Foto: Especial

Roberto López

San Miguel de Allende.- Ecuador y México son países hermanos gracias a la unión de Santa Ana de los Ríos de Cuenca y San Miguel de Allende.

En un acto solemne a distancia se hizo oficial el hermanamiento desde el salón de Cabildos del Palacio Municipal y con la presencia de una comitiva diplomática encabezada por el embajador de Ecuador en México, Enrique Ponce de León Román, y el presidente municipal Luis Alberto Villarreal.

“Ambas ciudades únicas, irrepetibles, cósmicas, que permiten el desarrollo y fomento de la cultura, de lo que como pueblo somos, de lo que nos hace tener identidad y sentirnos orgullosos”, expresó Villarreal García ante los participantes en una transmisión en vivo con la embajadora de México en Ecuador, Raquel Serur Smeke; el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios Ullaury; y la directora general de Coordinación Política de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Ximena Escobedo.

Por sus coincidencias, dada su naturaleza turística, vocación agrícola, industrial y educativa, ambas municipalidades —ahora ciudades hermanas— reforzaron su lazo diplomático para fortalecer su dinámica internacional, promover su potencial artesanal, difundir su cultura, arte y actividad comercial.

“Las experiencias de éxito de ambas ciudades permitirán que mejoremos la calidad de vida de nuestros habitantes. Ya lo decía Carlos Fuentes: ‘nos necesitamos…Con lo más profundo de nuestro corazón y los brazos abiertos de par en par los abrazamos’”, añadió el Alcalde sanmiguelense, quien calificó a Cuenca como ‘La Atenas de Ecuador’.

Preparan eventos

Debido a la calidad de artesanos cuencanos, Villarreal extendió la invitación para que Cuenca sea la ciudad internacional invitada en la próxima edición de la Feria Internacional de la Lana y el Latón 2021, a la que se sumará Oaxaca como ciudad nacional invitada para esta misma edición a finales de este año.

Adicionalmente, Luis Alberto Villarreal formalizó un intercambio académico para que estudiantes de ambas ciudades puedan viajar y estudiar, compartir experiencias y, a través de sus aprendizajes, fortalezcan sus respetivas culturas.

“Si mencionamos el turismo, la cultura, la educación, las artes, la artesanía, la agricultura, el comercio… si mencionamos todas estas, van a ser materias de las cuales ambos municipios van a poder trabajar de la mano en beneficio común, pues tenemos la absoluta certeza de que así será. Ambos ayuntamientos están confiados a personas de acción, no a simples políticos de turno, sino a personas de convicción de servicio y han decidido trabajar por el bien de sus correspondientes ciudades con absoluto éxito”, expresó, en agradecimiento, el embajador de Ecuador en México.

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, resaltó este hermanamiento al tiempo que destacó el potencial a explotar a favor de los cuencanos y los sanmiguelenses.

“Aquí estamos para recibirles con los brazos abiertos, con la calidad y la calidez que le caracteriza al pueblo de Cuenca que, estoy seguro, es exactamente igual cuando nosotros, los cuencanos, podamos estar visitando San Miguel”, enfatizó el mandatario de Cuenca.

La nueva hermana

Santa Ana de los Ríos de Cuenca se ubica al sur de Ecuador, en la provincia de Azuay, en el valle de la cordillera de los Andes.

Tanto la embajadora de México en Ecuador, Raquel Serur, como la funcionaria de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Ximena Escobedo, coincidieron en el compromiso de los gobiernos para preservar el patrimonio cultural, tangible, intangible y natural, de Cuenca y San Miguel, al ser declaradas en la Lista de Patrimonio Cultural de la UNESCO, en 1997 y 2008 respectivamente.

Al cierre del acto protocolario, Luis Alberto Villarreal y Enrique Ponce de León signaron el acuerdo de hermanamiento, con lo que se consumó el enlace diplomático internacional, prosiguiendo a la toma de la Fotografía Oficial de los asistentes.

ndr