Por estos días la línea 1 del Cableblús cumple un año de operaciones con 9.2 kilómetros, 6 estaciones y 377 cabinas con capacidad para 10 personas que van de Indios Verdes a Chapultepec.

Para Doppelmayr fue otro importante golpe en su accionar aquí. Llegó hace 17 años con un teleférico en Zacatecas. Le siguió otro en la Barranca del Cobre en Chihuahua, otro en Parral en la misma entidad, en Monterrey y uno más en Nuevo Vallarta en un hotel de Vidanta de Daniel Chávez.

También edificó el tren APM que conecta la terminal 1 y 2 del alicaído AICM de Carlos Morán. Compitió por la línea 2 del Cablebús que ganó la franco-italiano Poma-Leitner, y ahora está lista a participar en la subasta por la línea 3 que anunció Claudia Sheinbaum.

Este mes será la subasta para conectar las 4 secciones de Chapultepec y aumentar los accesos al poniente de la CDMX.

Para la austriaca con 130 años y que comanda Arno Inauen sería un escalón más en su presencia. Konstantinos Panaguiotou, cabeza aquí desde hace 10 años, hace ver que la CDMX por su tamaño y los problemas de transporte es una ventana al mundo.

Esta compañía, que en su momento asimiló a la suiza Garaventa opera en 96 países con 3,000 empleados y una facturación prepandemia de 1,000 mde. Tiene 15,000 instalaciones en operación que mueven 10 millones de pasajeros por hora.

Lee también: IMEF Guanajuato alerta por lento crecimiento en la economía del estado

En teleféricos tiene 60% del mercado con presencia en destinos alpinos de Europa y Asia. En América está en EU, Canadá, Perú, Colombia, Venezuela, Bolivia, Dominicana y Brasil.

Doppelmayr eligió a México como un punto estratégico. Recién anunció la construcción de su centro de capacitación para AL que iniciará a finales del año. Estará en Vallejo e invertirá 10 mde.

Panaguiotou hace ver que los sistemas de transporte por cable son una buena alternativa como alimentadores en sistemas multimodales. Añade que Sheinbaum apostó por ellos en la CDMX y ha resultado favorable.

Son ecológicos, con gran impacto social y autofinanciables, pondera el ejecutivo griego.

Hoy un reto en la coyuntura es la disrupción de las cadenas productivas y la inflación. Las tarifas de contenedores se han triplicado y el acero pasó de 450 a 2,000 dls la ton. La variación de precios en la manufactura de Europa supera el 35%, lo que lastima al mercado y con lo que la industria debe batallar.

Como quiera amén de las opciones en CDMX, Doppelmayr evalúa otros proyectos. Hay alguno en el centro del país que podría prosperar. Veremos.

CRÉDITO REAL, INVIABLE CONCURSO EN EU Y 3,400 MDP 3 BANCOS

Recién se conoció que algunos bonistas de Crédito Real que dirige Felipe Guelfi solicitaron un concurso en NY bajo el capítulo 11. Se cree que el procedimiento no prosperará, más allá de que ese segmento, de acuerdo a la estrategia, quedará en la cola de pagos con una quita de al menos 80%. La prioridad es en cumplir con la banca mexicana. Le platicaba de Nafin de Luis Antonio Ramírez con un adeudo de 115 mdd. También considere a Banorte de Marcos Ramírez con 2,000 mdp, Santander con 700 mdp y BBVA con una suma similar. El pasivo que arrastra Crédito Real es de 2,300 mdd.

COMPACTOS Y SUBCOMPACTOS NO AYUDAN Y MERCADO SIN AVANCE

Amén del déficit de entre 55,000 y 75,000 autos en la oferta por la disrupción de las cadenas productivos, otro elemento en contra para la industria está en la falta de novedades sobre todo en los segmentos de autos compactos y subcompactos, que tanto se mueven. Esto tampoco anima a la clientela. De ahí que según las estimaciones de AMDA que preside Guillermo Rosales el mercado se ubicará sobre el millón 25 unidades en 2022, o sea casi tablas vs 2021.

Quizás te interese:

JRP