Agencias

Ciudad de México.- Santiago Ormeño es la nueva sensación en la convocatoria de la selección de Perú para la Copa América, que empieza este fin de semana en Brasil, al final ganaron al delantero a la Selección Mexicana.

El nuevo delantero del León, nacido en la Ciudad de México hace 27 años, se subió a la lista del experimentado entrenador Ricardo Gareca, quien dejó fuera a los veteranos Ricardo Ruidiaz y Paolo Guerrero.

Ormeño fue muy discutido al tener las nacionalidades mexicana y peruana, incluso entró en conversación sobre algún posible llamado al Tricolor, pero Gerardo Martino no lo consideró.

En el último año de la Liga MX, el capitalino anotó 17 goles –siete en el Guardianes 2020 y el resto en el 2021– para el Puebla, que lo catapultaron al certamen internacional de la Conmebol.

En la lista de Gareca, también aparecen otros elementos del balompié mexicano, como Ánderson Santamaría (Atlas) y Yoshimar Yotún, recién coronado con el Cruz Azul. Además, destaca la ausencia de Pedro Aquino, mediocampista del América y quien podrá reportar desde temprano en cuanto arranque la pretemporada en Coapa.

Perú fue finalista en la última edición de la Copa América, al perder ante la anfitriona, Brasil.

Su padre queda dolido

Pese a que sus orígenes son peruanos, el padre de Ormeño declaró que está dolido porque la Selección Mexicana no lo consideró.

“La verdad es una cosa que duele. Como padre uno lo que ha hecho es apoyarlo desde que nació; él se ha desarrollado en México, siempre habíamos querido que juegue en México”, declaró Walter Ormeño Jr. para un medio de comunicación peruano.

“Casi toda su familia y amigos son de México; quedan los menos por allá (en Perú), pero como sea, él sabe lo que es un cacao, un seviche, sabe lo que es la cultura del Perú, sabe lo que es su abuelo y lo que ha sido. Él estuvo seis meses en el Cuzco y tenía amigos peruanos, compañeros en el Garcilazo”.

Sin querer entrar en polémica, Walter señaló que Gerardo Martino, técnico del Tricolor, prefirió convocar a su compatriota Rogelio Funes Mori, “sabemos lo que él dijo, que no le llenaba el ojo, que él necesitaba otro tipo de jugador”.

EZM