Foto: Especial

Staff Correo

San José Iturbide.- El desabasto de leche Liconsa en el estado también ha repercutido en el municipio de San José Iturbide, puesto que la última ocasión que las familias recibieron el producto fue desde el pasado mes de diciembre.

Por esta razón, alrededor de 20 personas se dieron cita desde las 8:00 de la mañana de hoy miércoles al exterior de la lechería situada en la calle Revillagigedo con el propósito de obtener el producto lácteo, sin embargo, nuevamente se les comentó que no había llegado.

Distintas personas refirieron que la persona encargada de la lechería solo les explica que no hay leche, pero no les informa la fecha probable de la llegada de producto. Asimismo, resaltaron que una ocasión anterior la leche tardó en llegar tres meses, pero en esa ocasión —a diferencia de esta que ya suma 4 meses— sí fueron informados de la ausencia.

“Hablamos por teléfono al número que trae la tarjeta y no contestan. Tenemos alrededor de 4 meses, desde diciembre, que no recibimos leche y no tenemos fecha para cuando”, subrayaron.

Sin información

Una de las afectadas, la señora Flor Gutiérrez, refirió que, en efecto, desde el año pasado carecen de leche y aunque recordó que sólo en una ocasión —en el mes de enero— si se llegó a repartir, precisó que fue una sola vez.

Hasta el momento no les han proporcionado algún oficio, información, publicación o correo de la situación e, incluso, el encargado de la lechería sólo les mencionó que a él tampoco le han dado aviso alguno.

Cuatro meses sin leche

Desde hace al menos cuatro meses, las familias beneficiarias con el producto de la lechería Liconsa ubicada en la Colonia Esfuerzo Obrero, dejaron de recibir el alimento. Sin previo aviso el lugar fue cerrado y cada semana los colaboradores del establecimiento acuden sólo a renovar el anuncio de suspensión.

Aquí venían muchas familias de rancherías a comprar la leche, pero desde noviembre ya no abrieron”, comentaron vecinos de la Colonia Esfuerzo Obrero.

Los habitantes dijeron que hasta antes de noviembre el local se abría a las 7:00 horas, todos los jueves para que las personas compraran a once pesos el litro de leche. Ahora aparece un cartel improvisado donde se lee “se suspende la venta de leche hasta nuevo aviso”.

Argumentan falta de bolsas

Mientras que en municipios de Guanajuato se ha señalado a la contingencia sanitaria del nuevo coronavirus como causa del desabasto de leche Linconsa, en Silao los beneficiarios han recibido como argumento la falta de bolsas plásticas para el empaquetado del alimento.

En algunos puntos de venta de la zona urbana como los ubicados en el fraccionamiento El Crucero y en las colonias Independencia, La Joyita y Sopeña, la situación comenzó en febrero. Juana, comerciante de la zona, comentó: “nos dijeron que como no había bolsa para embolsar la leche, nos estaban mandando menos”.

La situación de mayor problema se presentó a principios de este mes de marzo, pues “mucha gente se quedó sin el producto lácteo, después del día 11 empezaron que a regularizar las cosas pero todavía pasaron otros tres días, fue hasta el 15 pero sí duraron como 22 días sin darnos la dotación completa; nos decían que no tenían bolsa para empacar la leche (…) nos argumentaban que era por eso”, expuso Alma, otra de las afectadas.

La entrega se realiza de lunes a sábado a partir de las 8:00 horas y en recientes semanas, no pasaba la primera media hora cuando se había terminado el producto. En El Crucero solamente se repartían 500 litros y en la colonia Independencia, pese a que estaban citadas por horarios, el lácteo era insuficiente. De acuerdo con la versión de beneficiarios, la situación está regularizada.

El costo del paquete con dos litros es de once pesos y en ocasiones, cuando hay sobrantes, se vende a quienes ya realizaron consumo y que están inscritas en el programa de abasto social federal.

Con información de Enrique Pérez, Karla Silva y Nancy Venegas.

ndr