Irapuato Top 5

Sequía deja al descubierto el templo de la Virgen de los Dolores en Irapuato

Nancy Venegas

Irapuato.- Igual que en 2019 y el año pasado, a consecuencia de la sequía, los visitantes a la presa La Purísima pueden apreciar la belleza arquitectónica del templo hundido dedicado a la Virgen de los Dolores.

Para los productores agrícolas y pescadores de la zona, no es un buen augurio la escasez del agua, pero agradecen que se pueda apreciar el templo en el que ruegan a la Virgen por un mejor temporal.

Con la finalidad de prevenir inundaciones como la ocurrida en 1973 en Irapuato, seis años después en 1979 inició la construcción de la presa de la Purísima, un sitio icónico que anualmente recibe cientos de miles de visitantes locales y foráneos.

Vestigios del Zangarro Bajo las aguas de la presa, permanecen los vestigios de la comunidad El Zangarro que fue reubicada y que durante la temporada de sequía sale a flote con la construcción de su templo erigido en honor a la Virgen Santísima de los Dolores.

El Archivo Histórico Municipal cuenta con el decreto federal emitido el 15 de octubre de 1979, el documento emitido por el entonces presidente de México, José López Portillo, señalaba que la comunidad El Zangarro tenía que sacrificarse y reubicarse porque se necesitaba la edificación de una presa en la zona, cuya superficie es de mil 200 hectáreas y desde el 25 de noviembre del 2005 es un área natural protegida por el gobierno de Guanajuato.

En 1979, los lugareños del Zangarro fueron reubicados, pero quedó intacta la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, cuyo edificio data de mediados del siglo XIX, hasta la fecha se conserva su estructura original en color gris, sus arcos internos mantienen su grabado original en la cúpula y parte de su atrio cuando el templo es visible.

Este templo es el único hundido en la entidad y el quinto del territorio nacional: en la presa Presidente Benito Juárez, en el Istmo de Tehuantepec se encuentra el exconvento de Jalapa de Marqués; el templo de Quechula, se ubica en la presa de Malpaso, en Chiapas; en la presa de Churumuco, en Michoacán, se encuentra la Parroquia de San Pedro Apóstol; los templos de San Luis Rey de Francia, Santo Tomás de los Plátanos y del Señor del Quejido, se ubican en el Estado de México.

Otras noticias