GUERRA FRÍA. El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León y la Comisión Estatal del Agua arrancaron una serie de mesas técnicas con la CONAGUA para revisar las alternativas que puede haber para que León pueda tener agua una vez que El Zapotillo no es considerado viable para dotar a esta ciudad según la 4T.

HACIENDO TIEMPO. De acuerdo al boletín emitido ayer por Sapal, la mesa técnica es para revisar “el tema de las concesiones”. La realidad es que está muy claro que en este sexenio no hay la menor posibilidad de que el gobierno federal pueda cambiar su parecer en la exclusión de León.

PUNTO DE PARTIDA. Eso lo sabe el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo quien ahora parece estar convencido de que no puede ni debe abandonar el frente, esto es, la mesa de las negociaciones aunque sepa que la 4T no cambiará de postura.

RAZONAMIENTO. Al final, como le he comentado aquí esta es una guerra que también tiene sus tiempos y sus caducidades. El gobierno de López Obrador ya dijo “no” a El Zapotillo pero esa administración no es eterna. Le quedan 3 años que no serán suficientes ni siquiera para la apuesta que tiene el gobierno federal de construir una presa con una cortina no superior a los 50 metros de altura y que solo beneficie a Guadalajara.

SERENOS. Se trata de un proyecto que no solo resultaría costoso sino hasta riesgoso y Guanajuato no tiene porqué abandonar la mesa de diálogo y probablemente ni siquiera requiera interponer algún recurso jurídico.

NO PELEAR. Y tan importante como lo anterior, pese a que el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro arregló por su cuenta una salida con la 4T, el gobierno estatal no se va a confrontar con su vecino porque sería darle gusto a la Federación.

AGUANTE. Va de nuevo. Es una cuestión de tiempo. La relación con el gobierno federal en este sexenio se ha tornado a veces imposible pero aun queda la apuesta de esperar con la ilusión de tiempos mejores.

LA DEL ESTRIBO…

Muy sufrida la vida de nuestros diputados locales de principio a fin. Anteayer sesionaron por última vez y ayer ya comenzaron a cerrar el changarro. Nueve comisiones legislativas sesionaron ayer para clausurar los trabajos respectivos de cada una de ellas. Hoy están en la agenda 3 más que también cierran.

Mañana se instala oficialmente el comité de transición de las legislaturas entrante y saliente. Quedarán 10 días oficialmente para el cambio de legislatura y una buena parte de los integrantes de la legislatura ya se desocuparon.

Algunos solo esperarán porque fueron reelectos y otros más ya se preparan para el “chapulinazo” al nuevo cargo.

A 9 AÑOS DEL GABINETE DE MIGUEL MÁRQUEZ: SOBREVIVIENTES Y AVES DE PASO

De los 14 personajes que nombró hace exactamente 9 años el entonces gobernador electo Miguel Márquez para integrar su gabinete, solo unos cuantos sobreviven en la nómina gubernamental aunque no necesariamente en el estado.

De hecho, 3 se mantienen en el mismo cargo en el gabinete, 2 están en el gobierno en un cargo de otro nivel y otros en otro poder o instancia de gobierno.

Antonio Salvador García López, nombrado secretario de Gobierno llegó hasta el quinto año con gris desempeño.

Con quien fuera primer secretario de Desarrollo Social y Humano de ese gobierno, Ector Jaime Ramírez Barba, el destino ha sido agridulce.

Ector Jaime porque pasó de ser una de las figuras del gabinete a ser el sacrificado para dar paso en esa dependencia al delfín emergente, Diego Sinhue, a quien Márquez no tenía en mente.

Ramírez Barba pasó a ser diputado local en el segundo trienio y al final, feamente desairado para el Senado porque Márquez optó por Erandi Bermúdez

De Héctor López Santillana, primer secretario de Desarrollo Económico presumió que su ratificación era en atención al sector empresarial. En 2015 se convirtió en candidato emergente en León. Completó un segundo período y ahora se alista para regresar a la administración estatal como director del Puerto Interior.

Javier Usabiaga, excolaborador de Vicente Fox y quien fuera del bronx fue el gran fichaje para terminar de desarticular al fallido Pacto de la Loma. Fue secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural. Renunció en 2016. Murió en septiembre de 2018.

