Sepultan a ministerial asesinado en Pénjamo

Familiares, amigos y compañeros del agente acompañan el cuerpo del penjamense hasta su última morada en el Cementerio Municipal;  el cortejo fúnebre se realizó bajo un fuerte dispositivo de seguridad

Redacción

Pénjamo.- Ayer, familiares, amigos y compañeros de trabajo de José Alejandro Melitón Canchola Quintero, agente de la Policía Ministerial que fue asesinado la noche del domingo frente al templo de la comunidad Churipitzeo en Pénjamo, despidieron el cuerpo del penjamense quien fue sepultado en el panteón municipal. Tras un breve pase de lista, los restos fueron depositados en una gaveta que se convierte en su última morada.

Bajo un fuerte operativo de seguridad implementado por la Policía municipal y el Ejército Mexicano, se llevó a cabo la procesión fúnebre desde el templo de Nuestra Señora de los Remedios en la zona centro de Pénjamo hasta el panteón municipal, un recorrido que hicieron a pie acompañados de varias unidades oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato.

Las sirenas de las patrullas ministeriales interrumpieron la tranquilidad de la ciudad. Paso a paso, la caravana recorrió la calle Remedios así como los bulevares Lázaro Cárdenas y Aldama, hasta llegar al panteón municipal. Ahí, bajaron el féretro que trasladaba los restos del comandante, recorrieron algunos pasillos y lo ubicaron en la gaveta donde serían depositados.

Ahí, sus compañeros, familiares y amigos le dieron el último adiós, entre lágrimas, hicieron un breve pase de lista donde el nombre del comandante José Alejandro Melitón Canchola Quintero se gritó con fuerza para que los asistentes corearan ¡Presente! en tres ocasiones.

El crimen

El domingo 9 a las 8 de la noche en la calle Santa Cecilia esquina con Joaquín Pardavé de la comunidad Churipitzeo, el agente viajaba acompañado de su hija a bordo de un automóvil cuando fue perseguido por un grupo armado en una camioneta por lo que perdió el control del vehículo, se subió a la banqueta y terminó estrellándose contra el muro perimetral del templo.

Ese momento aprovecharon los sicarios para darle alcance y ejecutar a Canchola Quintero, actualmente adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato y quien había sido jefe de grupo de la Policía Ministerial en los municipios de Cuerámaro y Abasolo.

MEJZ*/nd