Redacción

Mexicali.- Este hombre nos demostró qué tan importante es la amistad y compañía de su perrito para él, y sobre todo, que su vida vale lo mismo que la de cualquier otro ser vivo.

La madrugada del domingo, su casa ardió en llamas a causa de un corto circuito; el incendio se expandió hasta su coche. Todo se estaba incendiando, y él había logrado salir a tiempo… pero su mejor amigo no.

Al darse cuenta de esto, Mario ‘N’ de 56 años, quien es sordo, entró en desesperación, pues no podía decirles a los bomberos que su perrito seguía adentro y que por favor lo salvaran.

Hacia todo lo que podía a través de señas. Tomó una manguera de agua para ayudar a los bomberos a apagar el fuego lo más pronto posible.

De pronto, de la casa salió un elemento con el perrito en brazos, al ver esto, Mario se soltó a llorar de alegría y corrió a cargarlo, se arrodilló y lo abrazó muy fuerte.

A él no le importó que su casa se quemara, sino que su perrito estuviera bien. Nos demostró que lo que en realidad interesa, son los amigos, no lo material. Tuvo un final feliz.

Con información de Frontera Noticias

Te podría interesar:

SZ