Nayeli García

Irapuato.- Ocho de cada diez personas se sienten cada vez más inseguros viviendo en Irapuato, pues los robos y los balazos son las situaciones más recurrentes que han sufrido entre el 70 y el 80% de los irapuatenses, según reveló la Encuesta de Victimización y cultura de legalidad en Irapuato, por parte del observatorio ciudadano ‘Irapuato ¿Cómo vamos?’, sobre la ciudad en la cual el 94% de los delitos no se denuncian.  

La encuesta fue financiada por la Embajada de Estados Unidos y fue realizada a mil 100 viviendas de la ciudad en donde se detectó que entre los delitos ocurran más cercanos al círculo familiar, más percepción de inseguridad sentirá la familia y de no tomar en cuenta estas mediciones en el desarrollo de políticas públicas, se estarán tomando malas decisiones, advirtió el director general del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad, Francisco Rivas. 

El estudio reveló que el 53.3% se siente seguro en sus hogares y sólo el 19.4% ve su colonia como un lugar seguro para vivir, por lo que el 46% de los habitantes de Irapuato han optado por modificar sus hábitos por miedo a la inseguridad e incluso el 36% prefiere ya no salir de noche. 

Y es que el 80% de los encuestados dijo que los robos son recurrentes en sus colonias y el 70%, señaló que escuchar balazos es lo que más seguido sucede en la ciudad, y al menos la mitad de los encuestados considera que la situación va a crecer en los próximos meses. 

El director del observatorio en Irapuato, Raúl Calvillo explicó que la encuesta reveló también una enorme cifra negra, de un 94%, pues por ejemplo el dos por ciento de los encuestados dijo haber sido víctima de robo en el transporte público y el 31% en la vía pública, datos que no aparecen reflejados en las carpetas de investigación del Sistema Nacional de Seguridad Pública. 

La falta de denuncia es uno de los problemas más recurrentes, ya que el 52% de los encuestados dijo no haber denunciado los robos y sólo el 7% lo hizo, pero de éstos sólo  el 73% acudieron al Ministerio Público y de éstos casos sólo en 6 de cada 10 denuncias, fue abierta una carpeta de investigación. 

Francisco Rivas advirtió que las autoridades deben de tomar en cuenta la información de victimización, pues suele minimizar estos datos por considerarlos no oficiales, pero de no hacerlo se seguirán tomando malas decisiones en la creación de políticas públicas para combatir la inseguridad. 

EZM