Se duplican niños que piden dinero en las calles por Caravana Migrante

Foto: Archivo

Según la Coordinación de Atención a Niños, la cantidad de niños que piden dinero en los cruceros del municipio aumentó hasta a 49 tras el paso de la Caravana en Irapuato

Nayeli García

Irapuato.- Con el paso de la Caravana Migrante por Irapuato, los niños, niñas y adolescentes pidiendo dinero en los cruceros cercanos a los albergues se duplicaron; así lo dieron a conocer autoridades municipales, durante la tercera y cuarta sesión ordinaria del Sistema Municipal de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

En noviembre de este año se realizó un monitoreo por parte del CANNASE en las calles de la ciudad y en primer momento se detectaron 12 niños y niñas que estaban pidiendo dinero por primera vez; mientras que en el segundo recorrido ya eran 30.

Esto debido, según la CANNASE a que cuando los migrantes llegaron a Irapuato, una de las formas en que consiguieron dinero fue poniendo a los niños a mendigar en los cruceros o a acompañarlos.

Aunque ese incremento fue temporal, la presidenta del DIF Municipal, Ana Isabel Ortiz García, señaló que es un problema real y que existe, el cual se está atendiendo pero depende del rescate de la familia que se van a conseguir avances significativos; además del apoyo de la sociedad para que no den dinero a los niños porque “tú lástima, los lastima”.

Encadenados a las calles

En el diagnóstico presentado por el DIF Municipal se establece que en el primer monitoreo realizado en 31 puntos de la ciudad detectaron a 32 niños principalmente vendiendo cosas o pidiendo dinero, de los cuáles se quedaron en las calles 20, y en el segundo monitoreo ya eran 49, de los cuáles siguen en las calles, 19 niños.

De los niños que trabajan en las calles, el 87.6% pertenecen a la zona urbana, el 4% a la zona rural y el resto, niños indígenas.

La mayoría oscila entre los 6 a los 11 años de edad, le siguen los niños de 12 a 14 años, y algunos son de 0 a 2 años, los más pequeños, precisaron las autoridades, “son niños que acompañan a sus padres a pedir dinero y por lo tanto corren el riesgo de quedarse encadenados a las calles”.

El alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez destacó en la sesión que el origen de esta y otras problemáticas que orillan a los niños a delinquir o a la drogadicción está en la familia, por lo que con la reestructura del DIF Municipal éste estará dedicado a estos temas sensibles de rescate de la familia.

nd