Conecta con nosotros

coronavirus

Se preparan para recolección de residuos de pacientes contagiados

La alcaldesa de Cuerámaro supervisó este sábado estas labores de Limpia y desde ahí pidió a la población trabajar junta para evitar que se disperse el virus

Periodico Correo

Publicado

En

Manuel Arriaga

Cuerámaro.- La alcaldesa de Cuerámaro, Ana Rosa Bueno Macías, supervisó este sábado las labores de recolección de residuos sólidos en el municipio. Desde ahí, hizo un llamado a la sociedad para contribuir en evitar la propagación del Coronavirus, a través del aislamiento social y la limpieza constante de manos.

“Atendiendo las recomendaciones de la OMS Organización Mundial de la Salud me di a la tarea de supervisar las acciones encaminadas a la recolección de los residuos sólidos de las personas contagiadas de COVID-19”, señaló La alcaldesa a través de sus redes sociales.

“Las pandemia requiere del esfuerzo de toda la humanidad, sin el apoyo en acatar las recomendaciones de prevención no habrá relleno sanitario ni hospitales que nos alcancen para cuidar la salud de los Cueramarenses”, destacó.

Dijo que se seguirá insistiendo que los ciudadanos se cuiden, “porque de esa manera nos cuidamos todos. Y sigue las recomendaciones básicas de prevención: Lávate las manos con agua y jabón frecuentemente; No te toques la cara (ojos, nariz y boca); Los adultos mayores, niños, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónico-degenerativo no salir de casa; No acudir a lugares masivos; No hacer reuniones familiares ni sociales; Respeta la sana distancia”, enfatizó.

LC

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

coronavirus

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

México.- Con la COVID-19 tienes probabilidades de pérdida de gusto y olfato; pero no todo el mundo presenta este síntoma.

Ambos virus presentan síntomas muy parecidos, algunos de ellos son dolores corporales y de garganta, fiebre, tos, dificultad para respirar, fatiga y dolor de cabeza.

Alguna diferencia es que, la gripe suele sentirse más enfermas durante la primera semana, mientras que con la COVID-19, lo peor podría llegar en la segunda o tercera semanas y la patología podría prolongarse más tiempo.

La pérdida de gusto y olfato por el coronavirus, no todo el mundo lo presenta, por lo que no es un método de detección fiable. Esto remite a las pruebas, que ganarán importancia a medida avance la temporada de influenza este otoño en el hemisferio norte.

Daniel Solomon, un médico experto en enfermedades infecciosas del Brigham and Women’s Hospital y de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, apuntó que someterse a la prueba de detección de uno o ambos virus dependerá de su disponibilidad y de que virus circule en la zona en que se vive.

La gripe como la coronavirus se propaga a través de las gotas que salen de la nariz y la boca. En los dos casos, el foco de contagio puede ser una persona que no sabe que tiene el virus. La gripe tiene un periodo de incubación más corto, una vez de contraer los síntomas puede tardar en mostrarse entre uno y cuatro días, frente al coronavirus, se puede demorar de dos a 14.

La COVID-19 es más contagioso que la gripe. Pero mucha gente con el virus no se lo contagia a nadie, mientras que algunas lo transmiten a muchos otros. Estos “actos de superpropagación” son más habituales con el COVID-19 que con la gripe, apuntó Solomon.

Las precauciones importantes contra el coronavirus: mascarilla, distancia social y lavado de manos.

*Con información de El Universal.

AC

Continuar Leyendo

coronavirus

Si la vacuna remonta esta fase en cada uno de los países, se abriría una tercera etapa que, si concluye con éxito, permitirá obtener una autorización condicional o definitiva

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
sanos

Redacción

Madrid.- La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) dio luz verde al ensayo clínico con humanos para hallar una vacuna contra el coronavirus, participarán más de 500 voluntarios de España, Bélgica y Alemania.

La prueba, primera de este tipo que se realiza en el país ibérico, es de la fase 2 del antígeno de última generación que desarrolla la empresa belga Janssen, que pertenece a Johnson&Johnson, y que ha sido bautizada como AD26COV2S.

