Jazmín Castro 

León.- El confinamiento por la pandemia provocó que los casos de violencia familiar fueran en incremento y con ello los casos de violencia feminicida.

Tan solo el Instituto Municipal de la Mujer (IMMujer), dio a conocer que atendieron en tres meses 126 casos de mujeres que eran amenazadas de muerte, además de que intentaron privarlas de su libertad, y violencia extrema.

Por lo anterior la directora del Instituto Mónica Maciel Méndez, resaltó que ha tenido gran aceptación entre las mujeres el plan emergente de atención que se brinda a través de WhatsApp, donde las víctimas han recibido atención psicológica, orientación jurídica y sobre todo áreas de apoyo para ser escuchadas.

Resaltó que en el trabajo que han conformado bajo el programa de “Redes de Mujeres sin Violencia”, en los últimos cinco años se han sumado 16 mil mujeres de al menos 300 diferentes colonias como: Santa María del Granjeno, Azteca, Rivera de la Presa, Carmen CTM, Santa Cecilia, además de comunidades como La Sandía y Santa Ana del Conde.

La suma de cada uno de los casos arrojó que en ese periodo se atendieran a más de mil mujeres con apoyo psicológico, jurídico y en materia laboral.

LC