Cuca Domínguez

Salamanca.- Las instalaciones de la escuela primaria Francisco I Madero turno matutino y Aguiluchos de Chapultepec en el turno vespertino del fraccionamiento Villarreal fueron saqueadas, se robaron cableado eléctrico, tubería de agua, mesas, proyectores, enciclopedias, sillas, el sistema de la alarma, se llevaron las cámaras del sistema de video vigilancia, sillas, las bombas del agua y el cableado de la cancha nueva y abrieron 8 de los 18 salones dejando daños cuantiosos.

Por el ello  el director del plantel, el profesor Dimas Moreno Pantoja, informó que se presentó la denuncia correspondiente ante la agencia del Ministerio Público, por lo que personal de esa dependencia con el apoyo de peritos acudieron al plantel para levantar evidencia del robo que se estima ha estado sucediendo durante días, además de que prácticamente han dejado al plantel sin electricidad y sistema de vigilancia, incluso se están llevando los estantes.

“Nos están dejando todo inservible; los daños son bastante en este momento no se puede cuantificar, hay que ver en el sistema todo lo que se llevaron, comparar el inventario y lo que falta para tener con exactitud el monto, además de todos los daños que generaron porque dañaron las puertas para ingresar a las aulas”, dijo.

El directivo dijo que los vecinos le informaron que había gente dentro de la escuela la noche del domingo, por lo que llamó al 911 y vino la policía, pero no encontró a nadie y hasta éste día que vinieron a ver maestros y padres de familia se dieron cuenta que abrieron una de las puertas por la calle Pluripartidista y por ahí se metieron.

“Los vecinos nos mandaron un vídeo donde se ven hombres acarreando cosas en un triciclo, pensamos que era otra cosa, porque eso que se veía es poco a todo lo que falta; nos dejaron una escuela fantasma; si tuvieran que regresar a clases presenciales, esta situación lo dificultaría; tan solo por esta causa no tenemos agua; en todos los salones hay un arrancadero de cables de electricidad, se llevaron todo lo que encontraron en 8 de los 18 salones; además de que abrieron la biblioteca, la dirección, el salón de la tarde los niños de necesidades especiales, hicieron un boquete en una de las bodegas del turno vespertino, en suma dañaron todo”, dijo.

El profesor Dimas dijo que le da tristeza que muchas de las veces los responsables pueden ser padres de familia y no tienen conciencia de lo que están haciendo y no perjudican a una persona, perjudican a una gran cantidad de niños.

Incluso hizo un llamado para que “por lo menos algo de todo lo que se llevaron los regresen; porque no creo que regresen el cableado, o la tubería del agua la que se generó una fuga que dejó un gasto de agua por más de 12 mil pesos, luego volvieron a robarse otro tubo y ahora están cobrando 2 mil 500 pesos, lo que generó que mejor se cerrara el suministro del agua desde la parte de afuera, pero todo el daño que generaron no se podrá subsanar porque los padres de familia están en situación difícil, porque muchos han perdido su empleo y ahora o podrán cooperar, pero ojalá puedan regresar algo”, concluyó.

EZM