Jazmín Castro

León.- Luego del tercer y último Informe de Gobierno del alcalde Héctor López Santillana, algunos miembros del Ayuntamiento resaltaron que quedó a deber en materia de seguridad, prevención del delito y participación social.

Desde la sala de cabildo, donde la afluencia fue reducida a un máximo de 20 personas, López Santillana resaltó los logros que alcanzó su gobierno en dos administraciones.

Más detalles aquí: Rinde López Santillana su tercer y último informe de gobierno en León

Sin embargo, los regidores de oposición enfatizaron que la inseguridad y clima de violencia se desbordó en la ciudad, mientras que los panistas calificaron la seguridad como un reto que sigue pendiente por enfrentar y que tendrá que dar continuidad la siguiente administración.

Por su parte, el síndico panista Christian Cruz Villegas, a un mes de que concluya la administración dijo que es tiempo de coordinar esfuerzos entre los entes de gobierno y otras corporaciones.

“Sí hay un pendiente que no se concluyó, seguimos viviendo olas violentas, seguimos teniendo decesos casi diarios ”, comentó.

Mientras que la sindico Leticia Villegas, quien repetirá administración ahora con la alcaldesa electa Alejandra Gutiérrez, precisó que la seguridad cambiará de contexto y forma, aunque no ahondó en detalles, dijo que será Gutiérrez Campos quien lo informe.

“El tema de seguridad tiene otra perspectiva, cada una de las madres dentro de las casas, cada uno de nuestras familias conocemos cuáles son las situaciones que vivimos, falta continuar con la fuerza y el entusiasmo”, resaltó.

Por su parte, los regidores morenistas como Vanessa Montes de Oca, Gabriela Echeverría y Gabriel Durán, coincidieron en que la administración dio pésimos resultados en materia de seguridad, y aunque se les cuestionó su participación dentro del Ayuntamiento leonés, justificaron que no fueron escuchados y sobre todo que no hubo esa integración de la que tanto se presumió.

Te puede interesar: Matan a niño de solo 6 años en León durante ataque armado en El Coecillo

Los regidores morenistas calificaron que la violencia azotó a León y arrastró a la desintegración de familias, aunado a la carencia de servicios básicos y el golpe económico de la pandemia provocó un incremento en los delitos del fuero común.

Además, señalaron que no hubo efectividad en programas de prevención y atención de adicciones, así como atención a la pobreza y desarrollo social, pues los temas prioritarios en este último trienio coincidieron que fue únicamente la infraestructura.

MD