Foto: Eduardo Ortega

Nancy Venegas

Irapuato.- A unas horas de dar a luz por segunda ocasión Sanjuana Francisca de 23 años de edad, decidió aplicarse la vacuna anticoronavirus. Venció sus temores por las secuelas que pudiera presentar por la dosis e hizo fila por 5 horas para obtener la primera dosis AstraZeneca.

Bajo los intensos rayos solares, cansada y junto a su esposo, la madrugada de este lunes, Sanjuana Francisco, con 37 semanas de su segundo embarazo se arregló y viajó desde la comunidad Serrano hasta el Inforum para aplicarse la primera dosis que la protegerá a ella y su bebé del Covid-19.

También lee: Entre confusiones por la edad, inicia vacunación en 17 municipios de Guanajuato

“Llegamos a las 5 y media de la mañana al Inforum, fue larguita la fila pero valió la pena, nos atendieron muy bien”, platicó Sanjuana, mientras a otras mujeres embarazadas y personas con discapacidad esperaba su turno en la fila donde hasta las 10:30 horas se contabilizaban cientos de personas.

Pasaron 5 horas para que Sanjuana recibiera la primera dosis anticoronavirus, pese a que en jornadas anteriores ya habían aplicado vacunas a mujeres embarazadas no se decidía ante el temor de las repercusiones que pudiera tener su bebé.

“Vine hasta ahora cuando ya casi me voy a aliviar porque tenía mucho miedo por todo lo que se escuchaba de las vacunas, era más mi miedo a que algo le pasara a mi bebé, pero hoy vine porque no me quiero enfermar y [quiero] que mi bebé esté en las mejores condiciones”.

LC