Redacción

León.- El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) informó que aún está en espera de los resultados de la investigación por la muerte de cinco de sus trabajadores en un módulo de desbaste para, de acuerdo a los resultados, deslindar responsabilidades.

Tras haber pasado casi cuatro meses y que el pasado martes los familiares señalaron que hubo deficiencias en la investigación, el organismo del agua en la ciudad emitió un comunicado mencionando que están a la espera de los informes de las autoridades para lo consecuente.

Lee también: Piden cese de directivos de SAPAL por desinterés en incidente de personal

“El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) reitera su cooperación, como ha sido desde el primer momento, con las autoridades correspondientes para el esclarecimiento y la determinación de responsabilidades, respecto a los hechos ocurridos en el Módulo de Desbaste”, informó.

El pasado 13 de noviembre, cinco trabajadores de SAPAL fallecieron cuando trabajaban en un módulo de desbaste, donde la combinación de químicos provoca la emisión de gases tóxicos.

La institución también dio a conocer que se ha dado seguimiento a los procesos de apoyo a los familiares, pero omitió por completo lo solicitado por estos el día de ayer que pedían el cese de los directivos Enrique de Haro y Jorge Ramírez.

“Para el cobro de su finiquito, que incluye, en estricto apego a la Ley Federal del Trabajo, el pago por sus días laborados y los proporcionales de aguinaldo, vacaciones, prima vacacional y prima de antigüedad. (…) el Consejo Directivo de Sapal autorizó un apoyo extraordinario a fin de atender las necesidades más inmediatas de los deudos”, se explicó en un comunicado.

ndr