León Top 5

Sentimientos encontrados: vacunan YA a adultos mayores en León

Jazmín Castro / Jessica de la Cruz

León.- La primera jornada de vacunación contra el Covid-19 que vivió la ciudad de León dejó algunas quejas por parte de las personas que se formaron desde un día antes, o la madrugada del lunes, debido a que el retraso de la aplicación de vacunas generó molestia en la mayoría de los adultos mayores que hicieron fila en los módulos.

Además, de los 43 centros de vacunación, 19 se vieron rebasados en su capacidad de atención y algunos llegaron a registrar más de mil 500 personas formadas para recibir la dosis AstraZeneca.

El ‘viacrucis’ de la vacuna lo vivieron personas de la tercera edad, que por horas resistieron el sol, el calor, la sed y hasta las ganas de ir al baño, todo por no perder su lugar que resguardaron por tanto tiempo.

Desde el pasado domingo, adultos mayores o sus familiares se formaron en distintos puntos de la ciudad, para poder acceder a la vacuna. Pese a que el alcalde de la ciudad, Héctor López Santillana, señaló que no era necesario aglutinarse, ni quedarse toda la noche para recibir la dosis, pues 143 mil llegaron a la ciudad para atender a la población más vulnerable.

Entre desinformación y cansancio

Correo realizó un recorrido por distintos sitios de vacunación, donde adultos mayores señalaron que este proceso se tornó agotador, engorroso y con desinformación.

Tan solo en el Hospital las Joyas, les solicitaron copia del INE, CURP, además el registro para la vacuna que tuvieron que realizar vía internet, pero que la mayoría no portaba, pues comentaron que dicho documento no está plasmado en los requisitos.

Mientras que en lugares como: Poliforum, el Hospital Materno Infantil, Estadio de los Bravos, el Centro de Estudios Tecnológicos (CETis 21), la escuela Secundaria Federal Número 1, el Centro Social de los Castillos, así como la Clínica del IMSS 51, fueron algunos de los espacios que registraron largas filas durante horas.

Tan solo en la Velaria de la Feria, se registraron hasta las 4:30 de la tarde de ayer, dos mil 500 vehículos que ocuparon todo en un carril de bulevares como: Avenida del Niño, bulevar Francisco Villa, bulevar Torres Landa, y bulevar Adolfo López Mateos.

En la escuela primaria Gabino Barrera, de la colonia Los Limones, María de la Luz López, una ciudadana de 64 años de edad comentó, que a las 05:00 horas llegó a formarse y luego de pasadas 12 horas, es decir, a las 17:00 horas todavía no había sido vacunada, ni siquiera había avanzado 100 metros en su posición de la fila desde que llegó.

Añadió que las autoridades no instalaron baños públicos, y los únicos disponibles eran los del Centro de Salud, el cual había cerrado desde las 14:30 horas. Tampoco, dijo, les dieron algún tipo de atención pese a que había muchas personas en sillas de rueda.

Foto: Cristina Muñoz

Abuelitos liberan un suspiro de alivio

Con una sonrisa en el rostro, una mirada de fe y esperanza, Silvia Meza, de 70 años de edad, fue de las primeras personas que llegó a formarse al Centro de Vacunación de Poliforum en León. Llegó junto con otros integrantes de su familia desde el domingo por la tarde, para recibir su vacuna AntiCOVID.

“En 70 años nunca había visto yo algo como esto y realmente para mí saber de la vacuna fue una luz de esperanza”, dijo.

Silvia externó, que en mayo pasado, en la primer ola de contagios de la Covid-19, perdió a una de sus familiares, y aseguró que es un dolor muy grande el no poder despedir a uno de los integrantes de su familia como ellos hubieran querido.

En menos de una semana, el virus acabó con esa vida muy rápido, y hoy el poder tomar la vacuna es una esperanza para que ella pueda superar la pandemia.

Toda la familia esperaba esta vacuna

Alberto Morales, quien hizo fila desde un día antes para que su suegra tomara la vacuna, comentó que en su familia fueron varios los que se enfermaron de Covid-19, incluso él mismo salió positivo al virus, pero la pérdida más fuerte que tuvieron fue el fallecimiento de su suegro, el cual murió hace ya seis meses.

“La verdad es de los eventos más importantes que habido en mi vida, por lo menos para la gente que sí lo puede hacer (tomar la vacuna) y para la gente que esta esperanzada que lo podremos hacer; ojalá y se dé, es una esperanza de vida, así lo veo yo”, agregó.

El viacrucis de eternas filas

Son trillizos y a sus 82 años, María Antonia, María de Jesús y Tereso Villalpando Soto, esperaron animados para recibir la vacuna y prevenir el Covid-19.

En el exterior de las instalaciones del Hospital Las Joyas, los hermanos esperaron por algunas horas el momento de su vacuna, mientras sus familiares se encargaron de los trámites.

Al igual que la mayoría de los adultos mayores, los hermanos Villalpando Soto no pudieron evitar reflejar en su rostro el cansancio y hasta fastidio de permanecer en el intenso calor.

Aunque amables y optimistas, los tres señalaron su agrado porque pronto recibirían la dosis que les brinda tranquilidad para su salud.

Un año sin salir de casa

Las hermanas María y Victoria Luévano, vecinas de la colonia Constituyente de Guanajuato y León II, respectivamente, llegaron a las instalaciones del Poliforum, donde permanecieron por varias horas a la intemperie y padeciendo el frío, pero ambas se dicen contentas porque la vacuna les brinda tranquilidad ante el virus del COVID.

Sin embargo, al igual que ellas, varios adultos mayores en la fila coincidían en la emoción, pero también en el temor de recibir la vacuna y tener alguna reacción adversa.

María Luévano, comentó que hace unos meses adquirió el virus y su estado de salud se vio afectado severamente, “estoy contenta porque gracias a Dios hoy lo puedo contar, y pues vale la pena la espera para recibir la vacuna”, explicó.

Foto: Cristina Muñoz

Mientras que Bertha, vecina de la colonia Las Arboledas comentó que durante un año no salió de casa, estuvo bajo el cuidado de sus hijos y hoy aunque se sentía cansada se mostró optimista de poder recibir la vacuna.

Confusión en las filas

Aunque en puntos de vacunación como el Poliforum, los adultos mayores al observar las largas filas se mostraron preocupados por no alcanzar este día un espacio, pero fue a través del sistema de fichas que les aseguraron su lugar, mientras que para los cientos de vehículos en espera desde la avenida del Niño, bulevar Francisco Villa y Adolfo López Mateos, les fue marcado el medallón con un número para evitar que otras unidades se incorporaran por espacios “apartados”.



Foto: Cristina Muñoz

Te podría interesar:

SZ

Related posts