Se deben prever 5 millones de pesos para liquidaciones: regidor

Julio Ortiz Vázquez. Foto: Martín Silva

Julio Ortiz Vázquez manifestó que este dinero que puede obtener de los 10 millones de pesos pagados por la cablera que aún no están etiquetados

María Espino

Guanajuato.- Se debe prever tener aproximadamente 5 millones de pesos para pagar la liquidación de los empleados municipales que sean despedidos con la transición de gobierno municipal, así lo manifestó el regidor del PRD Julio Ortiz Vázquez, quien no precisó cuanta gente tendría que dejar la administración pues dijo que eso dependerá de las decisiones que tome el nuevo gobierno.

Ortiz comentó que el dinero que se necesita para tener la solidez para finiquitar a los que sean dados de baja, pudiera tomarse del pago de 10 millones de pesos que hizo la cablera Total Play, dinero que no ha sido etiquetado y que está marcado como un ingreso excedente con el cual se pueden apoyar para cerrar bien la administración, además de cubrir algunos pendientes como lo es la tercera parte de la rehabilitación del Museo de las momias de Guanajuato, mencionó que este recuso ayuda en gran medida a lograr un buen cierre de administración.

“De los 10 millones que pagó total Play como no vine etiquetado queda como ingresos excedente (…) se debe proveer recursos para liquidación del personal que se va por el cambio de administración y el manejo de estos cambios, además de analizar los pendientes que hay por resolver (…) este recurso viene a darnos mucho oxígeno para terminar bien la administración”.

El funcionario dijo que de los 10 millones de pesos que pagó al municipio Total Play se tomaron los 235 mil pesos para pagar la multa que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) impuso al municipio por tirar agua sucia a cielo abierto en la comunidad de los Nicolases, por lo que restan 9 millones 765 mil pesos que están en las arcas del municipio, que aún no se etiquetan.

Mencionó que la propuesta de como emplear dicho recurso será turnada a la Comisión de Hacienda para que sea analizada de acuerdo a las prioridades que el municipio tiene por resolver en mataría de finanzas.

Julio Ortiz aseguró que hay finanzas sanas pero que el haber recibido los 10 millones de pesos dio al municipio un buen margen para que no haya baches financieros y en caso de que se presente algún problema hay la suficiencia económica para resolver lo que se presente durante el proceso de entrega-recepción.

RC