Se deslinda La Aldea de instalación de tuberías

En días pasados, Jesús Miranda acusó a la plaza de invadir su terreno con tubería. Foto: Martín Silva

Aseguran que no son los responsables porque no tienen permiso de Simapag para esas obras, se dicen respetuosos del entorno y la comunidad que se encuentra cerca de donde se desarrolla la obra 

María Espino

Guanajuato.- Jürgen Beltrán Solórzano, representante legal y vocero de los propietarios del centro comercial La Aldea, se deslindó totalmente de los daños que alguien haya ocasionado en un predio aledaño a la zona donde se desarrolla la construcción, aseveró que ya investigó con el encargado de la obra y le aseguraron que no tienen nada que ver, incluso que hay una separación entre la construcción con el lote afectado de aproximadamente 300 metros.

Nosotros no tenemos la autorización por parte del Simapag para hacer las obras que se señalan y precisamente por ello nosotros no hemos sido quienes invadieron y molestaron a la persona que se dice dañada en sus bienes”

Jürgen Beltrán,  Vocero del centro comercial La Aldea

Esto luego de que Jesús Miranda, habitante de la comunidad de Yerbabuena, denunció a través de correo que trabajadores del centro comercial ingresaron a su propiedad sin ninguna autorización para realizar labores de instalación de tuberías para la empresa y ocasionaron daño.

Beltrán Solórzano  mencionó que por parte de La Aldea aún no han iniciado trabajos para colocar tuberías a los alrededores de la obra, porque el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Simapag) no les ha dado la autorización para ello, por lo que reiteró que en lo que a ellos respecta se deslindan totalmente de las acusaciones.

Dijo que quizás se trate de alguna obra que autorizó Municipio o gobierno del estado, o quizás el mismo Simapag, aunque dijo saber que este organismo ya se deslindó del asunto, por lo que sugirió al afectado buscar por otro lado para determinar quién es responsable de la afectación.

“Nosotros, y lo señalo muy categóricamente, tanto la desarrolladora del inmueble como nuestros contratistas no tienen nada que ver con el predio que se vio afectado (…) porque esa construcción y por qué ese predio no está ni autorizado por el Simapag, ni por cualquier otra autoridad o dependencia, eso me lleva a concluir que o se trata de otra desarrolladora inmobiliaria o se trata de otra autoridad”, expresó.

Aseveró que la desarrolladora con la que trabajan y los contratistas no harían nada que fuera en contra de la ley y que afectara el entorno del lugar en donde edifican el centro comercial.

“Como desarrolladora y responsables de la obra del centro comercial siempre vamos a respetar los reglamentos que nos imponga la ley y las normas que nos impongan las Secretarías y las propias direcciones del Municipio, únicamente vamos a desarrollar aquello que nos permia la legislación y la ley pertinente en la entidad”, dijo Beltrán, y añadió que son respetuosos del entorno y la comunidad que se encuentra cerca de donde se desarrolla la obra y no impactarían de manera negativa.

RC