Fernando Velázquez

León.- Los exgobernadores panistas de Guanajuato, Carlos Medina, Juan Manuel Oliva y Miguel Márquez, reaparecieron en la escena pública como parte de un bloque de exmandatarios estatales que buscan ayudar a arrebatarle a Morena la mayoría en la Cámara de Diputados en los comicios del 2021.

El bloque es denominado ‘Unidos por México’ y está conformado por un total de 15 exgobernadores, entre los que destacan Ernesto Ruffo, Ignacio Loyola, Guadalupe Osuna, Patricio Patrón, Miguel Márquez y Juan Carlos Romero Hicks.

En la presentación nacional de esta agrupación, Carlos Medina reconoció que en el 2018 las elecciones se dieron en un momento de enojo con la clase política, y una sociedad con una gran brecha entre los que concentran la mayor cantidad de riqueza y otros segmentos que carecer de acceso a mejores oportunidades.

Sin embargo, indicó que Morena se ha convertido en un partido de estado hegemónico más grande incluso que el PRI del siglo XX.

“Consideramos que los tiempos que vive México nos llaman a la lucha y no ser omisos, por eso hoy más que nunca queremos trabajar con la sociedad, con el PAN, para mantener y acrecentar nuestra democracia, defendiendo las libertades en nuestro país (…) queremos ayudar a que el PAN recupere la vigencia plena de nuestros principios fundacionales”, dijo el exmandatario.

Promueven vinculación con asociaciones civiles

Por ello, los exgobernadores buscan promover que ciudadanos puedan ser candidatos arropados por el PAN y vincular al partido con organizaciones civiles, así como lanzar programas para formar ciudadanos y reclutar precandidatos.

“De ninguna manera somos los actores preponderantes, ya tuvimos un ciclo, pero queremos seguir contribuyendo (…) queremos ser ciudadanos contribuyendo con suela, sudor y saliva, sabiendo que no necesariamente somos los únicos, ni los mejores ni los más iluminados; sin embargo, no podemos declinar a esa vocación democrática”, manifestó Romero Hicks. 

El bloque de exgobernadores aclaró que este movimiento busca contribuir al partido de cara a las elecciones del 2021, y no dividir a Acción Nacional, pues respeta a sus órganos de gobierno.