Gilberto Navarro

Guanajuato.- La posible legalización de la marihuana no tendría un impacto sensible en la seguridad pública de la capital, ya que el consumo de esta sustancia va a la baja, ya que, del total de los detenidos con drogas, solo cerca del 15 por ciento tienen en su poder la hierba.

Esto en referencia a la aprobación en el Senado de la República en lo general y en lo particular, del dictamen de la Ley General de Regulación de la Cannabis, en la cual se amplió la cantidad de portación para consumo, el cultivo domestico de la planta y su consumo en espacios públicos, legislación que para entrar en vigor debe de tener la aprobación de la Cámara de Diputados.

El Secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, Samuel Ugalde García, refirió que se mantienen atentos a los cambios en las legislaciones en torno al cultivo, portación y consumo de marihuana, estos todavía no están aprobados y en dado caso de que se avalen y adquieran el nivel de ley, harán las adecuaciones a la operatividad necesarias, como sería la capacitación a los policías de que está permitido y que no.

Consideró que, la legalización de la marihuana no tendría un impacto significativo en la seguridad pública de la capital, ya que, la portación de esta droga, al menos en las detenciones que realizan, ha ido a la baja, en cambio el consumo de cristal ha aumentado.

“Hay que esperar todo el procedimiento, estamos viendo cualquier escenario como ha sido en otros países, ver como vienen los lineamientos (…) utilizando el ejemplo de otros países, no es tanta la diminución, hablando de Guanajuato Estado y las últimas estadísticas, de mínimo 3 años, el consumo de la mariguana es menos y la del cristal es más (…) de los detenidos con algún tipo de drogas, el 80 por ciento, traen cristal, dentro de las sustancias estamos hablando que el 80 por ciento son droga sintética, lo demás es mariguana, un cinco por ciento de otra sustancia, pastillas u otra cosa”.

Señaló que el consumo de cristal si impacta en los índices de delitos, ya que algunos de los consumidores, para mantener su adicción comienzan a robar a su familia y esto escala a faltas administrativas y delitos.

“Propicia la conducta de faltas administrativas y también delictivas, es decir conductas antisociales, cual puede ser que le va a robando a la familia para seguir consumiendo o robar en una calle, a veces roban objetos que intercambian por droga, se han detenido incluso menores de edad de 12 y 13 años”.

AC