Redacción

Coahuila.- Mario Alberto, de 29 años de edad, del municipio de Frontera, Coahuila, llegó el sábado pasado al Hospital General No. 7 del IMSS de Monclova con síntomas de Covid-19 y fue ingresado al área correspondiente.

No obstante, mientras esperaba los resultados de la prueba PCR (de confirmación) se levantó al baño y, cuando unos 20 minutos después, un enfermero fue a buscarlo, lo encontró colgado de una sábana que había atorado con la puerta.

Tristemente, Mario Alberto nunca se enteró que no estaba infectado, pues poco después recibieron el resultado del examen negativo a Covid. Lo que sin duda impactó en el personal del hospital.

Al respecto, el delegado del nosocomio, Leopoldo Santillán Arreygue, lamentó lo ocurrido (pues no se sabe si la motivación fue la angustia, el miedo o la desesperación) y descartó que fuese culpa del mismo personal que lo atendía en el momento.

Sobre la posibilidad de prevenir más casos como este, apuntó que todos los pacientes que entran al área Covid reciben apoyo psicológico de alguna manera, pero este es específico al salir por los estragos de ansiedad que deja la enfermedad.

Con información de El Universal

ndr