Christian Cruz fue el primer secretario particular. No aguantó todo el sexenio. Fue secretario general del Congreso de 2015 a 2018 y ahora síndico del Ayuntamiento en León y se apresta a regresar al Congreso al mismo cargo de hace 3 años.

Juan Aguilera, el primer vocero de Márquez, fue uno de los nombramientos más cantados. Tampoco terminó el sexenio. Aguilera hoy se ve más cómodo como director de Tv4.

En Educación, Márquez presentó a Eusebio Vega como un especialista en el área pero no brilló mucho y después se ha conformado con cargos de menor nivel. Sigue en el gobierno estatal.

Del primer secretario de Salud, Ignacio Ortiz, muy poco que decir aunque casi termina el sexenio. Daniel Díaz llegó como relevo en abril de 2017 y tras más de 4 años, ahí sigue.

El secretario de Finanzas Juan Ignacio Martín cumplió todo el sexenio y ahora está fuera del sector público.

Fernando Olivera, secretario de Turismo se convirtió en rey del rollo y el “blof”. Un rock star en el área que luego ocupó el mismo cargo en el gobierno de Tamaulipas.

Al de Obra Pública Arturo Durán, también lo presumió como una de las propuestas que escuchó del sector empresarial. Entre azul y buenas noches su labor. Recientemente lo rescataron en León como primer Administrador de servicios. Ni fu ni fa.

De Isabel Tinoco, secretaria de Transparencia y Rendición de Cuentas dijo hace 9 años también muy poco que decir.

Qué decir del dúo dinámico. Ahí siguen Alvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa aunque este último contra las cuerdas ante la permanente embestida de la 4T. Ahí se mantiene a pesar de todo pero ya lo dijo él mismo, en la apuesta de tumbarlo, “quizá lo logren”.

JOSÉ ABUGABER: FAVORITO A CONCAMIN ENTRE NUBARRONES

A solo una semana de la elección, se mantiene el diagnóstico que le comenté aquí hace un par de semanas en el horizonte del empresario zapatero leonés José Abugaber en su aspiración de ser el próximo líder de la Confederación de Cámara Industriales (Concamin).

De acuerdo a expertos y conocedores de las entrañas de Concamin, el expresidente de la Cámara de Calzado y del Consejo Coordinador Empresarial de León es el favorito por encima de Alejandro Malagón del sector alimenticio y de Netzahualcóyotl Salvatierra, empresario del sector constructor.

El problema para Abugaber es que hay una impugnación a las reglas del juego  planteadas desde la misma secretaría de Economía que encabeza Tatiana Clouthier, cuestionamientos que han sido capitalizados por Enoch Castellanos un combativo presidente de Canacintra quien sostiene que la elección programada para el 21 de septiembre, será invalidada, sea cual sea el resultado.

El punto es que hay un escrito de Economía para impugnar algunos estatutos frente a los cuales se amparó Concamin. En otras palabras, la agrupación que quiere liderar Abugaber tiene un pleito legal ni más ni menos que con la 4T.

El conflicto sigue en curso mientras se desarrollan las elecciones pero el riesgo es latente de que el proceso pueda declararse nulo porque hay empresarios que quieren ver el mundo arder en esa contienda.

En otras palabras, si no hubiese este conflicto abierto, casi podríamos cantar que Abugaber será presidente de Concamin pero hay amenaza de tormenta legal.

Y se ratifica ese imán especial que tiene Abugaber para que sus intentonas originales en la búsqueda de liderazgo empresarial se den bajo el signo del escándalo.

Cuando buscó ser presidente de CICEG a principios de siglo, contendió frente a Javier Plascencia y si bien ganó la única elección democrática de los zapateros, esta se declaró nula posteriormente por los mandones del sector y se eligió a un tercero en discordia que resultó ser Pedro González, que luego fue presidente de Sapal. Tres años después Abugaber fue presidente.

Y luego en 2009 quiso ser presidente del Consejo Coordinador Empresarial leonés pero se topó con un bloque que vio con malos ojos su buena relación con el entonces gobernador Juan Manuel Oliva. Lo vetaron y apareció Federico Zermeño como emergente. Dos años después fue líder del CCE leonés.

Hoy acaricia la presidencia de Concamin pero hay un pleito jurídico con la 4T. ¿Se volverá a quedar en la orilla o lo veremos como contrapeso del gobierno federal?