Yadira Cárdenas

Salamanca.- Tras la pandemia, más de una veintena de comercios del Mercado Barahona permanecen cerrados, los comerciantes solicitan apoyos para poder reactivarse, mientras tanto han buscado otras actividades para solventar las necesidades de sus familias. 

De los cerca de 200 locales con los que cuenta este mercado ubicado al sur de la ciudad, al menos una veintena de ellos permanecen cortinas abajo. Los propietarios o quienes los rentaban no han podido recuperarse económicamente para continuar con la actividad.

Lee también: Violencia e inseguridad frenan comercios, hoteles y restaurantes de Salamanca

La zona más afectada es la dedicada a la venta de ropa, calzado y accesorios, donde se pueden observar pocos locales abiertos y, de acuerdo a comerciantes, con bajas ventas:

“Los que se han mantenido desde la pandemia han sido los de los alimentos, las carnicerías, las frutas, verduras, las pollerías y todo lo que tiene que ver con los alimentos. De este lado muchos cerramos algunos meses por la pandemia, pero hay compañeros que ya no regresaron”, señaló Matilde Contreras.

Foto: Yadira Cárdenas

Mencionó que Los afectados han buscado la manera de reactivarse tocando puertas para solicitar apoyos, sin embargo, a la fecha no han podido hacerlo y han optado por dedicarse a otra actividad.

“Hay compañeros que todavía tenían mercancía y se fueron a los tianguis porque ya no les fue posible pagar la renta de local. Hay otros que venden comida en sus casas, pero sí da mucha tristeza ver gran parte de este lado del mercado cerrada”.

Los comerciantes esperan la llegada de apoyos para reactivar todo el mercado, así como para las mejoras que hacen falta en el edificio, por lo que busca dar un acercamiento con la nueva administración municipal.

Foto: Yadira Cárdenas

Te puede interesar: En el Tomasa Esteves esperan que César Prieto concrete mejoras y la seguridad

Urgente acelerar recuperación: PRI

Foto: Lourdes Vázquez

Ante situaciones como esta, provocadas por la pandemia del Covid-19, el diputado local del PRI, Alejandro Arias Ávila señaló que es necesario desde el Legislativo, acelerar las condiciones para la recuperación de la vida económica, laboral y social de los guanajuatenses.

Durante la instalación de la Comisión de Desarrollo Económico y Social del Congreso del Estado, el legislador priista señaló que de acuerdo con el INEGI y la Secretaría de Economía, en el primer trimestre de este año disminuyó 1.9% la tasa de participación laboral, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Además, aumentó la tasa de desocupación casi un 6% respecto del primer trimestre del 2020 y faltan casi 20 mil empleos formales por recuperar debido a las pérdidas ocasionadas por la pandemia, y aunque la actividad económica se ha ido recuperando, aún se tiene un déficit anual del 2.6% en este rubro.

El legislador manifestó que, aunado a todo ello, el salario promedio de los guanajuatenses no supera los 5 mil pesos mensuales, por lo que difícilmente con este ingreso, los ciudadanos pueden acceder al nivel de vida que todos merecen.

“Por eso, hoy más que nunca, Guanajuato demanda diputadas y diputados con alto sentido de responsabilidad y ética parlamentaria que haga del consenso resultados y de su curul trinchera que defienda la planta productiva y el empleo. Debemos comenzar una transición profunda que se forje a partir del emprendimiento, la innovación y progreso, no sólo para crear fuentes de trabajo, sino que éste sea digno”, señaló.

El coordinador de los diputados del PRI señaló que promover el crecimiento económico debe ser con el objetivo de consolidar una verdadera justicia social para quienes trabajan.

(Lourdes Vázquez)

ac