Redacción

Irapuato.- Ocho seminaristas fueron elevados a diáconos por el Obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz en ceremonia a puerta cerrada en Catedral.

Este martes por la mañana los jóvenes seminaristas recibieron la ordenación a Diácono de manos del Obispo quien los llamó a ayudar a la iglesia a vivir su consagración en apoyo a los feligreses.

En su mensaje, el Obispo los conminó a seguir el ejemplo de Jesús y sus apóstoles, de llevar su palabra y ayudar al pueblo de Dios a alcanzar la vida eterna.

Exigió a los nuevos diáconos, a ser portavoz de paz y buena nueva para la población y a ayudar en las adversidades espirituales en el marco de pandemia.

“Son mensajeros de la palabra de Dios, y en estos tiempos de pandemia, esmérense en llevar la palabra, pero sobre todo en creer, enseñar y vivir el evangelio de Cristo”.

Te podría interesar:

SZ