Jazmín Castro

León.- El secretario de educación de Guanajuato, Jorge Enrique Hernández Meza, anunció que iniciarán un proceso riguroso de evaluación para los estudiantes, y prevé que para agosto estén operando 13 mil escuelas en la entidad.

Mientras tanto, en próximos días regresarán mil 200 escuelas para sumarse al pilotaje y se tendrán que preparar para estas pruebas.

Regreso a clases

El funcionario señaló que a más de un año de que estudiantes no pisen las aulas y tomen clases por Internet, televisión u otras vías tecnológicas, se debe conocer cómo está el nivel de conocimiento de los alumnos.

“El concepto de pobreza educativa que es justo esta referencia de los niños que no pueden comprender un texto sencillo, los niños principalmente menores de 10 años, es una de las métricas (…) lo que hace Guanajuato es continuar con las pruebas estandarizadas, para Guanajuato tenemos el diseño y aplicación se llama RIMA”, explicó.

El funcionario estatal, resaltó que será durante el regreso a clases en agosto, donde en la primera etapa del diagnóstico se aplicará la prueba ‘RIMA’ de manera censal para estudiantes.

Con los resultados harán dos diseños, que incluye la recuperación de aprendizajes con planeación a mediano y largo plazo.

Sin embargo, será responsabilidad de los profesores detectar el grado de avance o rezago de sus alumnos, para que los docentes desarrollen un plan adecuado para cada alumno y así elevar el conocimiento del estudiante.

No obstante, reconoció que no tienen la capacidad para dotar de tecnología a todas las escuelas por cuestiones de presupuesto como el Internet, pues comentó que en México y Guanajuato, no es un recurso que esté disponible para todos los alumnos, “tenemos la posibilidad de haber probado en escuelas con conectividad, sin conectividad, grandes, pequeñas, rurales, indígenas, esa información se está concentrando para llevarla a los consejos técnicos donde se discute la forma de llevar el conocimiento”, comentó.

Escuelas vandalizadas 

Por otro lado, dio a conocer que se invertirán 20 millones de pesos para escuelas que fueron  vandalizadas,  y 160 millones de pesos para 2 mil 880 escuelas que presentaron detalles menores.