Fernando Velázquez

León.- La Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu) del estado resaltó que en la gran mayoría de los indicadores que integran el Índice de Rezago Social (IRS) elaborado por el Coneval, Guanajuato refleja avances en relación con el 2010, aunque reconocen que hay una “gran área de oportunidad” en cuestión de niños que no asisten a la escuela.

La secretaría admitió que se tiene un área de oportunidad importante en el rubro de niños de 6 a 14 años que han desertado de la escuela o simplemente no acuden a una, pues Guanajuato se ubica como el tercer estado donde este problema está más presente.

A través de una ficha informativa, la dependencia que encabeza Gerardo Morales Moncada apuntó que en el 91 por ciento de los indicadores hay una mejoría respecto al 2010, lo que permitió que Guanajuato avanzara cinco lugares en el referido índice, ubicándose en el lugar 16, donde el primer lugar lo tiene el estado de Chiapas.

Además, la Sedeshu destacó que Guanajuato fue uno de los cinco estados que mejoraron su indicador estatal, al pasar de rezago social medio en el 2010, a rezago social bajo en el 2020.

Lo anterior, producto de que, por ejemplo, hace 11 años, uno de cada dos guanajuatenses mayores de 15 años tenían su educación básica incompleta, y ahora es uno de cada tres. 

Asimismo, la población sin derechohabiencia a servicios de salud se redujo del 26 al 20 por ciento, al igual que las viviendas con piso de tierra que disminuyó de 4.15 a 2.34 por ciento.

Otros indicadores que mostraron mejoría fueron las viviendas sin sanitarios, sin drenaje o sin energía eléctrica.

Finalmente, la dependencia estatal subrayó que en al comparar 2020 con el 2010, se observa que en seis municipios mejoraron sus condiciones, mientras que tres retrocedieron en el Índice de Rezago Social, siendo estos Pueblo Nuevo, Valle de Santiago y Huanímaro, que tenían un rezago muy bajo, y ahora entraron en la categoría de rezago bajo.

LC