El ensayo al que se sumarán 190 españoles, se implementará también en Bélgica y Alemania, y en total colaborarán 550 personas seleccionadas por los centros de investigación de los tres países europeos donde los candidatos tendrán que superar exámenes médicos y responder a entrevistas

Todos los voluntarios se verán sometidos a un seguimiento pautado para comprobar si la vacuna es segura y eficaz y deberán comunicar cualquier manifestación extraña que se produzca. No perciben remuneración, pero sí una compensación por los desplazamientos u otros gastos extraordinarios.

Si la vacuna remonta esta fase en cada uno de los países, se abriría una tercera etapa que, si concluye con éxito, permitirá obtener una autorización condicional o definitiva.

La fecha probable: segundo semestre de 2021. Las pruebas en España serán en los hospitales de La Paz y La Princesa de Madrid y en el Marqués de Valdecilla, en Santander.

“Los voluntarios que participen en el ensayo clínico serán adultos de entre 18 y 55 años, y también mayores de 65, sanos y no hayan estado infectados con coronavirus”, dice César Hernández, jefe de Medicamentos de Uso Humano de la AEMPS.

Casi un millón

La pandemia deja en el mundo 965,059 muertos y 31,231,209 enfermos desde que la OMS dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre, y 22,822,258 se recuperaron. La cifra de contagios sólo refleja una parte de la totalidad por las políticas dispares de los países para diagnosticar, algunos sólo lo hacen con personas que necesitan una hospitalización y en países pobres la capacidad de realizar test es limitada.

RC

Continuar Leyendo

coronavirus

Los síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unido, obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

Redacción

Reino Unido.- La farmacéutica AstraZeneca ha difundido detalles de la tercera fase de los ensayos clínicos de su vacuna contra el coronavirus, que desarrolla en colaboración con la Universidad de Oxford, un segundo voluntario del proyecto presentó una enfermedad neurológica “inexplicable”.

La aparición de estos síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unido, obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones, la segunda a primeros de este mes.

En el primer caso, la voluntaria recibió una dosis de la vacuna antes de desarrollar inflamación de la médula espinal, conocida como mielitis transversa, que provoca debilidad en brazos, piernas y puede causar problemas en los intestinos y la vejiga.

También te puede interesar: ¿Podría ser una ‘epidemia de dientes rotos’ otra consecuencia del Covid?

Una vocera de la farmacéutica detalló al Times que se encontró que la voluntaria tenía un caso previo, no diagnosticado, de esclerosis múltiple, no ligado a la vacuna, y el ensayo se reanudó poco después.

En el segundo caso, la voluntaria enfermó tras recibir la segunda dosis de la vacuna.

En su informe, la empresa, con sede en Cambridge, señaló que “una revisión independiente” determinó que en ambos casos “se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna, o bien que no había pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas o no con la vacuna”.

En Reino Unido, Brasil, la India y Sudáfrica los ensayos se han reanudados, mientras en Estados Unidos siguen en pausa, según The New York Times, que es quien ha alertado de lo que estaba pasando. El citado medio asegura que esta vacuna experimental ya ha sido administrada a 18 mil personas en todo el mundo, aproximadamente.

También te puede interesar: Joven muere baleado… su acta de defunción dice Covid

Resultados adversos

En cuanto a las enfermedades sobrevenidas, la compañía no ha aportado muchos detalles por el momento. Se sabe que la primera participante desarrolló una inflamación de la médula espinal conocida como mielitis transversa tras recibir una dosis de la vacuna. La compañía informó del caso en julio.

Más tarde se determinó que la mujer padecía una esclerosis múltiple que no le había sido diagnosticada y que no estaba relacionado con la vacuna, pues a menudo viene acompañado con mielitis transversa. Por lo tanto, los ensayos fueron reanudados.

La segunda participante enfermó después de una segunda dosis de la vacuna, obligando a detener de nuevo los ensayos el pasado 6 de septiembre. AstraZeneca afirmó que su diagnóstico no había sido confirmado, pero una fuente anónima familiarizada con la situación aseguró al periódico neoyorquino que la enfermedad había sido identificada como mielitis transversa.

Los expertos están mostrando preocupación ante una posible falta de comunicación entre los voluntarios que se han prestado para realizar los ensayos clínicos y la empresa, alertándoles de las enfermedades que estaban contrayendo estos casos. Por ello, la empresa ha asegurado su intención de aumentar la transparencia acerca de sus investigaciones.

RC

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario