Cuca Domínguez

Salamanca.- Las empleadas domésticas fueron el sector que más se ha visto afectado tras estar desempleadas desde el inicio de la pandemia, luego de que los patrones las mandaron a sus casas, pero sin finiquito o algún pago parcial, mucho menos prestación médica, y es fecha que no han podido encontrar empleo, aseguró Clara Rodríguez Mares, representante del colectivo de trabajadoras del hogar en Salamanca.

Precisó que desde que comenzó la pandemia los patrones pidieron a sus trabajadores que se quedaran en sus casas, que tras la pandemia regresarían a laborar, pero no se les finiquitó, no se les liquidó y tampoco se les entregó algún pago parcial, “se escucha mal, pero aprovecharon para deshacerse de su responsabilidad como empleadores”, dijo  la activista.

Dijo que tiene el caso de una señora que la desemplearon y la patrona la liquidó y como ella varias más, pero hay muchos otros más que solo les dieron las gracias, con la promesa de que las volverían a emplear, sin embargo tampoco las liquidaron. 

Rodríguez Mares, destacó que sin embargo las mujeres que se quedaron sin empleo en las casas, desarrollaron otras habilidades vendiendo por catálogo, pusieron sus pequeñas tiendas de abarrotes o venta de comida, de antojitos mexicanos y es con lo que han podido salir adelante.

La situación de las mujeres trabajadores del hogar dijo es complicada, la pandemia y otros factores les han afectado de manera importante, sobre todo porque nadie les ha brindado ayuda y solas están enfrentando esta pandemia, además de que en muchos de los casos son jefas de familia lo que agrava la situación, porque tiene que conseguir el sustento, precisó.

EZM