Manuel Arriaga

Pénjamo.- La Sierra de Pénjamo no sólo es el área donde la gente vive con falta de empleo y de servicios, es también la zona más fría del municipio, sus habitantes sólo pueden refugiarse ante las bajas temperaturas, aunque los programas sociales llegan a cuentagotas, aseguran que es necesario la aplicación de más acciones para mejorar su calidad de vida. 

Allá, las familias viven entre el hacinamiento y la pobreza.  

En la Sierra de Pénjamo, las familias ponen en riesgo su vida al hacer fogatas en lugares cerrados para poder calentarse ante las bajas temperaturas de la temporada invernal que apenas comienzan. El delegado de la comunidad Tierras Negras señaló que solicitarán al DIF municipal la entrega de cobijas para las familias de escasos recursos, allá, es donde el frío cala hasta en los huesos.  

Bernardino Rodríguez Flores, habitante de la comunidad Tierras Negras, una de las más importantes de la Sierra de Pénjamo informó que el frío apenas comienza en la presente temporada invernal.  Aseguró que los más afectados, como siempre, son los que menos tienen “han venido algunas familias para manifestarnos que necesitan ayuda, vamos a solicitar al DIF municipal el apoyo con cobijas”, citó el entrevistado. 

Agregó que en la comunidad no existe un albergue o un refugio temporal para los más necesitados, por lo que, la única solución es que las familias se protejan dentro de sus mismos hogares. “las familias se defienden solitas, hacen una limbradita dentro de su casa”, aseguró el delegado municipal. 

Por su parte, María Luisa Cuéllar, una de las madres de familia más marginadas de la comunidad, destacó que el clima juega un factor muy importante para una comunidad que sólo puede vivir de la agricultura y de la ganadería. Ella vive en una casa prestada, con paredes de ladrillo pero con techo de lámina galvanizada, en época de frío aseguró que su casa parece un congelador. 

 Sólo un ligero suéter la protege del frío, se dijo confiada en que las autoridades hagan la entrega de cobijas o ropa invernal pues en toda la sierra de Pénjamo hay familias de escasos recursos que sólo tienen lo necesario para sobrevivir.  

EZM