María Espino

Guanajuato.- Este domingo se celebraron 100 años de la edificación por vez primera del Santuario de Cristo Rey, ubicado en la cima del Cerro del Cubilete, sitio que cada año es visitado por cientos de personas procedentes de diversas partes de México y del mundo, espacio de culto religioso de gran significado para los mexicanos, su fama es tal que ha puesto a Guanajuato en los ojos del mundo principalmente de la comunidad católica.

Cabe señalar que la monumental escultura de Cristo Rey actual es la segunda que se colocó en este importante recinto luego de que la primera, que fue erigida en 1920, fuera destruida en 1928 mientras sucedía la Guerra Cristera y por orden del entonces gobierno de Plutarco Elías Calles.

Doce años pasaron antes de que se colocara la monumental escultura de Cristo Rey que actualmente conocemos, la cual se ubica a una altura de 2 mil 579 metros sobre el nivel del mar; la pura estatua mide 20 metros y pesa 80 toneladas, misma que imponente se puede ver entre los cerros desde poblados y ciudades aledañas. Su arquitectura y ubicación valieron para que en el 2017 fuera nombrado una de las 50 Maravillas de Guanajuato.

Pese a los tiempos de pandemia ocasionada por el COVID-19 la celebración del centenario de existencia de este santuario religioso no pasó desapercibido a pesar de las restricciones que hay, por lo que las misas y visitas de festejo se efectuaron con poca gente.

Durante una de la misa oficiada por el Arzobispo Alfonso Cortés, el religioso recordó a los asistentes la importante celebración que se conmemora este domingo, mencionó el cumpleaños número 100 del Santuario a Cristo Rey, además recordó que en 1928 fue dinamitado.

“Hoy celebramos una fecha histórica en la vida de este Santuario dedicado a Cristo Rey, el 12 de Marzo de 1920 se puso la primera piedra y el día 11 de Abril de 1920 se consagro litúrgicamente este lugar a Cristo Rey; en Junio de 1924 los obispos de México consagraron este monumento y consagraron al pueblo de México a Cristo Rey, era un tiempo de sufrimiento del pueblo mexicano en el tiempo de la revolución”.

Desde hace días los representantes religiosos invitaron a la población en general a no acudir a la celebración de la fiesta de Cristo Rey, esto con el objetivo de evitar aglomeraciones, por ello las misas se trasmitieron de manera virtual sin embargo para muchos pudo más la fe y las ganas de visitar de manera presencial este emblemático santuario y desde el sábado llegaron cientos de visitantes.