Sentencian en Texas con dos cadenas perpetuas a exlíder de Los Zetas

Foto: El Heraldo.

Tras su arresto en el 2016, finalmente la Procuraduría Federal de Texas declaró culpable por narcotráfico y lavado de dinero a Juan Francisco Treviño excabeza del cártel Los Zetas

Notimex

Dallas, EE. UU.- Juan Francisco Treviño Chávez, cabecilla del cártel mexicano de Los Zetas, fue sentenciado hoy a dos cadenas perpetuas y 20 años más en una prisión federal, tras ser declarado culpable de siete cargos de narcotráfico por toneladas de droga a Texas.

La Oficina del Procurador Federal para el Oeste de Texas informó que la jueza Alia Moses de la Corte Federal en Waco le impuso, además de las sentencias de cárcel, la orden de pagar una multa de 2 millones de dólares, y una sentencia de dinero por otros 2 millones de dólares.

Treviño Chávez, de 38 años, es sobrino de los líderes de los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales (Z-40) y Oscar Omar Treviño Morales (Z-42).

Los múltiples cargos

Un jurado lo declaró culpable, el pasado 24 de julio, de conspiración para poseer marihuana con la intención de distribuir, conspiración para importar marihuana, distribución ilegal de sustancias controladas y conspiración para poseer cocaína con la intención de distribuir.

A Treviño Chávez también se le declaró culpable de conspiración para importar cocaína, conspiración para poseer armas de fuego para promover el tráfico de drogas y conspiración para cometer lavado de dinero.

La evidencia

Las pruebas en el juicio revelaron que desde 2004 hasta septiembre de 2016, Treviño Chávez fue miembro de Los Zetas, una organización transnacional de narcotraficantes que opera principalmente en los corredores mexicanos de Nuevo Laredo (Tamaulipas), Ciudad Acuña y Piedras Negras (Coahuila).

La evidencia también reveló que el también conocido como ‘Kiko’ Treviño organizó la fuente y distribución de grandes cantidades de narcóticos, el lavado de los ingresos de la venta de drogas y el control de células de traficantes y de un grupo de sicarios armados en el área de Nueva Laredo.

Las pruebas también mostraron que participó en el tráfico de más de 250 mil kilos de cocaína, cientos de miles de kilos de marihuana y cientos de armas de fuego.

En el proceso en su contra, las autoridades mostraron también la forma en que participó en el lavado de cientos de millones de dólares en ingresos por drogas.

Los testimonios revelaron que después de los arrestos de sus tíos, Los Zetas se dividieron en dos grupos y Kiko Treviño asumió el liderazgo de uno de esos dos grupos, el Cártel del Noreste (CDN), y en este papel, controló toda la droga y las operaciones de tráfico de armas de fuego, así como del lavado de dinero del CDN.

Treviño continuó en este papel de liderazgo hasta su arresto en 2016.

nd