se están recuperando y eso no merma su espíritu alegre y las ganas de festejar este lunes su día. 

Gabriel Ramírez Estrada actualmente trabaja en el Mariachi Imperial, tiene 40 años de ser músico y en todo ese tiempo nunca le había pasado que hubiera días en que no llegara ni un cliente y que definitivamente no hubiera trabajo. Así como él, hay otras decenas de músicos que fueron afectados por la contingencia sanitaria, pero que ya está mejorando el panorama con el cambio de Semáforo a color verde.

Arturo Núñez Razo, subsecretario del Sindicato de Músicos, platicó que son 400 los músicos que pertenecen a la agrupación más unos 100 libres que trabajan por su cuenta.

Por lo que ya se preparan para el festejo que será el lunes 22 a las 13:00 horas en las oficinas del Sindicato de Músicos, en donde se realizará una misa y un convivio entre todos los que se dedican a la música.