Yadira Cárdenas

Salamanca.- La Casa del Migrante “San Carlos Borromeo” continúa con baja afluencia de atención luego de que los migrantes prefieren seguir su ruta y no desplazarse a las instalaciones a recibir apoyo, aunque se espera que con el cambio de semáforo para la reactivación económica a verde se “normalicen” los servicios y aumente el flujo de beneficiarios.

Miguel Ángel Ramírez encargado de esta casa de asistencia señaló que continúa siendo baja la atención que se brinda debido a que los migrantes a su paso por Salamanca prefieren no desviar el camino hasta la colonia Constelación en la zona sur de la ciudad donde se ubican, luego de que las vías del ferrocarril pasan por la zona centro. También compartió que están en proceso de abrir la casa al 100% luego de que estaba restringido por la pandemia.

“Creemos que son varios factores, uno puede ser la distancia y que los migrantes ya no se quedan en la ciudad por varios días porque lo que quieren es llegar pronto a la frontera, y la otra puede ser porque todavía estamos en proceso de abrir todo el servicio de la casa con el cambio de semáforo”.

En las últimas semanas se han atendido hasta uno o dos migrantes a la semana y en ocasiones cinco o en familia, pero la cifra es variable y baja en comparación con antes de la pandemia, cuando se llegaban a tener hasta 30 migrantes a la semana.

“También hay que recordar que por la pandemia no se permitía pernoctar y solo se les brindaba alimento, atención médica, su kit de aseo personal y ropa, ahorita nos estamos preparando para abrir los dormitorios, porque no importa si son pocos o muchos los migrantes que necesitan de apoyo, pero vamos a estar preparados”, mencionó.

LC